De entre todos los libros de Luis siempre aconsejo Historia de una gaviota y del gato que la enseñó a volar, escrito durante sus años de residencia en la ciudad de Hamburgo, adonde llegó en la primera etapa de su exilio, después del golpe de Estado del general Pinochet. La subtituló con muy buen criterio Novela para jóvenes de 8 a 88 años. La edición ilustrada (Miles Hyman) de Tusquets es excelente y la dedicatoria, conmovedora: “A mis hijos Sebastián, Max y León, los mejores tripulantes de mis sueños; al puerto de Hamburgo, porque allí subieron a bordo, y al gato Zorbas, por supuesto”