¡Y aquí estamos de nuevo!

Estimadas lectoras, estimados lectores de piensaChile, como hemos estado informando a través de un breve texto desde hace un par de días, sufrimos un ataque de quienes se incomodan por nuestro trabajo de apoyo y publicidad a las actividades de las más diversas organizaciones sociales de nuestro país y de pueblos amigos: Lo venimos haciendo desde el mes de julio del año 2001 y lo seguiremos haciendo hasta cuando sea necesario.

A nuestros agresores le respondemos con las palabras de nuestro Presidente, Salvador Allende Gossens: “Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.“ Y por ellos seguimos en nuestra labor, apoyando a nuestro pueblo, que en octubre del 2019, “despertó de un largo sueño embrutecedor” de 30 años y ha comenzado a hacer la historia, la nueva historia de nuestro país

No es nuestro sitio web, el que les incomoda, es el mensaje, la noticia, el relato de lo que ocurre día a día en nuestras calles, en las fábricas, en los centros de trabajo, en el campo, en los colegios, en fin, en cada rincón del país. Eso es lo que les asusta y duele, porque el poder trata de ocultar toda esa efervescencia y quiere seguir tratando de que cada uno de ustedes se sienta sola/solo, aislada/aislado, débil, pero ya es tarde. La mayoría de los chilenos comprendió que unidos somos más y haremos lo que la mayoría necesita: cambiar el país, tomar la suerte en nuestras manos. Y eso ya no tiene vuelta.

Estamos trabajando por restaurar las condiciones de trabajo que teníamos hasta el 6 de enero. Como primer resultado, ya hemos recuperado la casi totalidad de nuestra basa de datos, más de 24.000 artículos publicados que relatan la historia, no sólo de estos últimos 20 años, sino muchas páginas gloriosas y tristes de lo que es “Nuestra Memoria” como país, como pueblo. Nuestra primera meta, está lograda, estamos de nuevo llegando a ustedes, para llevarle aquellas noticias, comentarios, opiniones que los grandes medios callan, ocultan o tergiversan. La segunda tarea es restaurar la calidad de formato y de estética que un medio como piensaChile debe tener. En eso estamos trabajando.

Queremos enviar un saludo y agradecimiento muy cálido y fraternal a todas y todos aquellos lectores que nos han escrito preocupados por nuestra repentina desaparición, expresando además su voluntad de ayudar a levantarnos. Es lo más hermoso que puede habernos ocurrido: sentir que hay quienes dicen necesitarnos, que tenemos que levantarnos y volver a la pelea.

Y aquí estamos, de vuelta.

Un abrazo especialmente agradecido a quienes en estos días han trabajado duro para lograr que hoy estemos llevándoles este mensaje. Es esa solidaridad, esa disposición a darlo todo, lo que hace invencible a nuestro pueblo y nos llevara, más temprano que tarde a la victoria.

Gracias!

La Redacción de piensaChile

Leave a comment

3 Comments

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *