• Cuarta sesión de las jornadas organizadas junto al GUE/NGL: “La presencia de las empresas del Ibex 35 y otras multinacionales en el Sahara ocupado”
  • Participan Miguel Urbán, eurodiputado de Anticapitalistas y del GUE/NGL, Sebastián Ruiz, profesor de Relaciones Internacionales y periodista, y Anselmo Fariña, integrante de la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui

Ayer tuvo lugar la tercera sesión de las jornadas El conflicto saharaui hoy. Europa ante la descolonización pendienteEstas sesiones, que se prolongarán a lo largo de todo el mes de noviembre, están organizadas por cuartopoder y el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica del Parlamento Europeo (GUE/NGL). El título elegido para la jornada de ayer fue La presencia de las empresas del Ibex 35 y otras multinacionales en el Sahara ocupadoPara ella contamos con la participación de Miguel Urbán, eurodiputado de Anticapitalistas y del GUE/NGL, Sebastián Ruiz, profesor de Relaciones Internacionales y periodista, y Anselmo Fariña, integrante de la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui. La situación actual en el territorio tras los sucesos de Guerguerat ha sido, lógicamente, tratada en las intervenciones y relacionada con la temática de la charla.

La sesión se ha centrado en toda la problemática que supone el “expolio” de recursos naturales en el territorio del Sahara Occidental y el papel que juegan las empresas tanto españolas como otras multinacionales de todo el mundo.

Sebastián Ruiz ha resumido esta presencia y cómo Marruecos ha aumentado su consumo de energía y está obligado a usar importaciones para ello. “Más de 16.000 empresas españolas tiene negocios en Marruecos. Es un flujo comercial importante. Al menos 16 son del Ibex 35”, ha destacado. Respecto a empresas concretas, Ruiz ha puesto sobre la mesa algunas como Siemens-Gamesa o la española Cepsa, de la que ha dicho que “es un punto clave” del proceso de ocupación del Sahara por el suministro que hace de combustible.

Entre los aspectos destacados por el profesor se encuentra el hecho de que se organicen diferentes foros empresariales en ciudades como Dajla, del Sahara ocupado, lo que Marruecos llama “provincias del sur”. Y que las empresas no ocultan su presencia en el territorio. Como punto de esperanza, ha destacado que gracias al trabajo de organizaciones como Western Sahara Resource Watch (WSRW) y otras, “a veces las multinacionales recapacitan. “Al menos 10 han decidido salir, son empresas danesas, suecas o noruegas, Son elementos a tener en cuenta”.

Por su parte, Miguel Urbán ha puesto de relevancia la presencia de uno de los mayores yacimientos de fosfatos del mundo en el territorio del Sahara Occidental, así como los caladeros de pesca. “La opacidad es intrínseca a la ilegalidad con la que se expolian los recursos naturales del Sahara. Se hace siempre de espaldas y sin consentimiento del pueblo saharaui”; ha afirmado al tiempo que destacaba la ilegalidad de los acuerdos comerciales según la justicia europea. “Es el ocupante desde Rabat quien concede las licencias a las empresas con el silencio cómplice del resto de actores de comunidad internacional”, ha señalado.

Para el eurodiputado, “el Sahara Occidental se ha convertido en una especie de far west para las multinacionales donde todo vale”. Y su presencia está íntimamente relacionada con los últimos sucesos de Guerguerat. “Todo lo que está pasando con Guerguerat tiene que ver con el expolio de los recursos naturales. Guerguerat simboliza la violación sitemática del derecho internacional por parte de Marruecos”, ha señalado en relación al uso del país alauita de la frontera con Mauritania. Urbán ha puesto de manifiesto la necesidad de “presionar y movilizarse” para para exigir al Gobierno de España que tome cartas en el asunto y se posicione con el pueblo saharaui y la legalidad internacional. “España tiene que elegir ser parte del problema o de la solución, y ahí hay que presionar, para ser parte de la solución”.

Por último, Anselmo Fariña, ha relatado el papel de Canarias y especialmente de sus puertos en relación al “expolio” de recursos naturales. “No hay camión militar, tanque o jeep, que se mueva sin que el combustible haya sido suministrado por empresas españoles“, ha afirmado. Según este activista, el puerto de Las Palmas “es un nudo esencial para que el saqueo de los recursos se produzcan” ya que los barcos recalan en estos puertos para abastecerse y las autoridades portuarias obtienen un gran beneficio.

Sobre la situación actual, ha comentado que cuando se produjo el bloqueo de Guerguerat por parte de los saharauis lo que más se escuchó fue la protesta de las empresas que usaban la carretera para el tránsito del pescado. En su interpretación sobre la actuación de mandar al ejército para desbloquear la carretera, considera que Marruecos recibió el visto bueno de España y Francia “para dar una respuesta que demostrara quién controlaba la situación“. Para Fariña, “el robo de los recursos naturales es lo que justifica las torturas, detenciones y persecución de los saharauis en los territorios ocupados“.

 

*Fuente: Cuartopoder