Los bolivianos celebran la llegada de su líder tras un año de exilio, el fin del golpe de Estado y la restitución de la democracia tras la asunción de Luis Arce.

El presidente participó de un acto en el puente que une La Quiaca con Villazón. “El pueblo no se equivoca y ha ido a las urnas a revindicar el proyecto que Evo (Morales) representa”, dijo Fernández al despedir al exmandatario boliviano antes del regreso a su país, tras el exilio en la Argentina.