Corto documental de corte experimental que nace de la necesidad de entregar una visión fuera de lo convencional de lo que han significado los distintos procesos que tienen su punto de inflexión en el estallido social de Chile el 18 de Octubre de 2019.

Buscando un enfoque que trascendiera lo habitual en este tipo de producciones, se diseño un plan de rodaje para potenciar determinados elementos y evitar otros, para que por ejemplo, la necesidad de mostrar un rostro o las imágenes iconicas de violencia no fuesen ilustración obligada al relato, de tal modo de añadir intimidad y valor al mensaje.