Venezuela: Una mirada semanal V. (26/07-01/08).

Llevó décadas aumentar significativamente los precios de los combustibles, aunque en el debate social y político era recurrente estar de acuerdo con un ajuste de los precios. El 1988, el presidente Carlos Andrés Pérez, en el marco de la implementación de un paquete de medidas económicas de corte neoliberal, subió los precios de la gasolina y eso fue detonante para una protesta popular sin precedentes, que se conoce como el “Caracazo” y que fue reprimida violentamente por las fuerzas militares y policiales. El Comandante Chávez, fue siempre cauto con esta medida y decreto un aumento, que no fue sustancial, y en esencia la gasolina siguió siendo altamente subsidiada.

Bienvenidas y bienvenidos a una nueva presentación de un panorama semanal sobre Venezuela, esta oportunidad se comienza con la primera entrega de una síntesis explicativa de la situación de la gasolina en nuestro país. Como ya es habitual continuamos con haciendo el seguimiento al desarrollo de la pandemia del Covid-19 y al proceso de elecciones parlamentarias, que culminará el 6 de diciembre; para finalizar con informaciones breves, pero resaltantes.

 

El asunto de la gasolina (I parte)

La primera planta de electricidad se instaló en la ciudad de Maracaibo a finales del siglo XIX, siendo Venezuela fundamentalmente un país agrícola. No había suficiente demanda para el novedoso servicio, de tal manera que se implementó una estrategia para asegurar que la oferta eléctrica fuera utilizada, para ello se incorporaron cambios en los hábitos de la población, en la arquitectura y en otros ámbitos de la vida cotidiana. Así, se garantizó que el negocio de la electricidad resultará rentable.  Esta introducción es oportuna, porque algo similar ocurrió con los combustibles en Venezuela.

A finales del siglo XIX con escasos recursos y una vida política convulsionada, que se expresaba en la inestabilidad de los gobiernos, el desarrollo de los ferrocarriles fue aumentado, de tal manera que había una red en crecimiento. El inicio del siglo XX, comenzó la explotación petrolera y la constitución del Estado desde una concepción moderna, lo que demando el reimpulso de la movilidad nacional, para lo cual se cambió de rumbo y se optó por construir las carreteras y el vehículo automotor se impuso como medio de locomoción.

Hasta muy entrado el siglo pasado Venezuela no contaba con refinerías propias, y gracias a la renta petrolera, no fue problema importar los combustibles necesarios y colocarlos a disposición de la población y la industria a precios accesibles.  Una vez instalados los complejos de refinación en nuestro territorio, la tecnología y los aditivos necesarios para su operación seguían siendo foráneos, fundamentalmente estadounidense, de tal manera que no hubo soberanía sobre tal asunto.  Sin embargo, los combustibles siguieron siendo muy baratos, al punto que llego un momento donde con una moneda de un bolívar podías comprar cientos de litros de gasolina.

Llevó décadas aumentar significativamente los precios de los combustibles, aunque en el debate social y político era recurrente estar de acuerdo con un ajuste de los precios. El 1988, el presidente Carlos Andrés Pérez, en el marco de la implementación de un paquete de medidas económicas de corte neoliberal, subió los precios de la gasolina y eso fue detonante para una protesta popular sin precedentes, que se conoce como el “Caracazo” y que fue reprimida violentamente por las fuerzas militares y policiales. El Comandante Chávez, fue siempre cauto con esta medida y decreto un aumento, que no fue sustancial, y en esencia la gasolina siguió siendo altamente subsidiada.

Esta realidad nunca fue un problema, hasta que se agudizaron las agresiones contra Venezuela y varias de las medidas coercitivas unilaterales se orientaron a Petróleos de Venezuela C.A. En los hechos esto se tradujo en la supresión de asistencia técnica, equipos y aditivos para producir combustibles. La consecuencia fue una paulatina y drástica disminución de la oferta combustibles en el territorio nacional, que tuvo su momento más crítico hacia febrero de este año, justo antes de la declaración de cuarentena nacional.

Esta situación alentó el mercado ilegal de los combustibles, manejado por mafias, en acuerdo con algunos funcionarios públicos y militares. En la vida cotidiana de los venezolanos y venezolanas esto se expresa en limitaciones para la movilidad tanto de las personas, como de las mercancías, causando en esta ultimas el aumento de los precios de venta final.

Según el escritor Luis Brito García, el parque automotor venezolano está conformado 4.100.000 vehículos, de los cuales 76 % son de uso particular, 16 % para el transporte de carga y solo 3,2 % para el transporte público. Afirma Brito que a la fecha se estima que solo el 57 % de ese parque está operativo y demanda aproximadamente 90.000 barriles diarios de petróleo para su movilidad.

En la próxima entrega abordaremos, las medidas implementadas por el Presidente Nicolás Maduro y nos aproximaremos a un balance de las mismas.

 

El avance del Covid-19

Finaliza semana número 21 desde que se diagnosticó el primer caso y durante la cual el gobierno bolivariano autorizo la operación de algunas actividades en algunos Estados (provincias), mientras que en los que prevalece el aumento de contagios de mantuvo el esquema de cuarentena radical.

Al 1 de agosto en Venezuela se han diagnosticado 19.443 personas con Covid-19, de los cuales 11.129 ya está recuperados, la mayor parte de los casos activos no siguen presentando síntomas. La cifra de fallecidos esta semana ascendió a 169. La semana 20 es la que más casos se ha diagnosticado, es decir 3994, mientras que Julio es el mes con más diagnósticos, sobre los 11.000 casos y esta jornada (1/8) cierra con más casos diagnosticado 869.

La semana pasada expusimos los datos de Venezuela en relación a la región suramericana, en esta oportunidad lo haremos en relación al mundo. De acuerdo al “Informe Estadístico Covid 19” del Centro Venezolano de Estudios sobre China, de fecha 30 de julio, donde se abordan reportes de 211 territorios, nuestro país presenta los siguientes datos.

  • Ocupa el puesto 67 y posee el 0,10 % de los casos diagnosticados.
  • En cuanto a los casos activos, se encuentra en el puesto 54 y ha reportado el 0,11 % del total.
  • Está en el puesto 82 y ha reportado el 0,02 % de las personas fallecidas por el virus.

Tal como se afirmó la semana pasada, el panorama venezolano en relación a nuestra orbe es alentador, pues da cuenta de la labor como pueblo y la de nuestro gobierno bolivariano, pero hay seguir afinando las medidas de control de la pandemia.

 

El camino a las elecciones parlamentarias

Esta semana término la prorroga otorgada por las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) para la inscripción o modificación de datos en el Registro Electoral Permanente. Se espera que en los próximos días el ente anuncie los resultados, sin embargo es claro que este proceso fue afectado por las medidas para el control de la pandemia, que en particular afectan la movilidad de la personas.

El ente comicial publicó el Reglamento Especial Elección de representantes indígenas, un instrumento clave. Como se recordará uno de los aspectos que contribuyo a la conflictividad en la legislatura que pronto culminará, fue la impugnación a los diputados indígenas del Estado Amazonas, sobre la cual el Tribunal Supremo de Justicia de pronunció y ordeno la realización de nuevas elecciones. De igual manera el CNE informó que coordina con el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el establecimiento de un Plan Integral de Bioseguridad del Poder Electoral, que entre otros aspectos contemplan las medidas de prevención durante el evento electoral del mes próximo.

La presidenta del CNE Indira Alfonzo, se pronunció en relación a las postulaciones, indicando que las mismas deben garantizar a igualdad entre hombres y mujeres. En consecuencia las organizaciones con fines políticos mantener la proporción del 50 % para cada sexo en sus postulados y postuladas.

El presidente Maduro instruyo para que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) se encuentre con los otros factores políticos revolucionarios, de cara a la definir las candidaturas conjuntas que se desarrollarán en el marco del Gran Polo Patriótico. Mientras tanto, varios colectivos y organizaciones políticas que apoyan la revolución están desarrollando diálogos, para lanzar candidaturas alternas a esta alianza en algunos circuitos electorales. En el lado opositor pocas son las declaraciones sobre esta materia, pero las discusiones y las negociaciones se siguen dando, en dos vías: se participa o no y en caso de participar a quienes se postula y como se asume la unidad.

 

Breves para finalizar:

  • El 28 de este mes el canciller de la República denunció el desmantelamiento del Consulado de Venezuela en Bogotá y responsabilizo al gobierno colombiano de Ivan Duque de no ofrecer las garantías de seguridad que establece la Convención de Viena, para resguardar los bienes y el personal diplomático en su territorio. Este evento se suma a una lista de agresiones a la dignidad diplomática de nuestra nación en otros países, como Brasil, Estados Unidos de América y Bolivia.
  • El Banco Central de Venezuela gano el derecho apelar en el Tribunal Superior de Londres, por el caso de la confiscación del oro venezolano bajo custodia del Banco de Inglaterra. Este es un paso más, en el largo proceso para evitar la confiscación de bienes de la Republica en el extranjero, en particular para revertir la ilegal decisión que le otorga control de una cantidad importante de oro al diputado Juan Guaido, quien de manera fraudulenta se asume Presidente.
  • Esta semana hizo presencia en Venezuela una delegación de diplomáticos noruego para alentar en dialogo entre los líderes de la revolución bolivariana y la facción opositora liderada por Juan Guaido. El Presidente Maduro se mostró receptivo y manifestó su total disposición, mientras que el diputado opositor sigue renuente a atender públicamente el llamado al dialogo.

Si desea comentar este texto, solicitar que se profundice en un tema o cualquier otro asunto relacionado, puede escribir al autor jesusalbertorondon@gmail.com

-El autor, Jesús A. Rondón. es sociólogo y dirigente laboral. Actualmente milita en el Colectivo Escuela Política Hugo Chávez.