Artículos etiquetados como: gabriel garcia marquez

Gabriel García Márquez entrevista a Pablo Neruda

La historia es siempre fragmentaria y este documento, en particular, permite recuperar un momento irrepetible y excepcional de dos personas que, inevitablemente, constituyen hasta hoy pilares fundamentales no solo de la literatura, sino también de la cultura hispanoamericana.

 

Etiquetas: , ,

¿Por qué no cae ningún capo gringo del narcotráfico?

Las toneladas de cocaína y heroína llegan puntualmente a Estados Unidos desde Colombia, México, Panamá o Perú para su distribución en su inmenso territorio mediante redes bien organizadas, hasta llegar, con pureza variable, al ejecutivo de Wall Street o al negro lumpen del Bronx…¿Quién las recibe? ¿Qué fantasmas invisibles se hacen cargo de las avionetas, los submarinos o las mulas viajeras que arriban a los aeropuertos con su carga de coca?. ¿Por qué se habla de “chapos”, “escobares”, “orejuelas”, y jamás de un capo estadounidense? ¿Por qué nadie investiga cómo se manejan las inmensas cantidades de dólares que sin duda manejan los bancos lavadores del destino final de la droga, infinitamente superior en valor al de la compra de la hoja al perseguido campesino cocalero?

 

Etiquetas: , , , , , ,

El FBI espió a Gabriel García Márquez durante 24 años

El FBI mantuvo bajo una discreta vigilancia al escritor Gabriel García Márquez durante más de dos décadas por órdenes directas de su más mítico director, Edgar J. Hoover. Así lo revelan los documentos desclasificados a petición del diario The Washington Post y que muestran que la agencia estadounidense siguió los pasos del premio Nobel de Literatura desde el momento en que se instaló en Nueva York para trabajar para la agencia de prensa cubana Prensa Latina, en 1961.

 

Etiquetas: , , , ,

Gabriel García Márquez- uno de los nuestros

Sobre él todo está ya dicho. El gran inventor del mundo posible, el mago que fue capaz de crear Macondo para recordarnos la magia que habita en los gestos cotidianos y en la ternura del amor, se queda como el mejor pronóstico de los tiempos que aún están por venir. Ese Gabo infinito que hizo que los ojos del mundo nos vieran en la dimensión exacta de nuestra historia y de nuestro tiempo.

 

Etiquetas: , , ,

García Márquez y el incendio de Valparaíso

11.000 damnificados

Cuando los cerros de Valparaíso se hundían en llamaradas de hielo, me pareció por un instante ver a la distancia un lucero naranja que se alejaba hacia las estrellas. Debí haber imaginado que García Márquez simplemente se moriría de pena por aquel incendio que arrasó sin piedad la pobreza de los pobres, el trabajo de los trabajadores, la vida de los vivos.

 

Etiquetas: ,

Entre el río de aguas claras y la isla de las salamandras azules

La palabra más linda del castellano pudo haber sido Aracataca, la cual al descomponerse en «Ara», significa río en chimila, y «cataca» agua clara [1]. La vida literaria de Gabriel García Márquez fué un Aracataca, un río de aguas claras. No en vano nació en ese pueblo costeño, pueblo que inspiró en él el universo imaginario llamado Macondo. Él ahora se fué para allá, no para dejarnos, sino para encontrarse con los personajes de sus relatos, acabando así con los cien años de soledad.

 

Etiquetas: , , ,

Gabo, de política, exilio y otras mariposas

Murió Gabo en México. Y en México lo incineraron. Hasta allá tuvieron que ir el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, y varias autoridades del país, a rendirle “homenaje”. Ningún responsable político, incluido el presidente, ha tenido la honestidad de explicar por qué su cuerpo no fue trasladado a Colombia, e incinerado allá. Nadie lo sabe. Nadie lo quiere saber.

 

Etiquetas: , , ,

Todos lloran a Gabo… menos uno

A fines de la década del 60´, cuando iba de fin de semana a la playa, llegó a él la voz de cómo debía contarla. Cuenta su mujer, Mercedes Barcha, que no tocaron ni la arena ni sus cálidas aguas, sino que regresaron de inmediato a su modesto departamento en el DF, vendieron algunos enseres, y “Gabo”, se encerró a escribir durante meses. De esa convicción y arduo trabajo saldría la primera y mítica frase con la que arranca Cien años de soledad: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el Coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo…”

 

Etiquetas: , , ,

No recuerdo…

No recuerdo dónde lo conocí. Puede haber sido gracias a Haydee Santamaría. Acaso coincidimos en alguna comida en casa de la amiga común, quizá en aquella en que fui embromado con una tortilla de plátanos maduros. Lo que sí tengo claro es que en septiembre de 1969, entre la treintena de libros que embarqué en el Playa Girón, había un Cien años de soledad que ya había leído un par veces.

 

Etiquetas: , , , ,

Las flores robadas

La noticia me sorprendió afeitándome a las 7 am de este Viernes Santo. La radio portátil que me regaló un amigo hace algunos años me anunció la noticia : Gabriel García Márquez había emprendido el viaje levitacional al país de los gitanos, de sus abuelos, padres y de todas las « creaturas de aquel universo desaforado ». Debía dar clases a la 9, pero un espeso sopor nostálgico invadió mi espíritu, mis gestos y no sé por qué, evité las delicias mañaneras del viaje en el metro parisino y con lento paso atravesé el Sena, la isla de la Cité y comencé a subir por el bulevard Saint Michel hasta la Sorbona.

 

Etiquetas: ,

Gabriel García Márquez, in memoriam

Con certeza Gabo, lograremos con nuestro pueblo, que Macondo no sea ya un pavoroso remolino de polvo y escombros. Y que ese delicado viento de luz que es la paz, arrulle nuestro presente, mientras tomas el camino de Remedios la Bella. Con certeza Gabo, repetiremos en tu nombre, con compromiso inquebrantable, que “todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”.

 

Etiquetas: , , , ,

La soledad de América Latina (1982)

Discurso en la aceptación del Premio Nobel de Literatura
No obstante, los progresos de la navegación que han reducido tantas distancias entre nuestras Américas y Europa, parecen haber aumentado en cambio nuestra distancia cultural. ¿Por qué la originalidad que se nos admite sin reservas en la literatura se nos niega con toda clase de suspicacias en nuestras tentativas tan difíciles de cambio social? ¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes?

 

Etiquetas: , , , , , ,

Un revolucionario llamado “Gabo”…

Las almas libres de Latinoamérica y el mundo lloran por la muerte del inigualable Gabriel García Márquez, el Gabo eterno de las inolvidables obras que quedarán por siempre en el arsenal literario de los oprimidos. De seguro, en sus grises palacios, el Imperio sonríe, al igual que sus marionetas neoliberales que hoy en día se pasean por la patria de Bolívar difundiendo la infamia reaccionaria, la misma que en voz del lacayo Vargas Llosa intentó inútiles chillidos para opacar la grandeza de su obra.

 

Etiquetas: , ,

El descanso

Nuestra agencia de noticias (NdR piensaChile: Prensa Latina) , sugerida por el Che, acababa de nacer, y ésta contrató, entre otros, los servicios de un modesto periodista de origen colombiano, llamado Gabriel García Márquez. Ni Prensa Latina ni Gabo podían suponer que había un Nobel por el medio; o tal vez él sí, con la “descomunal” imaginación del hijo del telegrafista en el correo de un pueblito de Colombia, perdido entre los latifundios plataneros de una empresa yanqui.

 

Etiquetas: , , , ,