“¿Por qué me dispararon? Por ejercer mi derecho a protestar”: Revista Time publica columna de Gustavo Gatica

En Plaza Italia estuvo Gustavo Gatica, el joven que quedó sin visión por perdigones.

 

Gustavo Gatica también habló sobre su nueva vida con ceguera total. Al respecto, Gatica relató que tuvo «que aprender todos estos procesos de nuevo, pero con el tiempo estoy desarrollando las habilidades que necesito para continuar con mi vida. Ahora puedo hacer cosas como cocinar, tal vez mal, pero puedo hacerlo, e incluso estoy aprendiendo a tocar la batería y el piano».

Gustavo Gatica, joven que el pasado 8 de noviembre perdió la visión de ambos ojos tras recibir el impacto de perdigones disparados por un efectivo de Carabineros durante una manifestación del estallido social, publicó una columna de opinión en la revista estadounidense Time, titulada «Me dispararon y perdí la vista por protestar contra la desigualdad en Chile. Necesitamos seguir exigiendo justicia».

En la columna, Gatica indica que le dispararon «por ejercer mi derecho a protestar». También se pronuncia sobre el Gobierno, asegurando que «está más preocupado por la opinión pública y la presión del exterior que por su propia gente». En esa línea, explica el motivo de estas manifestaciones en Chile.

Según Gatica, «comenzaron debido a un aumento en el precio del transporte público, pero ese fue solo el detonante después de décadas de injusticia. Salimos a las calles para cambiar eso, para exigir un acceso más equitativo a la salud y la educación, y mejores pensiones».

El riesgo de estas manifestaciones, según Gatica, era que no había garantías de que ibas a regresar «a casa a salvo. Cuando sales a protestar, vas preparado con un casco y una mascarilla para protegerte de los gases lacrimógenos. Pero no hay forma de protegerse de los cañones disparados por los carabineros».

Respecto a las 12.500 personas que resultaron heridas durante las primeras seis semanas del estallido, y en especial sobre 460 de ellas que sufrieron lesionas graves en sus ojos, el estudiante expone de manera categórica que «la intención de las autoridades era clara: hacernos daño como castigo por atrevernos a protestar».

Posteriormente habló sobre su nueva vida con ceguera total. Al respecto, Gatica relató que tuvo «que aprender todos estos procesos de nuevo, pero con el tiempo estoy desarrollando las habilidades que necesito para continuar con mi vida. Ahora puedo hacer cosas como cocinar, tal vez mal, pero puedo hacerlo, e incluso estoy aprendiendo a tocar la batería y el piano».

«Lo más difícil ha sido salir y usar un bastón. Es estresante por el ruido y el entorno. Pero en marzo salí a protestar nuevamente en la misma plaza donde me dispararon. Eso fue muy importante para mí y fue conmovedor sentir el cariño de la gente. Mucha gente me dio las gracias; se sentía extraño pero agradable. Mucha gente me ha ofrecido ayuda y hemos construido una red gigante de personas. Este apoyo y solidaridad me da la fuerza para seguir adelante», añadió.

En la parte final de la columna, Gatica se refiere al avance de la investigación sobre sus lesiones, la que enfrenta el ex teniente coronel Claudio Crespo, imputado como autor de los disparos que dañaron sus ojos.

«Me alegro de que se haya avanzado y ahora estoy esperando que la justicia haga su trabajo y también cobre a los que permitieron que los Carabineros salieran a dispararnos día tras día», finalizó.

*Fuente: El Mostrador

Artículo publicado en Derechos Humanos, Represion y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.