Archivo de Inteligencia: Las 12 fichas de Colonia Dignidad donde aparece mencionado Víctor Pérez

01.08.2020Los documentos forman parte del archivo de Colonia Dignidad, incautado en 2005 y dado a conocer casi diez años después a las organizaciones de familiares de víctimas y derechos humanos. Aquí se observan las fichas donde aparece mencionado el entonces alcalde de Los Ángeles y recién nombrado ministro del Interior, Víctor Pérez, en recortes de prensa que fueron sistematizados por los colonos. Las asociaciones que han investigado durante años este material explican que el modo de operar de este enclave alemán era mantener el registro tanto de los colaboradores como de los opositores a la dictadura. Desde ahí, plantean que en el caso de Pérez buscaron monitorear lo que la prensa hablaba sobre él, como parte del “círculo de amigos” de la Colonia.

Antes de ser ratificado en el puesto como ministro del Interior, la información sobre el pasado político de Víctor Pérez ya comenzaba a circular con fuerza: militante de la UDI, ligado al sector más conservador de la derecha, alcalde designado por la dictadura por Los Ángeles y desde 1990 parlamentario por la región del Bío Bío. Un perfil que causó polémica por la derechización del gobierno poco antes de enfrentar el plebiscito de octubre, entre otros procesos políticos.

Pero ese no sería el único antecedente de Pérez que generaría controversia. La periodista Alejandra Matus tiró la hebra sobre su pasado vinculado a la Colonia Dignidad, el enclave alemán encabezado por Paul Schäfer, donde se cometieron graves violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Aquí existía un vínculo estrecho entre los agentes de la DINA con la Colonia, donde muchos de los detenidos en centros de detención del país terminaron en este último lugar ubicado en Parral, en la región del Maule.

[Te puede interesar]: VIDEOS| Alejandra Matus habla de la relación de Víctor Pérez con Paul Schäfer y hace seria acusación contra la diputada Hoffmann

Este jueves, Agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la Región del Maulevíctimas de la dictadura y de Colonia Dignidad, difundieron un comunicado acusando que Pérez se vinculó al ‘círculo de amigos y de protección’ de la Colonia. y señalaron que en la comuna de Los Ángeles existía un núcleo de apoyo importante al enclave. Precisamente, uno de los puntos pone énfasis en el periodo en que Pérez ofició como jefe comunal donde varios agentes civiles, algunos vinculados a ex Patria y Libertad y también informantes, usaban apodos y entregaban información de personas de esa ciudad a los colaboradores de la Colonia.

Esta es información contenida en las fichas de inteligencia encontradas en Colonia Dignidad, que mantuvo información tanto de los opositores al régimen como de sus colaboradores. En estos documentos, que revisó El Desconcierto, el actual ministro del Interior aparece mencionado en 12 oportunidades. Se tratan de recortes de prensa extraídos de diarios locales, como el diario de Los Ángeles La Tribuna, y también el diario El Sur de Concepción, que registran noticias y entrevistas publicadas durante los últimos años de los 80′. Aquí queda plasmada la posición a favor del régimen militar de Pérez, de la opción por el ‘Sí’ en el plebiscito de 1988 y su anunció sobre el ingreso a Renovación Nacional, anterior a su militancia en la UDI a contar de 1993.

Estas son tres de las 12 fichas (al final de la publicación puedes revisar las restantes):

[NdR piensaChile: Para leer los textos de los recortes de diario, publicados aquí como foto, haga click con el botón izquierdo del ratón, para agrandar la imagen]

 

Mariela Santana, abogada de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos del Maule, explica que existió un ‘círculo de hierro’ que rodeo a Colonia Dignidad integrado civiles, militares, políticos, jueces y empresarios. Eran personajes influyentes y ‘amigos de confianza’ de los agentes de la Colonia.

Explica que este era un gran archivo de inteligencia para poder monitorear, en el caso de las personas cercanas, lo que se decía de ellas. “En el caso de Pérez, como él estaba vinculado al grupo de empresarios y cercanos a Paul Schäfer, estaba incluido para una suerte de ‘monitoreo’ de lo que la prensa decía de él desde que asumió como alcalde. El hecho es que Pérez formó parte, según concluimos a lo largo de años, de la red de protección”, sostiene. Estas fichas fueron elaboradas por el colono Gerd Seewald.

Dentro de los vínculos de Pérez estaba José Miguel Steigmaier, empresario agrícola y actualmente presidente de la Sociedad Agrícola del Bío Bío (Socabio), junto con otros civiles. Se daba un vínculos por extensión, reconoce la abogada, haciendo la advertencia de la falta de antecedentes para relacionarlo a algún hecho criminal directamente dentro de Colonia. Pero asegura que Pérez era un asiduo visitante del enclave alemán.  “O sea, el no pudo no haberse dado cuenta de lo que pasaba en el enclave. Pese a todas las denuncias que existían, Víctor Pérez seguía siendo un visitante asiduo y nunca hizo ninguna denuncia al respecto. Eso lo convierte a nuestro juicio en un cómplice y en un defensor de lo que ocurría”, señala.

La relación de Pérez con Steigmaier también la confirma Hernán Fernández, abogado de víctimas de Colonia Dignidad e integrante del consejo consultivo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)“Steigmaier viajaba todos los meses a Buenos Aires en la época en que Schäfer estaba allá. Y Víctor Pérez fue el respaldo político para que Steigmaier fuera gobernador del Bío Bío, que después se cayó por lo impresentable que un defensor público de la Colonia asumiera ese cargo público”, explica.

Fernández asegura que Pérez ‘estuvo al otro lado de la muralla’ defendiendo la Colonia y plantea la duda sobre los acercamientos que presume fueron con el propio Schäfer. “Se decía que le gustaba pasar inadvertido, pero frente a las autoridades políticas él se presentaba”, acota.

La información aportada por las fichas no es continua, principalmente aborda lo ocurrido durante los 80′ y se detiene en los 90′. Entonces, es posible que la defensa que hicieron figuras políticas, como Pérez, no quedaran registradas en las fichas encontradas. Una posibilidad que plantea Henríquez es que existan otras fichas, con material fotográfico, videos, de actividades que hacían ahí, de concentraciones que no se encontraron que fueron quemadas o sacadas fuera de Chile. Su impresión, de todos modos, es que lo que se ha encontrado en esas fichas no es toda la información que existía en Colonia Dignidad.

La Asociación por la Memoria y Derechos Humanos Colonia Dignidad ha estudiado durante años este material. Margarita Romero, presidenta del directorio y también integrante Consejo del INDH, destaca la red que conformó la Colonia precisamente en Los Ángeles donde se compararon tierras, por ejemplo, siempre usando palos blancos. Por eso mantenía un trabajo de recolección de información en toda su área de influencia: Maule, Ñuble y Bío-Bío. Y, además, agrega que tenían un control sistemático de lealtades con sus colaboradores lo que explica el seguimiento a través de fuentes abiertas.

El archivo

El archivo de Colonia Dignidad está compuesto por dos incautaciones: la primera del 2000 y, la segunda, de 2005. La primera tiene relación con el allanamiento realizado en búsqueda de Paul Schäfer, donde se conocieron miles de documentos relacionados con la situación interna de la Colonia. Información sobre los seguimientos que hacían, tanto por fuentes abiertas como secreta por los antecedentes recopiladas por sus informantes. Otras carpetas, en tanto, estaban vacías.

Romero explica que luego de años de investigación se ha podido establecer que la primera parte de estos archivos requisados informaban sobre su funcionamiento administrativo, una parte también está relacionado con el hospital que funcionaba al interior de la Colonia y con el trabajo de contrainteligencia que hacían.

Mientras que, la segunda parte, explica, se conoció en el momento que la investigación estaba a cargo del juez Jorge Zepeda. “Este juez ordenó buscar armas al interior de la Colonia, lo que está en el expediente, luego se asoció a otro expediente que llevaba que era asociación ilícita”, explica.

Ese año, cuando se hacen excavaciones para buscar estas armas, se encuentra un archivo en un gran mueble, con 21 cajones, que contenía más de 46 mil documentos. Ahí estaban incluidas miles de fichas. Entre ellas aparece nombrado Víctor Pérez, precisa.

“Cada una de ellas se cuenta como fichas, cada persona puede tener cinco o seis fichas o más. Hemos estudiado mucho estas fichas, sobre todo de las personas detenidas desaparecidas. Este fichero no se desclasifica, lo que pasa es que Zepeda como lleva la causa, lo incauta y lo manda a guardar a la Jefatura de Inteligencia Policial de la Policía de Investigaciones, la Jipol, y lo guarda por más de diez años. Nadie tenía acceso a este fichero. El único que tuvo acceso era él, incluso a otros jueces Zepeda no lo entregaba”, explica.

En 2013 se conforma una mesa de trabajo que se reúne con Zepeda y le pide las fichas de los detenidos desaparecidos. Después de unos meses, finalmente, el juez entrega los documentos de los desaparecidos de Villa Grimaldi, José Domingo Cañas, Londres 38, Venda Sexy, que eran los centros por donde habían pasado los prisioneros que su destino final fue Colonia Dignidad. “Cuando nos entregan estas fichas la sorpresa nuestra fue que el 99% de las personas detenidas en nuestros centros tenían fichas. Es decir, detenidos en el proceso y desaparecidos de estos centros en Santiago y tenían fichas allá. ¿Cómo llegó la información? Fue algo que nos empezamos a preguntar. Hasta ahora, lo único claro es que la DINA tenía estrecha relación con la Colonia, Pinochet lo tenía”, aclara.

 

Sin mea culpa por apoyo a Colonia

Una de las medidas tomadas por el presidente Patricio Aylwin, al poco tiempo de iniciado su gobierno, fue cancelar la personalidad jurídica de la Colonia Dignidad, en 1991. Esto provocó un fuerte rechazo en sectores de la derecha.

Tres años después, el diputado socialista por la región del Maule, Jaime Naranjo, impulsó la comisión investigadora por la cancelación jurídica. Naranjo fue nombrado en 1986 presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Provincia de Linares y, luego, en las elecciones parlamentarias de 1989 salió electo diputado por esa región (cargo que mantiene hasta hoy). Para esa fecha también figuraba como parlamentario Víctor Pérez, como diputado de la región del Bío Bío, luego de ser alcalde designado por Pinochet en Los Ángeles.

Según recuerda Naranjo, esa comisión finalizó con dos informes: uno de mayoría y el de minoría impulsado por los opositores, entonces de parlamentarios de la UDI y RN, que defendía la labor de beneficencia que desarrollaba la Colonia. Entre ellos estaba Pérez.   “Ya cuando votamos si es que se conformaba esta comisión ellos votaron en contra. Ellos se oponían. Después cuando hubo que participar, la participación de ellos fue bastante pasiva”, relata. Revisa aquí el informe final de esa comisión: INFORME DE LA COMISIÓN ESPECIAL INVESTIGADORA

A esto agrega que Pérez fue defensor acérrimo de la Colonia, pero no tuvo un rol tan protagónico como el entonces senador por la región Maule Sur y actual ministro de Justicia, Hernán Larraín. “Él llevaba las banderas por Colonia Dignidad”, acota Naranjo. Hasta que cayó preso Schäfer y comenzaron los “arrepentimientos”, recuerda. Y esto lo dice haciendo un alcance: “Diría que nunca Víctor Pérez se ha arrepentido, como lo hizo Larraín en algún momento, de haber apoyado Colonia Dignidad, de la defensa pública que hizo”, sostiene.

El ex diputado Sergio Aguiló, también por Maule desde comienzos de los 90′, dice que en ese momento hubo una declaración muy virulenta en contra de esta decisión por parte de los parlamentarios de oposición. “Ahí estaba Pérez muy activo. En la Cámara fue con escándalo y salió en todos los medios de comunicación. En paralelo, los tribunales de justicia ya estaban investigando la desaparición de muchas personas de Colonia Dignidad. Ellos hacían declaraciones en contra pese a que se habían constituido la comisión investigadora”, recuerda.

Sobre esto aporta otro antecedente: “Nosotros llevamos la vanguardia ahí porque sabíamos que un diputado en aquella época por Valdivia fue detenido en Santiago, miembro de la Dirección Clandestina del Partido Socialista, en 1975, me refiero a Carlos Lorca, médico y diputado. Y todos los últimos rastros, los testigos, lo vieron en Colonia Dignidad. Más muchas otras personas, por eso ameritaba la comisión. Pero ellos tenían una actitud muy vergonzante. No se pronunciaban no por falta de ganas, sino porque sabían que iban a salir trasquilados”, expresa.

Por parte de las víctimas, la abogada Mariela Santana asegura que nunca se ha abordado la vinculación de Pérez con Colonia excepto cuando se sumó a este grupo de parlamentarios, y también coincide en que de esto tampoco ha hecho ningún mea culpa. “No podemos dejar de hacer presenta la indignación, el reproche moral porque hay muchas personas calificadas para ejercer cargos públicos, en cambio, estos personajes ligados a la derecha más dura que, a nuestro juicio, son guiños que hace Piñera”, concluye la abogada.

***

El Ministerio del Interior fue consultado sobre el tema, sin embargo, respondieron que no era posible que el ministro Pérez entregara una declaración al respecto porque se encontraba camino al Congreso para asistir a la Cuenta Pública, en un viaje en avión luego de su visita a La Araucanía.

***

Revisa aquí las fichas del archivo de Colonia Dignidad:

 

 

*Fuente: El Desconcierto

 

Artículo publicado en Derechos Humanos, Historia - Memoria, Represion y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.