Arriba

Solidaridad con quienes iniciaron el estallido social que cambió el escenario político del país

Los voceros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Ayelén Salgado y Víctor Chanfreau, realizaron un balance por las protestas contra la Prueba de Selección Universitaria.

 

En el marco de la segunda y última jornada de rendición de la PSU, la que estuvo marcada por las movilizaciones lideradas por grupos de estudiantes secundarios y que terminó con la prueba de Historia suspendida luego de que se filtrara, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) entregó su balance.

Ayelén Salgado, vocera ACES, destacó que “han sido más de 10 las generaciones que han estado luchando para el fin de la prueba” y que “por fin este año se pudo instalar que esta prueba discriminadora y segregadora no se puede rendir nunca más”.

El Demre y el Cruch perfectamente pudieron haber aplazado la PSU y la pudieron haber cancelado y haber buscado otro método de ingreso, pero los sobrepasó el no escuchar al pueblo, como lo han hecho siempre las autoridades de nuestro país, pero aun así salimos a la calle los secundarios junto al pueblo para decir fin a la PSU”, criticó la vocera.

En la misma línea, destacó que “hoy le decimos fin a la PSU, no solo porque es nefasta, porque no es pedagógica, es segregadora, sino por todo lo que significa y todo lo que viven al rededor de la PSU los hijos de los trabajadores y trabajadoras dependiendo si la dan o no y cuánto afecta a sus vidas”.

Junto a esto, cuestiona que “de las 295 mil estudiantes que dan la PSU, sólo el 41% entra a la universidad, y entiendo la preocupación de los padres y madres que tanto se ha avalado en la prensa, entendemos que quieran que den la PSU, pero estamos preocupados porque todos y todas podamos entrar un día a la universidad quienes queramos entrar a la educación superior“.

Finalmente, Salgado sentencia “que se haya cancelado la prueba de Historia no es un triunfo para los estudiantes secundarios, sino para el pueblo en su conjunto que se pudo filtrar la prueba y difundirse”.

En tanto que sobre el actuar de Carabineros durante estas jornada, otro de los voceros de la ACES, Víctor Chanfreau, comunicó que “denunciamos con fuerza” que en las movilizaciones “han habido más de 100 estudiantes detenidos”.

“Tenemos claro que esto es responsabilidad de quienes los han mandado: autoridades educativas que poco saben de educación y sólo saben, como se vio demostrado con aula segura, reprimir a los estudiantes que nos estamos manifestando“, agregó.

Además, adelantó que “no les tenemos miedo, no vamos a parar las movilizaciones por una supuesta demanda ni por amenazas, detenciones, torturas y violaciones a los DD.HH. que están realizando. Los secundarios y el pueblo en su conjunto van a seguir movilizados en la calle y es el camino que tenemos claro hay que seguir”.

Por otra parte, Chanferau sostuvo que realiza un “balance exitoso, son más de 150 las sedes en que se suspende la PSU” y destaca que en ese contexto “se logra que se suspenda y cancele la PSU de historia“.

Junto a lo anterior, califica como “histórico que los secundarios nos hemos vuelto a juntar y demostramos de lo que somos capaces, como el 18 de octubre y las semanas previas con las evaciones a los metros”.

Finalmente, sentencia que el proceso de movilizaciones ha sido “exitoso porque nos unimos y nos supimos movilizar juntos contra la educación de mercado en general y su expresión más clara, como lo podía ser la PSU”.

Fuente: https://www.cnnchile.com/pais/aces-movilizaciones-psu-demre-cruch-pudieron-haber-aplazado_20200107/

————

por Andrés Muñoz y Antonia Fava/ La Tercera.
Fuera de la institucionalidad: Quién es Víctor Chanfreau, vocero de la Aces y líder de las “funas”

Ayer en la mañana, Víctor Chanfreau (18), vocero de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), llegó hasta el colegio República de Siria, local de rendición que el Demre le asignó para dar la PSU. Sin embargo, Chanfreau no fue con la intención de dar la prueba de Lenguaje, que empezaba a las 9 de la mañana. Su objetivo fue ser parte, o liderar, una de las tantas “funas” que su organización llamó a realizar ayer y hoy en todo el país en contra de la prueba de selección.

Finalmente, fueron 86 los establecimientos donde ayer se impidió la correcta rendición de la prueba, afectando así a 42 mil personas, un 14% de los que estaban inscritos para dar el test.

Víctor, en tanto, ha alcanzado notoriedad en las últimas semanas en su rol de vocero de las manifestaciones y también por su discurso “fuera de la institucionalidad”, como él mismo lo define. “Hasta que no veamos soluciones concretas no vamos a dejar de movilizarnos en contra de esta prueba segregadora universitaria”, comenta Chanfreau, que acaba de egresar del liceo Manuel de Salas, a La Tercera PM. Y agrega que la jornada de ayer fue un “éxito” ya que, según su cálculo, 140 establecimientos tuvieron que suspender la rendición

¿Qué le dirías a los estudiantes que pueden compartir algunas de las demandas pero que querían rendir la prueba?

Nosotros vimos, ayer y hoy, que no había enfrentamientos entre estudiantes que querían darla y los que no. Eso lo quisieron vender las autoridades. Lo que vimos era que había empatía, solidaridad, porque entendemos que la lucha colectiva va primero. Entendemos el miedo o la frustración que puede existir, pero este es un cambio para todos, no solo para los más ricos.

¿Qué te gustaría estudiar en la universidad?

Aún no lo defino.

Hace dos años que el dirigente secundario usa su apellido materno en primer lugar. Harambour es su apellido paterno pero, según cuenta, hace dos años decidió invertirlos para “homenajear” a su abuelo Alfonso Chanfreau, detenido desaparecido en 1974.

Militante del MIR y estudiante de Filosofía en la Universidad de Chile, agentes de la DINA lo detuvieron y lo enviaron al centro Londres 38, donde fue torturado. “Lo del apellido es un homenaje a mi abuelo, a mi familia. Aún no encontramos a mi abuelo, aún no hay un juicio justo, aún no hay pena para los violadores a los Derechos Humanos”, comenta Víctor.

De hecho, la exPresidenta Michelle Bachelet, en el primer año de su segundo mandato, en 2014, participó de un homenaje a Alfonso Chanfreau realizado en el colegio Gabriela Mistral en la comuna de Independencia, donde contó la cercanía que tenía su exesposo con el desaparecido estudiante“Así que para mí también tiene un hondo sentido personal. De Alfonso nunca tuve la oportunidad de conocerlo, pero el padre de mi hija Sofía (Henríquez), que también es un ex gabrielino, siempre dijo que era el mejor amigo que él había tenido”, expresó Bachelet en esa oportunidad.

La funa al Frente Amplio

En abril del año pasado, Chanfreau fue elegido en una asamblea de la Aces como uno de los voceros junto a Ayelén Salgado. Según relata, esto se realiza a mano alzada, donde cada estudiante tiene un voto. En marzo de este año, asegura, se hará un cambio de las vocerías en otra “asamblea abierta” y ahí también podría ser la instancia donde la Aces tome postura de cara al plebiscito constitucional del 26 de abril.

Pero Chanfreau viene participando en varias manifestaciones y funas desde el 18 de octubre. Dos días después del acuerdo del 15 de noviembre, donde se firmó el pacto por una nueva Constitución y por la Paz, Chanfreau se encontraba en Plaza Italia. Según relata, al ver que miembros del Frente Amplio estaban llegando al lugar para dar un punto de prensa, junto a otros manifestantes, se acercaron para gritarles y expulsarlos del lugar.

“Nos engañaron, traidores, nos vendieron (…) ¿Qué hacían sentados con Felipe Kast?”, les gritó Chanfreau a varios representantes del Frente Amplio que se encontraban el lugar, entre ellas, la excandidata del bloque Beatriz Sánchez y las diputadas Catalina Pérez (presidenta de RD), Natalia Castillo (RD) y Claudia Mix (Comunes).

Consultado por esta funa, Chanfreau señala que se hizo porque “no creemos en esta vieja política que no escuchan a las bases y simplemente hablan de sus intereses partidarios”. “Era inaceptable que firmaran un acuerdo con la UDI, los mismos que fueron cómplices de asesinatos de tantos compañeros en dictadura, entre ellos, mi abuelo”, agrega el vocero de la Aces.

Las diferencias entre Aces y Cones

La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios surgió el año 2000 de cara al “Mochilazo”, protestas que buscaban frenar la eliminación de beneficios estudiantiles como el precio del transporte. La Aces logró instalarse como la organización líder, siendo una de las protagonistas en 2006 de la revolución Pingüina.

En 2011 vinieron los problemas. La asamblea se dividió en dos facciones: una institucionalista, que creía necesario el diálogo con el mundo político, y otra más revolucionaria. A raíz de esto se produjo un quiebre y apareció en escena la Cones (Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios), que busca ser una alternativa de organización más cercana al diálogo con las autoridades políticas.

Desde el 18 de octubre pasado, las diferencias se profundizaron más aún. La Aces decidió dejar de participar de la mesa de Unidad Social, donde compartía espacio con la Cones desde julio, por los intentos de diálogo que tuvo la organización con La Moneda. “No podemos mantenernos en un espacio que no se declara ‘independiente de la política institucional”, declararon a través de las redes sociales.

Las formas de organización son distintas. En la Cones las vocerías se eligen en encuentros entre federaciones estudiantiles de todo Chile. Por su parte, la Aces realiza asambleas donde se vota a mano alzada por los representantes y no creen en el voto institucional.

Fuente: https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/la-institucionalidad-quien-victor-chanfreau-vocero-la-aces-lider-las-funas/964312/

 

CARTA DE SOLIDARIDAD Y APOYO A DIRIGENTES DE SECUNDARIOS

Los abajo firmantes declaramos:

Luego del boicot a la Prueba de Selección Universitaria (PSU) liderado por un conjunto de secundarios, entre ellos, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES)  y los efectos que tuvo esta movilización estudiantil sobre este proceso de ingreso a las universidades chilenas, el gobierno a través del Presidente Sebastián Piñera anunció la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado contra los voceros de las ACES, Ayelén Salgado y Víctor Chanfreau, acusándolos de instigadores de la campaña contra la PSU. Una medida judicial que lejos de apuntar hacia soluciones de fondo para cambiar el sistema de acceso a la educación superior, lo que hace es criminalizar por decreto la protesta social, perseguir a los liderazgos sociales y alentar desde el Estado castigos a quienes se alcen contra el modelo imperante en el país.

La actual movilización de los secundarios contra la PSU, al igual que en octubre de 2019 con el llamado a la evasión en el Metro, apuntó a terminar con uno de los pilares que sostiene la desigualdad en Chile, como lo es la educación en todas sus etapas y en especial en la superior. La PSU es el instrumento que mejor refleja que el poder del dinero garantiza acceso a las mejores universidades a los más ricos y a la elite, mientras posterga a la gran mayoría de los jóvenes que no recibió una educación de calidad en su etapa de formación a estudiar donde el sistema y puntaje se los permita a costa incluso de un alto endeudamiento familiar. No se trata entonces, como lo han querido instalar algunos, de una disputa que pone a estudiantes contra estudiantes, sino, de una lucha contra un sistema de acceso educativo funcional al modelo económico, que perpetúa la desigualdad incluso en los futuros profesionales.

La movilización secundaria es parte del estallido social que vive el país. No es una expresión ajena a las demandas de la sociedad chilena ni en su fondo ni en la forma que se ha levantado con masivas manifestaciones, huelgas y paros para exigir cambios profundos en las pensiones, en la salud, en las luchas feministas y por la igualdad de género, en la vivienda, en el medioambiente y en la educación. Los estudiantes exigen cambios profundos al sistema de acceso a la educación superior, pero también han sido opositores a la educación de mercado que concibe como un negocio el derecho a educarse. A la vez, los secundarios han sido la primera línea en la defensa de la educación pública que hoy yace moribunda y que es la expresión más nítida del fracaso rotundo de las políticas educacionales de los últimos 30 años.

Los secundarios conocen como nadie las políticas represivas, entre ellas, Aula Segura y no se sorprenderán ante las acciones que ahora emprenda el Estado contra los voceros de las ACES y otros estudiantes. Ellos iniciaron el estallido social que cambió el escenario político y han pagado con muertos, torturados, heridos y mutilados el derecho a rebelarse contra un país injusto y desigual. Es el momento que exista una solidaridad activa de la sociedad para frenar todo tipo de represión contra los jóvenes movilizados y a su vez, impida una “pasada de cuentas” a los dirigentes estudiantiles desde quienes se aferran a un modelo que los chilenos queremos cambiar en todas sus expresiones. Chile Despertó.

Todos somos Ayelén Salgado. Todos somos Víctor Chanfreau.

Todos somos secundarios. Nunca los dejaremos solos.

No a la criminalización de la protesta social

Santiago, 8 de enero de 2020

Sigue una larga lista de firmas!

Artículo publicado en Educación, Pueblos en lucha y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
 
A %d blogueros les gusta esto: