Instrucciones para protestar (respetando el «acuerdo» constitucional)

(según el «acuerdo» constitucional)

Manténgase en la vereda.
No interrumpa la libre circulación de los autos, es decir, la libre circulación del capital.
No tranque la rueda, por el amor de Dios.
Córrase de la calle y apíñese en pequeños grupos en las esquinas. Sin interrumpir el tránsito, ya se dijo.
Sea parte del paisaje, no lo modifique ni altere. No se altere usted tampoco.
Haga de sí mismo un cuadro costumbrista.
Póngase para la foto de los turistas (los pocos que van quedando).
No raye los muros.
No grite demasiado ni diga groserías o insultos a la autoridad. Compórtese de manera civilizada.
Porque a usted, dese cuenta, lo han tratado durante muchos años (por no decir su vida entera) de manera muy civilizada. Así que devuelva la mano de igual modo.
Sea un caballero.
Porque a usted, insisto, lo han tratado como a un caballero (o una dama, dado el caso).
Conviértase en un gentleman de las protestas, manifestante ejemplar, empleado del mes del descontento.
Proteste un ratito, si ya lo entendimos. Y luego váyase tranquilo a su casa. Guárdese.
Córtela. No sea majadero.

En resumen:
De a puñaditos en las esquinas, cosa de dar lástima o risa a los que transitan en vehículos.
Haga el ridículo un rato, vocifere y vuelva a su casa o a trabajar, pues seguro usted le hace el quite a sus obligaciones y por eso sale a la calle, porque es flojito.
Pero bueno, se lo vamos a tolerar un rato. Siempre y cuando no nos tranque la rueda.
Usted es parte del paisaje y nosotros lo respetamos en tal condición.
Vuelva a su casa. Quédese tranquilo.
Lo estaremos llamando.

*Fuente: Politika

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.