“Vi más preocupación por el acuerdo con la UE en Argentina que en Brasil”

Macri y Bolsonaro se preparan para una foto. Ph AFP

16 de julio de 2019
Los presidentes de la Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Jair Bolsonaro, fueron dos actores claves para lograr el pre acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), tras más de 20 años de negociaciones. Los dos mandatarios identificados ideológicamente y con una relación bilateral muy fluida, han promovido el cierre de las negociaciones como defensores del libre comercio y de la “apertura al mundo” que pregonan.

La actualidad de Brasil no está marcada solo por las negociaciones comerciales y políticas con Europa; además está atravesada por la crisis económica que vive desde hace algunos años, por la aprobación de la reforma previsional en la Cámara de Diputados, las disputas internas dentro del gobierno de Bolsonaro y las revelaciones que realizó el portal web The Intercept Brasil, que demuestran el carácter parcial y sesgado que los jueces y fiscales de la causa Lava Jato mantuvieron contra el expresidente Lula da Silva.

Durante la 54º Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), L`Ombelico del Mondo dialogó con la corresponsal del diario Folha de São Paulo en Argentina, Sylvia Colombo, quien aseguró que Bolsonaro “todavía no encontró su rumbo económico”. Asimismo, manifestó que las revelaciones de The Intercept Brasil “demuestran una actitud ilegal en algunos puntos del juez Sérgio Moro y de la Procuraduría”. Sobre el pre acuerdo anunciado con la UE, afirmó: “Vi más preocupación acá (por Argentina) que en Brasil”.

¿Cómo analiza la actualidad de Brasil tras los primeros seis meses del gobierno de Bolsonaro?

–Todavía es temprano para hacer evaluaciones muy amplias, pero es un gobierno que todavía no encontró su rumbo económico o la manera de hacer que Brasil vuelva a crecer, porque venimos de años de recesión muy fuertes. Su principal agenda, en este sentido, es aprobar la reforma previsional que ya pasó una primera fase y se espera la otra fase para el segundo semestre. Para el gobierno eso es un logro, es la apuesta más fuerte que hacen en términos económicos, pero en las otras áreas todavía no sabemos cuáles serán los caminos que va a seguir. Todavía es muy temprano.

¿Qué puede ocurrir con las revelaciones del portal web The Intercept, de las que también participa Folha, en relación a la causa del Lava Jato?

–El gobierno está protegiendo mucho al ministro (Sérgio) Moro. Creo que todavía hay que esperar a conocer todo el contenido que tiene The Intercept, pero lo que ya salió es muy grave. Algunas cosas son más o menos graves; otras, como las que se conocieron sobre el fiscal Dallagnol, son muy graves. Creo que la Justicia debe actuar y averiguar si son verdaderas, y ver si Moro tiene capacidad para seguir siendo ministro de Justicia en un puesto tan importante; porque no solo es Ministro, también comanda la Policía Federal. Este es el principal tema de Brasil hoy. Las acusaciones son muy graves pero el presidente todavía lo protege mucho y, además, no sabemos la procedencia. Si fueron mensajes obtenidos de forma ilegal es difícil que sean tomados como evidencia. Esas cosas deben ser aclaradas, pero las cosas que se conocieron hasta ahora demuestran una actitud ilegal en algunos puntos del juez Moro y de la Procuraduría brasilera.

marcelo-camargo-agc3aancia-brasil

El ex juez Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública. Ph.: Marcelo Camargo / Agência Brasil

¿Puede cambiar el encarcelamiento de Lula da Silva a raíz de estas publicaciones?

–Hay que acordarse de que el Lava Jato tiene como resultado el hecho de que han sido arrestados alrededor de 200 personas. Hay que evaluar los casos en los que la caída de la causa se aplicaría. Pero si se llega a la conclusión de que el proceso no fue justo para Lula, y para cualquiera de los que esté preso, es posible que se reabran las causas para que se juzguen otra vez, no para derrumbarlas. Entonces es posible que Lula esté libre a fin de año. Es una posibilidad.

¿Cómo crees que puede afectar el acuerdo anunciado con la UE a la industria de Brasil y cuáles fueron las repercusiones del mismo al interior del país?

–En general están siendo positivas aunque todavía falte mucha letra chica en algunas áreas. Creo que lo que más preocupa es el área agroindustiral porque producimos productos muy similares a los que se producen en Argentina y Europa. Entonces, el tema está en saber cómo hacer para que nuestros productos sean competitivos y que no aplasten a los otros países. Creo que eso se debe hablar acá. En general no vi tanta resistencia como vi en la Argentina por parte de sindicatos y empresarios. Vi más preocupación acá que en Brasil.

¿Las cámaras industriales de Brasil han apoyado públicamente el acuerdo?

–Sí, oficialmente están hablando bien.

Como periodista de Folha de São Paulo, ¿cómo es trabajar con un presidente que criticó al diario durante toda la campaña?

–La prensa está para ser crítica del gobierno. Tener un presidente que nos quiere y nos trata bien no es una buena relación. Nuestra posición es ser críticos. No estamos en guerra con Bolsonaro. Nosotros estamos haciendo periodismo crítico como hicimos con el Partido de los Trabajadores (PT), con el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y con todos los partidos. La función de la prensa es ser crítica. Si a él no le gusta y se pone nervioso, es un tema de él.

*Fuente: Ombelico

Artículo publicado en Entrevistas y etiquetado , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.