Presidente de la Argentina – Hora de la verdad

Desde hace un tiempo vengo siguiendo con alguna atención los análisis, los debates o las opiniones que emiten los canales de TV argentinos, de periodistas y dirigentes políticos sobre las próximas elecciones presidenciales este fin de año. El resultado es decepcionante.

Salvo algunas honrosas excepciones, nadie analiza, solo especulan. Te encuentras con afirmaciones basadas en tal o cual interpretación fotográfica. Es cierto que la interpretación de imágenes es valida, pero no exactamente de la manera que la hacen en estas especulaciones. ¿Sirve analizar cómo vestía, si miraba allí o allá, como si solo fuera farándula? Es verdad, hoy la presencia de políticos tiene algo de farándula, ellos mismos procuran hacerlo así para mejorar su visibilidad, pero eso no hace a la totalidad o validez de un análisis.

Después de gastar muchas horas en ver esos “analistas” uno llega a la conclusión de que no han servido de nada para aclarar el futuro de las candidaturas presidenciales. En general solo se ve cómo van las posibles alianzas, las “transas” que muchos dirigentes están dispuestos a hacer para asegurar su futuro o el de su “protegido”. Las posibles confecciones de listas de candidatos.

Lo grave de todo esto es que el elector, el votante, se deja llevar por esta vorágine de “análisis” y termina votando por personajes y no por proyectos políticos. Así ganó Macri hace 4 años atrás y es posible que así gane el vencedor de este año.

El 11 de agosto se realizarán las primarias, ya los candidatos están definidos.  Por una parte va Mauricio Macri, el actual presidente que carga con el estrepitoso fracaso de su Gobierno, del cual espera salvarse con el apoyo de su compañero a la vicepresidencia que es el senador peronista Miguel Ángel Pichetto.

Su gran adversario es una de las listas peronistas, la de Alberto Fernández a quien acompaña para la vicepresidencia la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la que aporta los votos y la gran enemiga del Gobierno. Una segunda candidatura peronista es la del economista Roberto Lavagna, acompañado por el Gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey. Hay otras cinco candidaturas más pero difícilmente alguna de ellas alcance un cinco por ciento de los votos emitidos, así que la cosa está muy definida.

Los que a primera vista disputarán la presidencia el 27 de Octubre son Macri-Pichetto con Fernández-Fernández de Kirchner. ¿Habrá segunda vuelta? Si la lista ganadora obtiene el 45% de los votos válidos, gana en primera vuelta. También lo hace si con el 40% le saca una ventaja de 10 puntos al segundo. De otra manera deberán volver a confrontarse el 24 de Noviembre.

Decía que pocos analizan y sólo especulan porque a menos de un mes de las primarias ninguna de las candidaturas relevantes ha propuesto o presentado a la consideración –como debería ser- de la comunidad, de los electores, un Programa o Proyecto de Gobierno. No he escuchado a los “analistas” hacer referencia a esta grave falencia. Ninguno dice o hace presente que sin un programa de Gobierno difícilmente podrán sacar al país de la crisis en que se encuentra.

El más mínimo análisis nos indica que para lograr reactivar la economía, controlar la inflación y reactivar la producción y con ello los salarios y el empleo, se necesita un proyecto económico-social que contemple las variantes necesarias para producir los resultados que el país necesita, sea de derecha, centro o izquierda.

El gran problema de este Gobierno es que ganó en 2015 desde la imagen que daban los jóvenes “chetos”, alegres, simpáticos y bien trajeados. No tenían proyecto de Gobierno y nadie se percató de ello, el resultado está a la vista.

Hoy el proyecto no es tan difícil de imaginar. Debe tener una planificación económico-social que permita el juego  de trabajadores y empresarios en un esfuerzo común de reactivación. Deber ser revisado y mejorado el sistema jubilatorio y el sistema impositivo, sin perder de vista, educación y salud. Me parece que también debería contemplarse una mayor participación de la comunidad en la decisión por su futuro mediante una ley que la faculte mediante plebiscito a controlar o suspender a sus representantes, desde los concejales hasta el Presidente de la Nación.

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.