La cárcel de Tifilt (Marruecos) o la sucursal del infierno en la tierra

Mohamed Bourial inició su huelga de hambre el 12 de octubre.

Abdallahi Abahah está en esa huelga desde el 1 de octubre y hoy ya estamos a 12 de noviembre.

Pasan los días, y no hay cambios. Se mantienen las huelgas de hambre en la cárcel de Tifilt. ¿Y la prensa? Muda. ¿Las instituciones, los gobiernos? Indiferentes.

Muy mal ha tenido que quedar El Bachir Khadda después de una huelga de hambre de 43 días. Casi no hay noticias de él, pero sabemos que siguen sin atenderle.

Bashir Khadda. Photo by Equipe Media, used with permission.

Y no se mueve nada. El rey de Marruecos se pasea en actos públicos en París sin que nadie le pida responsabilidades.

Recojo al final un resumen de los efectos de una huelga de hambre según los días transcurridos, creado por Visualizing Impact. Allí se cuenta cómo se van destruyendo los órganos a medida que pasan los días. Sacado de este artículo:

Western Saharan media activist Bashir Khadda suspends 45-day hunger strike in Moroccan prison

Estos presos están incomunicados. Al sufrimiento se añade el silencio, la locura del aislamiento durante tantos meses, y las demás terribles condiciones de Tifilt. A sus carceleros les da igual cómo estén. No les hacen ni caso. No les atienden. No les visita un médico ni siquiera después de haber dejado la huelga.

Aquí mantiene todo su sentido la declaración de la huelga de hambre de la plaza de Tiannamen en 1989: No buscamos la muerte, buscamos la verdadera vida.

Esa vida, para ser verdadera, necesita dignidad. Ellos luchan por su derecho.

Huelgas de hambre:

Día 1. Dolor agudo y calambres que desaparecen tras el 2º-3er día de huelga

Día 14. Catabolismo. El cuerpo empieza a romper tejido muscular para sobrevivir.

Día 15. Pérdida de la sensación de sed.

Mareos, aturdimiento, aletargamiento.

Frío.

Estar de pie puede resultar difícil o imposible.

Día 28. Pérdida de peso en un 18%.

Día 35. Vértigo. Vómitos.

Movimientos rápidos e incontrolados de los ojos.

Visión doble.

Día 42. Indiferencia al entorno, incoherencia, la concentración se hace difícil o imposible.

Pérdida de la audición.

Posible ceguera.

Día 45. La muerte puede llegar en cualquier momento por fallo cardíaco.


 

Artículo publicado en Sáhara Occidental y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.