La sociedad hasta aquí construida 

Chile, Mayo 1 de 2018.
Cada día ‘noticias’… que nos señalan la decadencia o severa crisis que afecta a la sociedad humana, suelen colmar páginas de periódicos, y tiempos de la televisión para dar cuenta de episodios tan inhumanos, tan crueles como los que terminaron con la vida de la pequeña Ámbar.

Suman cientos y miles los casos de maltrato que a diario ocurren a seres indefensos en nuestra sociedad, principalmente niños y ancianos; también a jóvenes y mujeres.

El mundo animal y la naturaleza toda no escapan a esa actitud indolente, demencial, vesánica que tiene origen en el ser humano.

La agresión, la devastación a y de todo lo que vive es el signo más brutal de los tiempos que cursan.

El otro caso también reciente ocurrido en España por acción de una mafia llamada ‘ La manada ‘, que viola brutalmente a una muchacha hasta con publicidad en las redes sociales, habla de ese estado de desquiciamiento que mundialmente afecta a esta sociedad del ‘ desarrollo ‘…, del ‘ progreso ‘ como suele decirse. Nada parece frenar tanta irracionalidad : ni leyes, ni prisión. Una manada, un hato de animales –  de lobos – tal vez no sea tan cruel como ese piño de brutales integrantes españoles.

Así como va la especie humana con su especial impronta ‘ racional ‘… no será necesario – como se anuncia – que en el futuro ocurra algún cataclismo devastador, u otro desastre cósmico que termine con ella, pues su autodestrucción está en curso. La inmensa variedad de episodios tan funestos que en este instante suceden y que vienen desde tanto tiempo es ese cataclismo.

Los verdaderos signos de avance, de progreso – principalmente de carácter material -, también culturales que la Humanidad desde los más pretéritos tiempos acumula palidecen, se ven disminuidos, menoscabados ante las expresiones de crueldad que conocemos.

La agresión verbal y física, el irrespeto, la explotación laboral, el desprecio por los demás constituyen todas manifestaciones de la más aguda violencia con origen en la especie humana. Todo parece sobrepasado : la educación, los valores, las más nobles ideas, el acervo cultural de milenios.

Se ha instalado de forma mayoritaria y mundialmente un sistema de vida con sus códigos ‘éticos’ …  que permite, que acepta que la existencia de las personas debe ser sobre la base del abuso, de la ignorancia, de las carencias de humanismo y de solidaridad.

A pesar de lo trágico que sucede esta Humanidad que somos cuenta con reservas morales, con ideas que postulan la transformación de la sociedad, sobre la base de la toma de conciencia por sus integrantes. Es posible impedir que los seres humanos desciendan al último peldaño de la escala zoológica.

-El autor, Carlos Poblete Ávila, es Profesor de Estado

 

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.