Arriba

Los 18 certificados académicos que Smith presentó para ser contratado por Carabineros

LA MAYORÍA DE SUS TÍTULOS SON DE INACAP DONDE SU ABUELO FUE RECTOR

Profesor-Smith fumandoEl creador de “Tubicación” y “Antorcha” decía tener dos títulos de ingeniero, otra “especialización relevante” como analista programador y varios trabajos de dirección académica en Inacap, entidad que informó a la Fiscalía que el título de analista programador es falso. Lo que no se ha dicho es que el abuelo de Smith, Guillermo Leay, fue rector de Inacap al menos entre 1999 y 2006. CIPER entrega aquí la extensa lista de certificados académicos que el “experto” en computación Alex Smith presentó a Carabineros en marzo de 2017 al postular como asesor informático de Inteligencia.

Todo comenzó en enero de 2017, al menos oficialmente. El primer peritaje que Inteligencia de Carabineros le encomendó a su nuevo asesor informático Álex Smith Leay (44 años), fue analizar el blog donde se publicó el comunicado que reivindicaba la bomba que el 13 de enero de ese año estalló en la casa del presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, en Santiago. Cuatro días después, el “profesor”, como lo apodaban en la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de Carabineros de La Araucanía (UIOE), entregó a su jefe, el capitán Leonardo Osses, su primer informe.

Álex Smith, el "profesor"

Álex Smith, el “profesor”

Smith llegó a esa unidad de Inteligencia exhibiendo un extenso curriculum académico. La  carpeta, en donde guardaba documentos y papeles firmados y timbrados, daba cuenta de sus profundos conocimientos en computación, agricultura, negocios y docencia. Todo ello lo plasmó en la ficha de postulación que hizo a Inteligencia de Carabineros como “asesor informático”, el 20 de marzo de 2017. Allí, entre otros títulos y cursos, Smith se presenta con tres profesiones: ingeniero de ejecución agrícola de Inacap (titulado el 5 de septiembre de 2000) con la “Especialización Relevante” de “Analista Programador”, entregada en 2003 por el mismo Inacap; ingeniero de ejecución forestal, también de Inacap (titulado el 15 de noviembre de 2000) y magíster en Administración de Empresas (MBA) de la Universidad Santo Tomás (titulado el 15 de enero de 2016).

Pero este lunes 19 de febrero de 2018, en la audiencia en que Smith Leay fue formalizado por obstrucción a la justicia y falsificación de instrumento público en el Juzgado de Garantía de San José de la Mariquina, el fiscal Juan Agustín Meléndez agregó un nuevo delito: “Según lo informado por Inacap, el señor (Smith) no obtuvo en esa casa de estudios el título de analista programador. La Universidad Mayor señaló que no registra títulos profesionales, ni tampoco realizó estudios, solamente realizó funciones de docencia”.

Lo que el fiscal no dijo en esa audiencia es lo que CIPER acreditó en esta investigación: que precisamente en los años en que Smith Leay registró la obtención de esos títulos ahora cuestionados, el rector de INACAP Temuco era su abuelo materno: Guillermo Leay Vera, quien dirigió esa institución al menos entre 1999 y 2006.

El abuelo de Álex Smith es un empresario prominente en La Araucanía. Fue presidente durante 20 años (hasta 2017) de uno de los gremios más poderosos de esa zona: la Asociación de Industriales de Malleco y Cautín (Asimca), entidad que forma parte de la Sofofa y de la Multigremial de la Araucanía, y que en reiteradas ocasiones ha pedido al gobierno declarar el Estado de Excepción en la zona.

“Por su importante labor dirigencial, destacamos y reconocemos la importante labor ejercida por don Guillermo Leay Vera, quien ejerció en nuestro gremio el cargo de Presidente durante 20 años”, dice la memoria 2017 de Asimca.

LAS REDES DEL “ABUELO”

Inacap no es solo la institución de educación superior donde Álex Smith realizó los principales estudios profesionales que dice haber completado. También inició allí su actividad laboral. Eso al menos es lo que se desprende de los antecedentes académicos y laborales que Smith entregó a Carabineros cuando postuló a esa institución en marzo de 2017.

Su primer trabajo -entre enero de 1998 y mayo de 2001- fue como administrador del predio “La Cantera” de propiedad de Inacap Temuco. A partir de 2001 y hasta 2008, Smith Leay declara haber trabajado como coordinador de sedes, carreras y laboratorios de diferentes especialidades en esa misma institución, cuyo rector era su abuelo materno: Guillermo Leay Vera.

Considerado un hombre público en Temuco -en enero de 2006 el Diario Austral le dedicó un perfil de dos páginas con el título de “El contador más importante de Chile”-, el abuelo de Smith Leay ha sido representante de otros gremios empresariales con gran influencia en la zona, como la Corporación de la Madera (Corma) entre 2004 y 2005. Leay Vera también figura como protagonista de diversas iniciativas culturales locales y como un destacado dirigente del básquetbol. Su nombre además, se asocia a la Fundación Mi Casa, de la que fue director; a la visita de Juan Pablo II a la capital de La Araucanía el 5 de abril de 1987 y a la Iglesia Católica, principalmente como director del Hogar de Cristo.

Inacap, sede Temuco.

Inacap, sede Temuco

En la memoria 2017 de Asimca, aparece una breve reseña de Guillermo Leay Vera: contador del Banco Central de Chile (Santiago); gerente general de la Asociación de Ahorro y Préstamo de la Frontera (Temuco), gerente de sucursales Ahorramet (Santiago), gerente general de Diners Club de Chile y vicerrector de INACAP Temuco y ocasionalmente de Valdivia. De su trayectoria académica se destaca su especialización en política monetaria.

Según los registros del Diario Oficial, Guillermo Conrado Leay Vera es miembro fundador y ha sido gerente y presidente de la Corporación Privada de Desarrollo Social IX Región (Corprix), creada en 1977. En noviembre de 1986 esa entidad se hizo cargo de cuatro colegios en La Araucanía: los liceos industriales de Temuco, Angol, Nueva Imperial y Curacautín. Los convenios fueron renovados en 1996, por el entonces ministro de Educación, José Pablo Arellano, cuando Leay Vera era el presidente de Corprix. Tres años después esa corporación recibió un comodato del Estado para ocupar dos terrenos en Nueva Imperial y Lautaro con el fin de ampliar los colegios e impartir clases de educación física.

Pero en septiembre de 2006, tras varias denuncias, la Contraloría General de la República cuestionó la compra de oficinas que hizo Corprix en el tercer piso de un edificio ubicado en pleno centro de Temuco. A ese negocio, la corporación –de la que ahora era gerente Leay Vera- destinó más de $300 millones del dinero fiscal que debió ser utilizado para la educación de los jóvenes de escasos recursos. En 2007, el Mineduc puso fin al contrato y hoy los colegios son administrados por la Universidad de Santiago (Usach).

A fines de los años 90, esa misma Corporación Privada de Desarrollo Social IX Región, constituyó la sociedad educacional, inmobiliaria y de inversiones “Corprix Limitada”, aportando el 50% de su capital. El otro 50% quedó en manos de los mismos socios de Corprix: Guillermo Conrado Leay Vera, Guillermo Olhagaray Cisterna, Luis Enrique Durán Gutiérrez y Abel Sergio Varas Fierro (con el 12,5% cada uno).

Otra de las empresas de Leay Vera es la sociedad anónima “Orbita Comunicaciones”, creada en octubre de 1998 junto al diputado Germán Antonio Becker Alvear (RN), el presidente interino de la Multigremial de La Araucanía, Gastón Carlos Caminondo Vidal; el periodista Gustavo Cid; el ex dirigente deportivo René Rosas Bombín y el empresario local José Araya Massry.

EL NEXO ACADÉMICO CON CARABINEROS

El abuelo de Alex Smith no aparece mencionado en ninguno de los documentos con los que avaló su postulación a Inteligencia de Carabineros en marzo de 2017. En su extenso curriculum vitae (29 páginas), “el profesor” se presenta con las profesiones de ingeniero agrícola, ingeniero de ejecución forestal, analista programador y magister en administración de empresas. Adjunta 18 fotocopias –algunas legalizadas- de sus diferentes títulos y certificados de cursos tanto en su calidad de alumno (desde Manejo y Manipulación de Carnes hasta Primeros Auxilios) como de docente.

Todos sus documentos académicos están fechados entre 2000 y 2016. El certificado de título de “analista programador” de Inacap –el que hoy esa casa de estudios niega haberle otorgado- está emitido en Santiago el 17 de octubre de 2003 por el Centro de Formación Técnica Inacap. Este documento exhibe un timbre de copia certificada de la notaría de Carlos Alarcón Ramírez en Temuco, el 28 de diciembre de 2012 y revalidado en esa misma notaría el 20 de marzo de 2017. El certificado de título aparece firmado por Verónica Pereira (actual directora curricular de Inacap) y tiene el N° 6401 del folio 270 del registro general de títulos de esa institución de educación superior.

Fiscal Juan Agustín Meléndez.

Fiscal Juan Agustín Meléndez.

El lunes 19 de febrero, el fiscal Meléndez informó que la Universidad Mayor negó el título profesional de seguridad informática que Smith se adjudica en esa institución, afirmando que allí solo habría ejercido como docente. Los únicos dos certificados emitidos por esa casa de estudios que están en el dossier que Smith Leay entregó en su postulación a Carabineros, dan cuenta de un “Curso de certificación para la enseñanza online” de 65 horas académicas, extendido en Santiago, en agosto de 2013 por la Coordinación de Educación Virtual de esa universidad, firmado por el jefe del área Luis Cabrera Fuenzalida. El segundo curso, es un “Diploma de Docencia Efectiva”, otorgado en Temuco el 25 de abril de 2016 y que corresponde a una capacitación de 120 horas.

Pero la investigación de CIPER encontró otro dato importante en la carrera docente de Smith en las universidades Mayor y Santo Tomás, ambas en sus sedes en Temuco, que lo liga a Carabineros. La Universidad Mayor suscribió un convenio con la policía uniformada para entregarle cupos a la institución en distintos cursos. Entre 2012 y 2014, por ejemplo, aparecen cuatro cursos adjudicados por licitación a esa institución de educación superior. Entre ellos, dos diplomados en “Análisis de Inteligencia Comunicacional” (2013 y 2014).

El 17 de noviembre de 2017, a través de trato directo, la Prefectura Cautín contrató a la Universidad Mayor (sede Temuco) para desarrollar un curso de “Computación, rastreo, búsqueda y posicionamiento de personas, a través de la informática forense”, los mismos contenidos que Smith impartía en dicha universidad. El curso, que tuvo un valor por alumno de $144 mil, se llevó a cabo el 20 de noviembre y contó con la participación de 16 alumnos (cabos, sargentos, un subteniente y un capitán) de la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) de Temuco. El costo total del curso, con descuentos aplicados, fue de $1.987.200.

En su dossier académico, Smith registró dos capacitaciones como docente en la Universidad Santo Tomás: cursos de “Autocad” (software de diseño para dibujo) y otro de animación (programa “Sketchup” de diseño gráfico). Según Smith, sería en esos cursos donde se habría producido el primer contacto con los policías de Temuco, los que fueron sus alumnos.

“Hace tres años más o menos, a través de la Universidad Santo Tomás, Carabineros me contactó para que hiciera un curso de ‘Autocad’ para Labocar. A los meses me contactaron nuevamente para realizar un curso de ‘Sketchup’… Hice varios cursos para Labocar no solo en Temuco, también en Valdivia. Me contactaron por diferentes universidades e impartí cursos no solo al Labocar sino al SEBV. Debido al hecho de que yo les hacía cursos a los carabineros, y ya me conocían, en enero de 2017 me contacta el capitán Osses y me pide ayuda en un asunto asociado al caso Laderretche”, afirmó en esa declaración judicial del 30 de enero pasado.

Leonardo Osses había sido uno de los alumnos de los cursos que Smith impartió. Fue así que cuando llegó a las dependencias de la UIOE de Temuco fue inmediatamente apodado como el “profesor”.

DOS INGENIERÍAS Y UN MBA

En el dossier que Smith presentó a Carabineros para su contratación como “asesor informático” de Inteligencia, el certificado de título como ingeniero de ejecución agrícola fue otorgado por el Instituto Profesional Inacap el 5 de septiembre de 2000. Es una fotocopia, sin sellos, firmada y timbrada por la secretaria general de esa casa de estudios, María Teresa Merino Gamé. Y también fue legalizado ante el notario Carlos Alarcón Ramírez de Temuco, el 28 de diciembre de 2012. El original se encontraría en el N° 6401 del folio 270 del registro general de títulos de esa institución.

La misma secretaria general aparece firmando el 15 de noviembre de ese año (2000) la copia de otro certificado de título de Smith: esta vez como ingeniero de ejecución forestal, cuyo original se encontraría en el N° 5.623, folio 375 del registro de la institución educacional. Este título también figura legalizado ante el notario Alarcón de Temuco, el 28 de diciembre de 2012.

El "profesor" Smith impartiendo clases de Excel.

El “profesor” Smith impartiendo clases de Excel

Del mismo Inacap son otras tres “copias” de certificados por igual número de cursos:  uno de “Formación Pedagógica de Instructores o Relatores”, realizado en Temuco entre el 20 de marzo y el 8 de mayo de 2001, firmado por el subgerente de Capacitación, Fernando Bedregal; un segundo curso, “Actualización pedagógica para instructores o relatores según ISO 9001: 2000”, que tomó ocho horas académicas en Santiago entre el 24 y 25 de abril de ese mismo año, y lo firma el director de Empresas y Educación Continua, Tomás Irarrázaval Llona. El tercer curso es uno en línea: “Aplicaciones computacionales para la administración”, dictado en 40 horas entre el 13 de mayo y el 31 de agosto de 2015. El certificado lleva las firmas de Isabel Labra (gerente de Personas) y Alejandro Toth (director de Capacitación).

Otra casa de estudios de la que Smith acompañó tres certificados es la Universidad Santo Tomás (UST). El más antiguo (2009) es por un “Diplomado de Formación Pedagógica en Educación Superior” que duró 95 horas y fue realizado en Temuco entre septiembre y diciembre de 2009. El segundo certificado es por un “Diplomado en Gestión de Negocios” realizado en la capital de La Araucanía durante 180 horas pedagógicas en 2015 y fue emitido por la Dirección de Investigación y Postgrado. El tercer certificado de la UST es una fotocopia donde esa universidad acredita que Alex Guillermo Smith Leay obtuvo el grado académico de magíster en Administración de Empresas (MBA) el 15 de enero de 2016. El original se encontraría en el registro N° 24368 y la fotocopia contiene el timbre del mismo notario Carlos Alarcón Ramírez, el 20 de marzo de  2017.

Entre los certificados académicos que exhibe Smith Leay llama la atención uno extendido en 2005 por la Fundación Chile: el curso Licencia Digital ICDL Start, que entrega competencias en el uso de computadores personales al nivel más básico (procesador de  texto, hojas de cálculo y uso de Internet).  Lo extraño es que Smith habría tomado este curso dos años después de haberse titulado de “Analista Programador” (octubre de 2003) en Inacap.

Otro certificado que contiene el dossier de Smith es el que acredita que hizo el curso “Plan de entrenamiento para proveedores (PEP)” de 20 horas pedagógicas entre julio y agosto de 2014, dictado online por el portal de compras del Estado, Chilecompra. En ese mismo mercado público, “el profesor” se inscribió con la marca “Smith & Smith Capacitaciones”, en el rubro de capacitaciones y asesorías agrícolas, forestales e informáticas. Solo dos adjudicaciones a esa marca registra el “profesor” en 2012 y 2016: para cursos de Word y Excel por un total de $1.634.600 al Sence.

En su curriculum Smith también incorpora su experiencia como instructor en un taller digital de robótica en el Liceo Padre Hurtado de Loncoche y como relator en 16 cursos de capacitación de computación básica.

SMITH, EL GEOLOCALIZADOR

En enero de 2017, cuando Álex Smith inició su trabajo en la unidad de Inteligencia de Carabineros de La Araucanía (UIOE), la bomba que estalló en la casa del presidente de Codelco le dio la oportunidad para mostrar sus dotes. No obstante, a juzgar por los resultados que entregó a la UIOE, el peritaje de la bomba enviada a Landerretche fue muy básico: con información abierta disponible en internet.

En el informe  entregado al capitán Leonardo Osses, Smith detalló paso a paso su indagación. Primero buscó la dirección IP del servidor donde se alojaba el blog de los llamados “Individualistas tendientes a lo salvaje”, el grupo que se adjudicó la autoría del artefacto explosivo. Para ello, utilizó la consola de Windows, herramienta disponible en todo computador, y en la que basta introducir el comando “PING” más la dirección web que interesa ubicar, para conocer la dirección IP. Luego, “el profesor” buscó esa IP en páginas web que geolocalizan esas direcciones, para concluir: “el servidor que la aloja está ubicado en Grecia”.

Ese primer informe incluye datos del dominio web de la página, el que se obtiene de sitios como “Whois.domaintools.com” y análisis del código fuente de la misma, el que se logra marcando la tecla F12 con un navegador abierto en cualquier página web.

Abogada Marisa Navarrete, cabo Manuel Riquelme y Álex Smith.

Abogada Marisa Navarrete, cabo Manuel Riquelme y Álex Smith

En su informe a Osses, Smith afirmó haber logrado detectar que hubo dos ingresos desde Chile a esa publicación: en las comunas de Estación Central y La Pintana. Pero esa información solo sirve para saber desde dónde ingresaron en Chile a leer ese comunicado, no para identificar a su autor. Expertos informáticos consultados por CIPER señalaron que es técnicamente imposible conocer quién ingresa a un sitio web usando los códigos que en su informe dice Smith haber analizado.

Muy pronto el trabajo de Smith en la UIOE se concentró en el conflicto mapuche. Y a pesar de que el “profesor” afirmó en su declaración judicial haber sido contratado por Carabineros solo a partir de octubre de 2017, los documentos de la AFP Cuprum que revisó CIPER indican que fue a partir de julio de ese año cuando la policía uniformada comenzó a pagarle a través de la vía institucional: el Departamento de Tesorería de Carabineros.

En su única declaración judicial hasta ahora (después se ha negado a declarar), Smith también afirmó haber hecho 180 “reportes” ad honorem a la UIOE entre marzo y julio de 2017. Dos fechas significativas: marzo es el mes que Smith Leay postuló a Carabineros como funcionario civil de Inteligencia y julio el mes en que la AFP Cuprum registra los primeros pagos regulares.

Hay otros archivos que dan luces del trabajo que realizó Álex Smith en las dependencias de la UIOE de La Araucanía: manejaba un archivo Excel que contenía una base de datos con información de 25.272 antenas celulares de todas las empresas proveedoras de servicios móviles repartidas por todo Chile. Pero serían los programas “Antorcha” y “Tubicación” los que Smith asegura haber creado, los que lo convertirían en pieza clave de la hoy dinamitada “Operación Huracán”.

El lunes 19 de febrero Smith y el cabo Manuel Antonio Riquelme, del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), fueron imputados por obstrucción a la investigación y falsificación de instrumento público en la causa “Huracán 2”, una arista de la denominada “Operación Huracán”, que investiga la quema de 29 camiones ocurrida el 28 de agosto pasado en San José de la Mariquina. El Ministerio Público acusó al “profesor” de proporcionar pruebas adulteradas para inculpar a comuneros mapuche. Smith quedó con firma semanal y prohibición de salir del país.

El fiscal regional de Los Ríos, Juan Agustín Meléndez, dijo en la audiencia que el creador de Antorcha y “Tubicación”, dos software que según Smith son capaces de interceptar mensajes y ubicación de sospechosos para investigaciones policiales, no posee el título de analista programador (Inacap), ni tampoco un diplomado en seguridad informática (Universidad Mayor). En enero pasado ante la Fiscalía de La Araucanía, Smith aseguró poseer esas credenciales.

Al finalizar la audiencia en que su formación y competencias en el área informática fueron demolidas por el Ministerio Público –al igual que la “Operación Huracán”-, un Smith cabizbajo enfrentó a la prensa. “Yo construí un vehículo y fueron otros los que lo manejaron… A mí me quieren desacreditar y así quedan todos liberados. Soy el hilo más delgado”, fueron sus palabras registradas por el Diario Austral de Temuco. Solo, fumando compulsivamente, se retiró del tribunal. En la sede de Inacap de Temuco, la sombra de su abuelo, por años rector de esa institución, volvió a merodear por sus pasillos.

*Fuente: CiperChile

Vea también:

Artículo publicado en Corrupcion y etiquetado , , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
 
A %d blogueros les gusta esto: