La  extinción de los Orangutanes

22 de diciembre 2017
La gran protagonista de esta elección, ha sido la comunicación on line. Comunicación corta, rápida, que crea instantáneamente una imagen que produce emociones.  Y la emoción más socorrida por los ganadores, ha sido el miedo.

La creatividad mostrada por los comentaristas de las elecciones ha sido prolífica y revela una mala  memoria casi de Alzheimer.

Ahora Guillier recobra su figura de caballero mesurado, radical de partido, tolerante de Logia, que había perdido en esta Feria de Post Verdades.

Nadie se acuerda que hace unos pocos días la Derecha lo comparó con Maduro, personaje tropical que guste o no guste, tiene tanto que ver con Guillier como con Isabel II.

Hasta Piñera, que de repente perdió la mesura embarcándose con las frases más fantasiosas de sus creativos ( Guillier y Maduro o votos Marcados) debe haber vuelto a la serenidad de su terminal conectado con la Bolsa, para aprovechar el alza post elecciones y vender algunos saldos que habían caído a la sombra de los estereotipos creados por las elecciones y que ahora están en alza.

Kast debe haber salido del Mes de María y de la Novena del Niño Jesús y debe estar en pleno Adviento esperando, con nuevos entusiasmos, para meterle algunos ajíes en la sopa al nuevo mandatario.  Y Ossandón que hizo prometer lo imprometible al candidato triunfador, tendrá que amarrarse los pantalones con un riel, para hinchar al Presi para que cumpla sus promesas en Puente Alto y a los endeudados del CAE.

Ahora viene para Piñera un trabajo de joyería para elegir a sus colaboradores, ya que todos sabemos que no cualquier empresario sirve, ni cualquier egresado de Ingeniería Comercial o millonario.

Buscar personajes que no tengan causas pendientes con Impuestos Internos, con el Servel, con Caval, que no se hayan afanado las AFP o coludido con las Farmacéuticas que no hayan aplaudido a la Colonia Dignidad como un aporte al país o financiado al cura Karadima o al Padre John de los Legionarios, va a ser difícil.

Qué además no tenga cuentas off shore ni le haya hecho públicamente lobby a las trasnacionales o tenga el mundo sembrado de inversiones pero en Chile no sea capaz de manejar un relave, va a ser una hazaña.

Y si además no es socio de las pesqueras y no es amigo secreto de Soquimich, vaya hazaña.

Y la requeté contra hazaña sería que no fuera pariente o emparentado con ninguno de estos señores mencionados en los párrafos anteriores o con un militar que haya  participado alegremente en los desmanes cometidos en sus juventudes, o que haya metido la mano en ese beatífico 10% de las ventas del cobre que ha caído del cielo en los bolsillos  de los uniformados.

No, Piñera no la va a tener fácil, lo cual es lamentable porque nadie quiere a un presidente enredado en sus pantalones porque suelen reaccionar muy mal, y acuden a la represión y a la mentira.

Ahí tenemos al vecino transandino próximo tratando de acallar las protestas, acallar a los jubilados, acallar a las Madres de la Plaza de Mayo, a los encarcelados, y a las estadísticas económicas, con la connivencia del poder judicial y de la prensa, y de algunos creativos que han sido capaces hasta de inventar correos de cancilleres iraníes para encarcelar a la ex presidente. Fuera de los palos que han dado a diestra y siniestra y algunas balas locas que han ido a parar a donde nadie quisiera.

Leí por ahí que el whatsapp en que Maduro le mandaba saludos al compañero Guillier, era de autoría de ese escritor porteño que después de vivir las aventuras de Quintín el Aventurero en Alemania Oriental, Suecia y Cuba, casado con la hija del Jefe de Policía de la Habana, que se desencantó de los regímenes socialistas, que se pegó una vuelta de carnero olímpica, ahora fuera de ser protegido del actual régimen de derecha,  es creativo de mentiras on line.

¿Será cierto? No lo sé, pero con esa imaginación hay que ser muy inocente para creer todo lo que dicen sus novelas autobiográficas.

Porque lo que nadie discute, es el papel de la mentira y la calumnia  en  este triunfo en nuestra democracia de baja intensidad, ya que los medios de comunicación están monopolizados por un sector, y los ciudadanos y las instituciones se están entusiasmando con el poder de la mentira on line, la cual está rebalsando todos los límites.

Hasta Jesús que no vivió en tiempos de información instantánea online, habló sobre el Demonio  mentiroso y padre de la mentira. Y este personaje no solía hablar tonteras. Así que cobrando la mentira, la calumnia y todos sus trucos fuerza en nuestra red de informaciones, vamos a tener una tarea difícil en desentrañar la realidad para tomar decisiones.

¿Y la extinción de los orangutanes?  Bueno, era una noticia que venía en un diario digital al lado de la posibilidad de Hernán Larraín de ser nombrado Canciller, pero que no están correlacionadas.

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.