Los candidatos presidenciales 2017 y las reivindicaciones de los ex-presos/as políticos

El título de este artículo es casi retórico. Porque quienes hemos trabajado en la defensa de los derechos postergados históricamente de reparación y justicia para los que fuimos avasallados, reprimidos, encarcelados, torturados, asesinados por la dictadura cívico-militar del capital entre 1973 y 1989, sabemos que ningún político profesional se las juega por nosotros.

De todas maneras, haremos el ejercicio de buscar en sus programas, alguna remota referencia al tema. Empecemos.

1. Beatriz Sánchez, Frente Amplio. No se refiere a la reparación. Si abordan el tema de la “justicia” en estos términos: “separar de manera clara e irreversible a cualquier militar condenado por violaciones a los DDHH de nuestras FFAA. Legislaremos para que, de manera automática y retroactiva, los condenados por violaciones a los DDHH sean inmediatamente degradados y desvinculados de las FFAA, perdiendo en el acto todos los beneficios patrimoniales asociados al retiro de la carrera militar. La ley también exigirá la eliminación inmediata y permanente de todas las placas conmemorativas, estatuas, nombres de instalaciones o programas, u otros símbolos que homenajeen a personas condenadas por crímenes de lesa humanidad en las FFAA o cualquier otra repartición del Estado.”

2. Alejandro Guillier, PS, PC, PR, otros. En su programa no existe referencia alguna siquiera al tema de los derechos humanos en general.

3. Alejandro Navarro, PAIS. El término “derechos humanos” aparece en su programa relacionado con el conflicto Mapuche, solamente. Ninguna referencia al tema de las reparaciones y la justicia por las violaciones de los DDHH durante la dictadura cívico-militar.

4. Miguel Enriquez-Ominami. Partido Progresista. Derechos humanos en cuanto a derecho a la información y asuntos de género. El pasado histórico y las reparaciones pendientes brillan por su ausencia en el programa de Enríquez-Ominami.

5. Carolina Goic. Democracia Cristiana. Derechos humanos mencionados muchas veces en el programa, pero nunca relacionado a las víctimas de la dictadura cívico-militar.

6. Eduardo Artés, UPA. Uno de los programas políticos más radicalizados de todos los candidatos, igualmente omite de manera miserable el tema.

7. Sebastián Piñera, Chile Vamos. De más está decir que el término derechos humanos ni se menciona en su programa.

8. José Kast, independiente de derecha. Kast no tuvo problemas en establecer que si fuese elegido al día de asumir dará indulto a todos los militares condenados por causas de derechos humanos.

Y ahí tenemos el panorama electoral y cómo afectará a los ex presos políticos y sus familiares. Como fuerza votante de alrededor de 30.000 votantes, no fuimos capaces de incluir nuestras demandas en ninguno de los programas presidenciables, ni siquiera los de los considerados más progresistas.

La Unión Nacional de Ex Prisioneros Políticos de Chile preparó un resumen de nuestras demandas históricas para que nuestras bases lo presenten y lo discutan con todos los candidatos locales y nacionales posibles (incluido al final de este artículo). Naturalmente, el esfuerzo no tuvo el resultado esperado. Valga decir también que al interior del comando de la campaña de Alejandro Guillier, hubo compañeros que simpatizaban con las posiciones de la UNExPP y las pusieron a disposición del candidato, pero, tampoco fueron escuchados.

Tristemente, podemos concluir que este tema, que nuestras reivindicaciones, no encuentran ya sensibilidad en las fuerzas políticas actuales, aun cuando es un tema de justicia histórica incumplida e inconclusa. Sin embargo, esto no implica que no votemos. Pero, es importante que cuando los candidatos vengan a estrecharnos la mano, les indicamos que estamos decepcionados por su falta de posición respecto de nuestra lucha. Tampoco debe significar que dejemos de luchar. Estaremos olvidados, estaremos viejos, cansados y muriendo de a poco. Pero, mientras nuestras convicciones sigan vivas, ni la muerte puede vencernos. Con la fuerza que nos queda, sigamos levantando las banderas de la revolución socialista, de la eliminación del capital, y del cambio social y político para construir una sociedad solidaria y humana.

Punta Arenas, 8 de Noviembre 2017

El autor, Sergio Reyes, puede ser contactado en +56 9 8421 8880

ENLACES A LOS PROGRAMAS COMPLETOS DE LOS CANDIDATOS

https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Eduardo_Artes_Brichetti.pdf
http://www.beatrizsanchez.cl/programa/
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Alejandro_Guillier_Alvarez.pdf
https://presidentemarco.cl/wp-content/programa_final.pdf
https://sebastianpinera.cl/nuestras-propuestas/
http://www.kast.cl/programa-de-gobierno/
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Carolina_Goic_Boroevic.pdf
https://www.servel.cl/wp-content/uploads/2017/09/Programa_Alejandro_Navarro_Brain.pdf

ANEXO

Documento de la UNExPP como propuesta para ser discutida con candidatos para las elecciones de Noviembre 2017

SOLUCIÓN DEFINITIVA EN MATERIA DE LA REPARACIÓN AÚN PENDIENTE EXIGIDA PARA TODAS LAS VÍCTIMAS DE PRISIÓN POLÍTICA Y TORTURA.

1. Lo primordial es el derecho a una INDEMNIZACIÓN justa y adecuada, como lo exige la Convención Internacional contra la Tortura en su artículo 14.

2. Es fundamental que la indemnización tiene que ser HEREDITARIA. Esto es cada día más importante dado que más del 30% de las víctimas directas ya han fallecido.

3. Las medidas de REHABILITACIÓN a las víctimas y su familia deben ser de calidad y NO del carácter precario asistencial como el programa PRAIS que entrega salud para indigentes, por eso solicitamos que los beneficiarios PRAIS puedan comprar bonos en FONASA sin cotizar el 7%;

4. La rehabilitación previsional se exige que sea digna y que el monto de las pensiones Valech sean similares a las pensiones Rettig. Además, se debe derogar la incompatibilidad impuesta entre las pensiones Valech con las de exonerado. La pensión de sobrevivencia debe ser libre de toda discriminación social o de género, esto es no debe beneficiar sólo a la viuda con libreta de matrimonio sino se debe conceder a la conviviente o al conviviente y por cierto al viudo. No se justifica que se reduzca el monto de la pensión al fallecimiento del titular pues es una pensión de carácter reparatorio.

5. El Estado debe establecer una entidad PERMANENTE para el reconocimiento, asistencia social, jurídica y de reparación a las víctimas de la dictadura.

6. El Estado de Chile debe cumplir las convenciones para prevenir y castigar la tortura poniendo en acción la Justicia contra los TORTURADORES en vez de fomentar y amparar la escandalosa IMPUNIDAD reinante. El Estado debe entregar a la JUSTICIA los antecedentes sobre torturas que los ex prisioneros políticos denunciamos ante la Comisión Valech. El aberrante secreto por cincuenta años del artículo 15 de la ley 19992 es una vergüenza para la Humanidad.

7. El Senado de la república debe darle curso al proyecto de ley (Bustos) aprobado hace ocho años por la Cámara de Diputados que por la vía de interpretar los artículos 93 y 103 del Código Penal se establezca que tratándose de crímenes de lesa humanidad no se pueda extinguir la responsabilidad penal con indulto, amnistía ni prescripción, ni menos reducirse la condena por la llamada “media prescripción”, artificio jurídico que ha estado favoreciendo la impunidad para criminales de la dictadura. Esto se hace indispensable para evitar la benevolencia o condescendencia excesiva de los tribunales ante los criminales de la dictadura.

Finalmente; el financiamiento de la Indemnización debe ser con un crédito internacional a treinta años plazo y el pago a las víctimas o sus herederos debe hacerse al contado, sin más esperas (y no dilatarlo hasta que todos hayan muerto).

UNIÓN DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE
JULIO DE 2017

COMENTARIO DE NELLY CÁRCAMO, PDTE. UNExPP RESPECTO DEL ARTICULO

Con esto nos dejan absolutamente claro el porqué, evitaron darnos una audiencia y escucharnos, no querían comprometerse. Debemos asumir que ni solos como víctimas sobrevivientes directas, ni unidos a nuestras familias, representamos un grupo humano de interés para los candidatos; ante la masiva abstención del electorado, unos cuantos miles de votantes más o menos, no es relevante para ellos.

Esta es la triste realidad, el trabajo sistemático realizado por todos los Gobiernos pos dictadura, logró prácticamente hacernos desaparecer de la escena política. La impunidad no sólo se refiere a proteger a los criminales y mantenerlos lejos y seguros de los tribunales de justicia, sino que también implica hacer desaparecer o hacer invisibles a sus víctimas. 

Asumamos somos invisibles, somos transparentes en este Chile, máximo exponente del neoliberalismo más brutal, donde el individualismo, la corrupción, el clientelismo político, el nepotismo y hasta el narcotráfico han ido ganando terreno, desplazando valores y principios que pudieran favorecer una existencia, de más hermandad, mas colectiva, más armónica, más humana.

Querido Sergio, agradecemos el esfuerzo que has realizado de transparentar, la falta de compromiso de todos los candidatos “progresistas”, para con el tema en general de derechos humanos y muy en particular con el tema de la gran deuda que mantiene el Estado para con las víctimas sobrevivientes.

Artículo publicado en Derechos Humanos y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.