Lobos de cacería

(APe).– Ayer mataron a Rafael Nahuel. Las fuerzas del estado lo asesinaron por la espalda. El mismo estado que dos días atrás puso presos a los niños. Los mapuche siguen huyendo hacia los cerros desde hace siglos. La represión no termina jamás y los lobos salen cíclicamente de cacería.

El jueves 300 gendarmes, prefectos y federales con motos de agua, patrulleros y helicópteros se lanzaron como lobos sobre “un puñado de familias”. Lo dijo Pato Pichunleo, maestra y mapuche. Habían recuperado un añico de la tierra infinita que les quitaron. Porque hay una machi que está creciendo y necesita de la naturaleza y de la grandeza de los cohiues. Los hombres huyeron por los cerros. Las mujeres y los niños fueron precintados, atados, rociados con gas pimienta y detenidos. Porque el jueves el estado detuvo niños en Bariloche.

Dos días después fueron a buscarlos a los cerros. Acaso fueran los padres o los hermanos de los niños que estuvieron presos en la comisaría federal de Bariloche. Salieron de caza los lobos. Acaso babeando por los dientes ante la cercanía de la presa. De la fragilidad de unos tipos escondidos y heridos, buscando un pedazo de territorio para ponerlo en el DNI. Buscando la gota de vida que es la gota de sangre que vaya donde va el nombre.

Ahí estaba Rafael Nahuel.

Tenía 22 años.

Dicen los diarios que fue un enfrentamiento. A Rafa el plomo le entró por el glúteo y se le alojó en el torax. La legítima defensa de los lobos estatales mata por la espalda. Dicen los diarios que eran “mapuches armados”. Pero tiraban piedras, dicen después. Dicen los diarios que eran “presuntamente integrantes de la RAM”. El poder y sus voceros subsidiarios y cómplices construyen enemigos con potenciales. Matan por las dudas. Definen la pena de muerte con un juicio sumarísimo en territorio. Y edifican terrorismos míticos de los que nadie tiene evidencia. Sólo para poder matar en paz a un chico de 22 años que buscaba guarecerse de la jauría.

Ese mismo día el cuerpo de Santiago Maldonado tocaba tierra. Después de tanta, tanta agua. Después de tanto odio desatado. Después de tanta injusticia que parece consolidarse sobre él.

Ese mismo día el estado en directo, con sus manos y su plomo mató a Rafael Nahuel. No necesitó esta vez de la desesperación, el pánico y el agua amenazante. Esta vez con desparpajo. Porque la impunidad está institucionalizada. Y avalada por el discurso único, por el desprecio a los pueblos originarios y por millones de personas de la misma carne y del mismo hueso que Santiago y Rafael. Pero tan lejos. Quién sabe por qué.

Habrá que seguir a la machi para que sane tanta ferocidad. Y nos retoque un poco la esperanza, que empieza a desvanecerse.

*Fuente: Pelota de Trapo

Artículo publicado en Derechos Humanos, Pueblo Mapuche. Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
  • oscar varela

    Un balazo por la espalda totalmente justificado
    La vicepresidenta Michetti y los ministros Bullrich y Garavano dieron como “verdad” la versión de las fuerzas de seguridad acerca de que habían sido atacados con armas de grueso calibre. La oposición pidió la remoción de Bullrich.
    https://www.pagina12.com.ar/78936-un-balazo-por-la-espalda-totalmente-justificado

  • oscar varela

    Orlando Carriqueo, secretario de la mesa coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro
    “No conocemos a ningún integrante de la RAM”
    En esta entrevista, Carriqueo cuenta que pudo ver a los miembros de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu luego de la represión. Pide al Gobierno diálogo por los reclamos mapuches y niega que las comunidades tengan armas.
    https://www.pagina12.com.ar/78926-no-conocemos-a-ningun-integrante-de-la-ram

  • jose garcia peña

    Al que protesta públicamente le asesinan impúnemente, tanto si es mapuche
    o de cualquier otra etnia.
    Los genocidas fascistas se consideran intocables porque ellos nunca han
    sufrido un genocidio, necesitan sufrir alguno para que sirva de “vacuna” a sus
    supervivientes.
    Los fascistas lo tienen muy fácil porque siempre están incluídos policías y
    militares. El pueblo lo tiene mucho más difícil para castigar a los genocidas
    fascistas, pero con paciencia y decisión castigadora de forma continua en
    el tiempo, se podría mantener a raya a esos canallas.
    Si yo fuese joven y pudiese dirigir un grupo de castigo contra los genocidas
    fascistas, no utilizaría nunca un símbolo revolucionario o étnico, porque eso
    da pistas a la policía fascista para seguir el rastreo. La misión de mi grupo
    sería matar a un genocida fascista y guardar silencio mientra nos ponemos
    al acecho del siguiente.

    • oscar varela

      Hola Sr. Peña!
      Por experiencia popular, no parce conveniente ni buena logística “sumar muertos”.
      ¿No le parece?

      • jose garcia peña

        Comprendo su buena lógica y la del obispo al que se refiere en otro
        comentario, pero solo se pueden sumar cosas de una misma
        especie.
        Los muertos que suman hasta ahora son de nuestra especie.
        Yo me refiero a sumar muertos de la especie fascista.

        • oscar varela

          Ok!
          Gracias!

  • oscar varela

    El obispo de Bariloche salió al cruce del discurso del Gobierno
    “Están armando un enemigo”
    Juan José Chaparro dijo desconocer la existencia de la RAM y negó que los miembros de la comunidad Lafken Winkul Mapu tengan vínculos con esa organización. Contó que los propios mapuches le habían manifestado su preocupación por posibles hechos de violencia armados por otros en torno a su reclamo y pidió a las autoridades acceder al diálogo para no comenzar “a sumar muertos”.
    https://www.pagina12.com.ar/79003-estan-armando-un-enemigo