La alegría no llegó / para los militares si

Que cada uno se preocupe de su trabajo y de denunciar a estos pocos activistas que no desean un provenir próspero para Chile”
Juan Emilio Cheyre,
septiembre 1973. Posteriormente: Ex Comandante en Jefe de las FF.AA. Ex Presidente del SERVEL.

JUAN EMILIO CHEYRE no fue un militar cualquiera.

Llegó al más alto cargo al que aspiran todos los que sensibles y respondiendo al llamado del alma de la patria inician un recorrido lleno de privilegios, beneficios, cajas de previsión exclusivas, hospitales exclusivos, granjerías de todo tipo, trato preferente, derecho a ser estatuas, todo un segmento/sector único al que pueden optar mayoritariamente ellos, los socialmente acomodados, y que en ciertas ocasiones son atacados/agredidos con cañonazos/coimas de millones de dólares pagados por los vendedores de tanques/aviones/helicópteros/barcos que no pueden resistirse.

Caso Leopard. Luís Iracabal, Gustavo Latorre, oficiales cada uno 298 mil dólares en coimas por la compra de tanques. Enriquecimiento ilícito del ex comandante en Jefe de las FF.AA Juan Manuel Fuente-Alba. Hay que recordar siempre el caso Banco Riggs donde el dictador Pinochet guardaba el dinero que robaba algunos generales para el bienestar de más deleznable uniformado conocido, antes de él ha habido otros peores, pero Pinochet sencillamente rompió todo molde inventado.

Largo es en este caso de valientes oficiales el listado al que han sucumbido frente al cohecho, la corrupción, apropiación indebida, tráfico de influencias, abandono de funciones, traición a la patria, falta de probidad, cuyos efectos en tribunales pasan casi desapercibidos, cayendo en el olvido, la impunidad y la vida con su música militar continua sin desvelos ni pesadillas en los cuarteles.

Cuando los chilenos escucharon del golpista presidente Patricio Aylwin, que “se haría justicia en la medida de lo posible”, se daba inicio a un largo periodo donde los nuevos inquilinos de La Moneda, tratarían de hacer todo lo posible para que los militares pudieran volver a sus cuarteles tranquilos y con la certeza del deber cumplido, sin pedir perdón ni humillados, así lo pidió Pinochet y así lo cumplió la concertación. Oficiales que trabajaron en la DINA/CNI fueron ascendidos a generales y otros recontratados…como si nada hubiera sucedido.

Si se mira desde los cuarteles el Informe Rettig y el Informe Valech, así lo entienden ellos, fue su trabajo y así lo reivindican como el largo listado de asesinatos en calles, escuelas, poblaciones, cuarteles y regimientos. Hay que recordar que el ejército restó toda validez e importancia a estos dos informes al sostene que lo que verdaderamente se pretendía eran enlodar el valor de los uniformados y hacer uso político de sus acciones que la patria requería.

El tiempo se ha encargado de ir demostrando quienes fueron los responsables de tanto crimen cometido, de sus nombres y sus grados, de sus sueldos y sus medallas gracias al valor en las investigaciones y consecuencia de jueces en los tribunales. Siempre se recordará al juez René García Villegas quien defendió a los torturados y que sus pares en los tribunales lo trataron como de un leproso se tratara.

Largo es también el listado de militantes de todos los partidos de la concertación y de la Nueva Mayoría, que han ejercido el cargo de Ministro de Defensa Nacional. Una fila de obsecuentes y precaria opinión propia. Lobistas y voceros de criminales de todo tipo, trabajando para justificar cada una de las intervenciones que justifican la eterna noche de terror y muerte, que mantuvieron a millones de chilenos una gran pandilla de vendidos y traidores.

Aceptar cartas firmadas por oficiales en retiro que tuvieron participación directa en la represión. Guardar silencio cuando el alto mando uniformado solicita que su accionar sea instalado en el contexto político de la época. Cuando manifiestan que las FF.AA no tienen ningún antecedente que aportar a las investigaciones solicitadas por tribunales. Cuando los militares mienten y niegan cualquier participación en delitos de Lesa Humanidad, todos los ministros de defensa no tiene la valentía ni la decencia de exigir lo que por más de cuarenta años los familiares han solicitado, que los militares digan la verdad, eso, sencillamente eso.

No había que ir a buscar ninguna esquina del planeta, para conocer a los responsables de asesinatos e hicieron desaparecer a miles de compatriotas, a los miles más torturados y llevados a las cárceles y campos de concentración..

Pretendió la concertación que JUAN EMILIO CHEYRE era el mejor ejemplo de los que asumían sus culpas, era el NUNCA MÁS, era quien había logrado instalar el concepto de nueva institucionalidad en un ejército de pasado/presente criminal. Habló Cheyre del surgimiento de nueva institucionalidad en las Fuerzas Armadas, que incluso se estudiaría contenidos como los Derechos Humanos.

Los gobiernos de la concertación sabían y eran ampliamente conocidas las actuaciones de JUAN EMILIO CHEYRE en esos primeros días del golpe militar allá en el norte, cuando como un joven oficial, llama a denunciar a los antipatriotas que se negaban a reconocer la legalidad de los golpistas.

El día 7 de julio de 2016 el Juez de la Corte de Apelaciones de Santiago Mario Carroza, dictó la orden de detener para procesar a Juan Emilio Cheyre y a ocho oficiales en el triste caso de “Caravana de la muerte”.

Tiene en su pasado haber sometido a torturas a detenidos políticos, estar relacionado con fusilamientos sin ningún juicio, es decir él negó el legítimo derecho a defenderse a sus víctimas, pero que sí han tenido sus compañeros de armas cuando deben presentarse ante los tribunales y que algunos se encuentran en Punta Peuco.

Juan Emilio Cheyre, el militar democrático y emblemático de la concertación /nueva mayoría. Nunca ha salido del lugar al que pertenece, es uno más en el listado de asesinos y con patente de corso entregado por PDC/PS/PPD/PRSD/PC.


 

Programa emitido el 12 de junio de 2016:

 

Artículo publicado en Derechos Humanos, Historia - Memoria y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
  • José

    los peores responsables son los encubridores politicos de estos criminales, es decir la concertacion. que ahora digan que no sabian? es para la risa, si no fuera por las trajedias que costo y sigue costando a Chile por la negacion de justicia. la concertacion=traicion,