Jon Sobrino: “La utopía de los pueblos es  la vida”

Cada año mueren 11 millones de niños, 30.000 al día, de enfermedades que se pueden prevenir o curar.

Hélder Pessoa Câmara; Fortaleza, 1909 – Recife, 1999. Arzobispo católico brasileño cuya defensa de la justicia social, así como su actitud de condena de las dictaduras latinoamericanas, lo convirtieron en símbolo de la llamada “Iglesia de los pobres” y en una de las figuras más destacadas de la teología de la liberación:

“Siempre que busqué defender a los pobres, la iglesia me acusó de hacer política.”

“Los que tratamos de tomar la antorcha y seguir los pasos de Jesucristo, no debemos descansar hasta que los muros de la injusticia, la exclusión y la mentira caigan en nuestra preciosa tierra americana “ancha y enajenada”.

“Cuando sueñas solo, sólo es un sueño; cuando sueñas con otros, es el comienzo de la realidad.”

“Si le doy de comer a los pobres, me dicen que soy un santo. Pero si pregunto por qué los pobres pasan hambre y están tan mal, me dicen que soy un comunista.”

Artículo publicado en Historia - Memoria, Teología y etiquetado , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
  • olga larrazabal

    En medio de esta confusión altamente deshumanizante, es muy bueno ver como hay personas que no pierden la esperanza y siguen luchando por la justicia y la humanidad, sin pedir nada a cambio.
    Mis saludos al Padre Sergio Torres, a quién conocí en Talca cuando trabajaba con Don Manuel Larraín y era el Capellán de mi colegio.
    Mis saludos a Jon Sobrino, primo y amigo querido, por encarnar el ideal de San Ignacio, vasco honesto y pragmático, poniendo su vida al servicio de la Utopía.
    Mi reconocimiento a todos ellos por no haberse dejado vencer por las circunstancias, y seguir luchando por un mundo mejor.