“Sospechosa la Weá”: Sebastián Piñera no sabía nada de los negocios que su hijo hacía a sus espaldas

28.02.2017
El ex Presidente Sebastián Piñera, además de bueno para los negocios discutibles, está convencido de que los ciudadanos siguen siendo tontos. No anda tan equivocado, pues en España eligieron a un hombre corrupto y de un Partido podrido, el PP; en Perú han elegido a cuatro presidentes – Alán García, Alejandro Toledo, Ollanta Humala y el actual, P.P.K., todos involucrados en el caso Odebrecht -; en Argentina,  Mauricio Macri, que tiene negociados hasta con Donald Trump; en Brasil, Michel Temer, implicado en el caso Petrobras.

Los ex Presidentes chilenos, a pesar de las mentiras de los historiadores de la derecha,  han sido trigo limpio: por ejemplo, el tirano Augusto Pinochet, no dejó, ni siquiera, florero de La Moneda por robar; Arturo Alessandri Palma se hizo rico defendiendo a las empresas salitreras; Germán Riesco protegió a su propio banco de quiebra con dineros del fisco; así, hubo otros prohombres. Pareciera que entre más roban, más posibilidades tienen de hacerse al poder, total, están seguros que terminarán impunes – como está ocurriendo con el ex Presidente A. Toledo – y, además, les dan el premio de una cátedra en universidades norteamericanas.

Algunos ciudadanos ilusos siguen creyendo que las grandes palabras tienen correspondencia con la realidad: la igualdad ante la ley, la democracia, la libertad de Prensa, la relación entre la ética y la política, el poder como un servicio público…sólo están consignadas en una hoja de papel, “declaración de los derechos del hombre y del ciudadano” (en la revolución Francesa existía la esclavitud en Santo Domingo y se proclamaba que todos los hombres son iguales). Veamos: la libertad de Prensa en Chile es una mentira, y los dos Diarios principales están a favor de los ricos; El Mercurio y La Tercera, mucho antes de iniciar las indagaciones sobre el caso Bancard y Exalmar, “atribuyen” al fiscal Guerra,  dichos que, hasta ahora,  exoneraban de responsabilidad al ex Presidente Piñera, por falta de “antecedentes”. El mismo fiscal lo desmintió: “aquí no hemos exonerado al ex Presidente”. “No hemos descartado la responsabilidad penal de Piñera”. Toda persona tiene derecho a la presunción de inocencia, realidad, base de la democracia y de la igualdad ante la ley, que los Diarios mencionados, tan “ponderados y serios” no han tenido para quienes piensan distinto que la derecha.

Los abogados, por lo general, recurren a latinasgos, por ejemplo, “a confesión de partes relevo de pruebas“; “a fortiori”, (argumento por razón del más fuerte);  “Actio de in rem verso”, (acción de enriquecimiento sin causa); “alieni juris”, (estar sometido al poder de otros). (Estas expresiones latinas tienen poco que ver con el tema, pero son simpáticas y cuánto el derecho depende la genialidad de los romanos.

Hoy está de moda afirmar que el “Pater familia” no tiene la menor idea de lo que hacen su esposa e hijos. Por ejemplo, la Infanta Cristina fue declarada “tonta e incapaz” por un tribunal español, a sabiendas de que tenía una esmerada educación, superior al pelotero de su marido, Iñaki Undangarín; algo parecido  ocurre, pero al revés, con la familia Piñera: el Pater familia dice no tener la menor idea de los negocios de su hijo, como tampoco de las actividades de su mujer (aunque lo salva siempre de la  metidas de pata); ignora la existencia de la empresa Bancard y además, trata de convencer a los incautos chilenos de que no sabía de sus negocios cuando ocupó la principal oficina en la Casa donde “tanto se sufre”, La Moneda”, (cuesta comprender por qué hay tanto masoquista al que le gusta postular a ocupar el sillón presidencial). ¡Sospechosa la wueá!

Este país está plagado de cándidos, al estilo del personaje de Voltaire, quien se atrevió a decir, en pleno siglo XVIII, que el gran terremoto de Lisboa no fue un castigo de Dios, como lo afirmaba la mayoría de los curas, sino  por los pecados de los hombres o bien, como fruto del destino, y como Cándido era optimista, creía que de todo mal vendría un bien. (Algunos cándidos chilenos aún creen que la catástrofe de los incendios recientes es un castigo de Dios, por culpa de la Presidenta Bachelet por tener un hijo tan tonto y una nuera codiciosa).

Los ciudadanos ingenuos siguen convencidos de que el fideicomiso ciego entregaba el manejo de sus negocios a un tercero, ¡sospechosa la weá!, pues había legado el poder a la empresa familiar Bancard. Resulta que el tal fideicomiso ciego era, además, sordo, mudo, manco, cojo…y todos los negocios que su empresa, Barcard, administrada por su hijo, del mismo nombre, podría realizar todos los negocios que quisiera en el exterior, como si en este mundo globalizado no fueran mucho más importantes los negocios internacionales que los que pudieran darse en el reducido mercado chileno. Los ricos invierten en dólares y los pobres en pesos; los ricos, en los paraísos fiscales y los pobres pagan impuestos para financiar los negocios de los ricos.

Sebastián Piñera había zafado, como siempre, del negocio de la empresa familiar Bancard  y su relación con Exalmar, achacándole la culpa del presunto delito a uno de sus mozos, el gerente Nicolás Noguera, (en general, los empresarios y políticos,  en el proceso, y cuando son descubiertos, usan a chivos expiatorios, como operadores políticos y gerentes).

Los negocios entre Chile y Perú no son nuevos en nuestra historia: Diego Portales, el comerciante héroe de los momios chilenos, por ejemplo, declaró, nada menos, que una guerra contra la Confederación Perú-boliviana para defender sus negociados con el Perú; antes había robado al Estado chileno en el estanco del tabaco.

La fiscalía tiene un correo electrónico en que aparece Sebastián Piñera Morel junto a los gerentes de Bancard, Nicolás Noguera y Caros Marinetti, detallando  los negocios a realizar en Perú con la empresa de pesca Exalmar; en dicho correo se hablaban maravillas de la rentabilidad a obtener: Para variar, el hijo de Piñera, sostiene que es sólo una copia y que, por tanto, él no tiene nada que ver en el asunto. Para terminar el descubrimiento de hechos  que comprometen  al ex Presidente Piñera, Radio Bio Bio, que no se caracteriza por querer mucho a la Presidenta Bachelet, en un reportaje vincula a la familia Piñera con la minera Dominga, en Coquimbo, que también pertenece a Carlos Alberto Délano, socio mayoritario de Penta.

Chile es un país de contrastes: al entierro de Hugo Bravo, ex gerente Penta, sólo asistieron unas cincuenta personas, a pesar de haber sido el gestor del destape de la olla de la corrupción en Chile, pero en este país los fachos pobres y los yanaconas siguen apoyando a Sebastián Piñera aun cuando la empresa encuestadora sea del mismo Piñera y sus informes semanales sean más falsos que el mismísimo Judas.

Nobleza obliga: el ex Presidente Piñera tiene derecho a la presunción de inocencia,  que los Diarios de derecha niegan a quienes no piensan como ellos, incluida la Presidenta Michelle Bachelet, aunque no se atreven a decirlo en su cara.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

28/02/2017

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.