Trump anuncia mano de hierro para engrandecer a EEUU

Donald Trump, convertido en el 45º presidente de EEUU, anunció el viernes que empleará mano de hierro para acabar con “las drogas, la inmigración, el empobrecimiento y el cierre de las fábricas” de su país, males que atribuyó a la debilidad de su predecesor Barack Obama.

“Esta carnicería americana se detiene aquí y ahora” dijo Trump desde su excelsa tribuna en un discurso de quince minutos pronunciado ante más de medio millón de personas que se habían congregado para escuchar su oráculo en la gran Explanada del Capitolio (El National Mall).

Con su habitual aire de lunático, Trump enfatizó “hemos hecho ricos a otros países, mientras la riqueza, la fuerza y la confianza de nuestra nación se disipaba en el horizonte”. Con eso daba a entender que comienza, según los analistas, una época de proteccionismo radical en Estados Unidos.

Esa advertencia es, entre otras cosas, un claro mensaje a la UE y a China, pues Donald Trump culpa a los europeos y a los chinos de haber chupado la sangre durante décadas –cual vampiritos-, al imperio más grandioso de la historia de la humanidad.

Para aclarar dudas, Trump bramó que a partir de ahora “America First” (“América Primero”, expresión utilizada por los filonazis estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial) y subrayó que “cada decisión que tomemos en comercio, impuestos, inmigración, política exterior, etc, se hará en beneficio de las familias y trabajadores norteamericanos”.

Trump fue también contundente contra los fundamentalistas y haciendo un guiño a los aliados, con quienes piensa establecer nuevas reglas del juego, subrayó que “se reforzarán las alianzas internacionales para erradicar completamente el terrorismo islámico de la faz de la tierra”.

Mientras Trump desgranaba su discurso, bastante más comedido que los que lanzó durante la campaña electoral, miles de personas se manifestaban en Washington (cuya población es mayoritariamente demócrata), contra la elección del magnate neoyorquino. La policía tuvo que emplearse a fondo contra los grupos que expresaron con rabia su descontento con el autócrata.

Un día antes de la investidura de Trump, el gobierno mexicano, presidido por Enrique Peña Nieto, hacía un regalo a Estados Unidos y aprobaba la extradición al país vecino del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, acusado por varios delitos de narcotráfico en EEUU por los que podría ser condenado a la pena de muerte.

Finalizada la ceremonia de la Explanada del Capitolio, Barack Obama hizo un corto balance de su mandato en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, y partió de vacaciones con su familia a Palm Springs (California).

Mañana sábado 21 de enero  está prevista la celebración en Washington de una manifestación masiva bautizada como “La Marcha del Millón de Mujeres”, a la que se espera acudan representantes de numerosas ciudades del país,  para protestar contra el mandato xenófobo, racista y misógino de Donald Trump. La concentración irá desde el Memorial Lincoln, situado en un extremo de la explanada del Capitolio, hasta la Casa Blanca.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para desear suerte a “ese millón de mujeres”, cuya protesta tendrá eco, con sus respectivas réplicas, en numerosos países.

Javier Cortines
http://www.nilo-homerico.es/

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
  • José Maria Vega Fernandez

    Australia ha sabido si no me equivoco manejar la inmigración de mano de obra barata-siempre cuidando un alto porcentaje de latino-itálico-español-bueno para trabajar- y cerrar la inmigración cuando se le antojaba….
    A Trump le han hecho una camita y le han dado un tiempito para cerrar las fronteras y reacondicionar la casa, para que al menos en 4 años ya todo colono de piel no blanca se sienta realmente norteamericano de pura cepa. A los dudosos y molestos, fuera.
    De no hacerse así, en alguños años los WASP -blanco,anglosaxon, protestante- tendrían que crear en algunos estados del NE un nuevo país y dejar que el resto reviente…