Colombia: El acoso paramilitar y militar a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó es continuo y sin respuesta del Gobierno

i) Fusión diabólica imposible de esconder.

Dada la intensidad de la agresión de las estructuras del Estado contra nuestra Comunidad de Paz, nos vemos obligados a denunciar ante el país y el mundo el atrevimiento ya cotidiano de esa agresión sistemática. En los últimos días han ocurrido estos hechos:

  • El miércoles 12 de octubre de 2016, la Comunidad tuvo conocimiento de que un grupo de paramilitares que venía de la vereda Arenas Bajas llegó hasta la vereda La Unión con intención de asesinar a Reinaldo Areiza, pero él no se encontraba en la vivienda al momento. En días posteriores paramilitares residentes en el poblado de Nuevo Antioquia confirmaron que habían buscado a Reinado en La Unión para asesinarlo y no lo habían encontrado.
  • El viernes 15 de octubre de 2016, la Comunidad tuvo conocimiento, a través de campesinos de la región, quienes fueron testigos presenciales, de que se han dado varios encuentros entre militares y paramilitares en el sector conocido como La Máquina, entre las veredas de Arenas Bajas y Arenas Altas, compartiendo informaciones e instrucciones mutuas.
  • El martes 18 de octubre de 2016, hacia las 7:00 horas y por espacio de 10 horas, un contingente del ejército de aproximadamente 100 hombres hizo presencia en las propiedades privadas de nuestra Comunidad de Paz en la vereda de Arenas Altas, particularmente en la escuela donde cocinaron sin permiso alguno, y al retirarse dejaron allí un chaleco militar, un teléfono celular y material bélico, 4 proveedores con sus respectivas municiones y tres calcetines con abundante munición para arma de largo alcance, y una camisa militar. Todo quedo registrado en videos y fotografías por parte de nuestra Comunidad de Paz. Este mismo día varios miembros de la Comunidad observaron a un grupo al parecer de militares, con características y presentación similares a paramilitares que descendía por el camino de Arenas Altas y se dirigía hacia el caserío de San José, donde hay fuerte presencia militar y policial, luego fueron vistos regresar al mismo sitio. Todo muestra que habían estado en cercanía y coordinación con el ejército.
  • Este mismo martes 18 de octubre de 2016, hacia las 7:00 horas, varios pobladores de la vereda Arenas Altas, escucharon dos disparos de arma larga procedentes de un campamento militar en dicha vereda, posteriormente campesinos de la vereda fueron abordados por dos sujetos vistiendo botas y pantalón militar a quienes preguntaron por el camino que les conducía hacia la vereda los mandarinos sector la maquina, área donde permanentemente hay presencia de contingentes paramilitares.
  • El miércoles 19 de octubre de 2016, hacia las 10:30 horas miembros de nuestra Comunidad de Paz, procedieron a retirar y enterrar el material bélico dejado por el ejército en la escuela de Arenas Altas el pasado martes 18 de octubre de 2016, pues los niños de dicha escuela manipulaban dicho material de guerra al ser dejado por los militares allí, estos hechos fueron puestos en conocimiento de organismos nacionales e internacionales.
  • El mismo miércoles 19 de octubre de 2016, hacia las 15:00 horas, un grupo de militares nuevamente ingreso al asentamiento de nuestra Comunidad de Paz en la vereda Arenas Altas, se mantuvieron por espacio de dos horas y posteriormente se retiraron del sitio al ser impedidos por miembros de la Comunidad allí.
  • El jueves 20 de octubre de 2016, hacia las 7:20 horas, una comisión humanitaria integrada por miembros de nuestra Comunidad de Paz, arribo a la vereda Arenas Altas, para conocer de primera mano la situación de orden público acaecidos en los últimos días allí. Al llegar, fueron inmediatamente abordados por las tropas militares acantonadas en dicho asentamiento comunitario, los cuales en forma airosa profirieron amenazas contra nuestros miembros de la Comunidad de Paz allí presentes, afirmando entre otras cosas, que ellos portaban fusiles y armas diseñadas solo para matar, y que las utilizarían en cualquier momento. Todas estas amenazas quedaron registradas y filmadas por la Comunidad.
  • Este mismo jueves 20 de octubre de 2016, hacia las 16:00 horas, otra comisión humanitaria integrada por miembros de nuestra Comunidad de Paz y la Defensoría del Pueblo, hizo presencia en la vereda Arenas Altas, con el fin de colocar en conocimiento de la Defensoría del Pueblo el arsenal de guerra dejado por tropas militares y hallados por niños y niñas del asentamiento Comunitario. Nuestra Comunidad de Paz, espera entregar dicho arsenal de guerra dejado por los militares, solo a alguna organización internacional que garantice la inhabilidad de dicho material bélico arma de destrucción humana.

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz recurre a la solidaridad de comunidades y personas que en diversas partes del mundo nos han apoyado, para que se exija al Estado colombiano explicación de una persecución incesante y ensañada que ilegitima unas instituciones que dicen respetar el Derecho y construir una paz duradera.

20 de Octubre de 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

ii) Acosados por un Estado que habla de Paz.

De nuevo nuestra Comunidad de Paz, deja constancia de los hechos que estamos padeciendo, hace tan solo una semana dejábamos constancia del accionar paramilitar en nuestras veredas y asentamientos Comunitarios, hoy de nuevo el deber nos obliga a llevar y dejar ante la humanidad y la historia los nuevos hechos de horror que nos asedia:

  • El jueves 06 de octubre de 2016, un grupo de militares se estaciono en los cultivos de pan coger de miembros de las familias de la Comunidad en la vereda la Unión, allí, permanecieron por dos días, dañaron cultivos y destruyeron arboles de cacao y sus productos, en un claro abuso y violación al derecho de sobrevivencia que ha generado la Comunidad de Paz en sus espacios de vida y trabajo. La fuerza pública de nuevo se le ve en su intento por debilitar y destruir los cultivos y cosechas que las familias de nuestra Comunidad han logrado en la Unión, pues, este espacio es una de los retornos Comunitarios que conservamos desde hace ya 18 años.
  • El sábado 8 de octubre de 2016, un grupo de paramilitares se acampo en la vereda Arenas Bajas, en la propiedad Comunitaria de familias de nuestra Comunidad de Paz allí.
  • El martes 11 de octubre de 2016, nuestra Comunidad de Paz, realizo una misión humanitaria para rescatar a las familias de nuestra Comunidad de Paz, que se encuentran confinadas desde el pasado sábado 8 de octubre de 2016, en la vereda Arenas Bajas. Hacia las 17:00 horas nuestra Comunidad acompañada de dos organizaciones internacionales que nos acompañan llegamos a Arenas Bajas. Allí, logramos una ves mas comprobar la reiterada presencia paramilitar en nuestros espacios, pues, se habían tomado y acampado en la vivienda de un miembro de nuestra Comunidad, al igual que los cultivos de pan coger estaban hechos trincheras y campamentos paramilitares. Por varios minutos se sostuvo una acalorada discusión con los paramilitares, al momento de exigirles que desocuparan nuestros espacios de vida. Los paramilitares de nuevo reiteran que no se van a ir de la zona, pues su principal objetivo es quedarse en los territorios.
  • El miércoles 12 de octubre de 2016, en el sitio conocido como pela huevo, paraje de la vereda Arenas Altas, miembros de nuestra Comunidad fueron impedidos realizar trabajos agrícolas por tropas militares que se encuentran acampados en los terrenos y cultivos comunitarios en dicha vereda. Allí, los militares afirmaron que ellos son conscientes de la presencia paramilitar en la región, pero que ellos no van a hacer nada, pues toda denuncia que realice esa HP de Comunidad de Paz, la van a tergiversar ante la opinión pública y comunidad internacional como “montajes de la Comunidad de Paz”. Estas afirmaciones de las instituciones del Estado, no nos sorprenden, pues ya hace rato se graduaron en ese campo de la desinformación. El Estado desafía la Constitución y la Ley y acude a la ilegalidad e ilegitimo al proteger a los paramilitares, pues ya por mas de 30 días hacen presencia permanente entre las veredas arenas Altas y Arenas Bajas, sin que a la fecha se haya tomada una acción para evitar riesgos contra la población civil.

En medio de sufrimientos y tormentos y, acosados por un Estado criminal que desacata y pisotea todas las sentencias que han tratado de protegernos desde la Constitución, acudimos y hacemos un llamado a todas las Personas, Comunidades y Organizaciones solidarias para que exijan una mínima coherencia a un Estado que hace continuas promesas de paz, mientras actúa en contravía de su discurso.

Agradecemos nuevamente toda la energía y apoyo moral que nos han brindado para sostener nuestra resistencia civil y pacifica.

12 de Octubre de 2016
Comunidad de Paz de San José de Apartado

iii) La crueldad se ensaña sin compasión.

Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartado, nuevamente acude a la humanidad y a la historia para dejarles en constancia los nuevos hechos de ignominia con que el Estado humilla a las victimas y luego pretende negar y negar hasta la saciedad con una crueldad ensañada sin compasión, los hechos y la realidad que vivimos diariamente es otra muy distinta al discurso oficial y a la mentira con que se quiere engañar al mostrar una región tranquila y en progreso, los hechos son:

  • El viernes 30 de septiembre de 2016, nuestra Comunidad de Paz, tuvo información de que había sido asesinado con arma de fuego un reconocido comerciante de productos agrícolas de San José, el cual vivía en Apartado, por dos sujetos motorizados y portando armas, quienes lo abordaron y sin mediar palabras le propinaron varios impactos de bala. Acompañamos a la familia en su dolor, pues quedan dos huérfanos que acaban de nacer y la madre viuda.
  • Este mismo viernes 30 de septiembre de 2016, algunos pobladores de la vereda Mulatos, abordaron a miembros de nuestra Comunidad de Paz, y exigieron que la Comunidad de Paz debía abandonar lo mas pronto posible el asentamiento Comunitario que ha construido en la Aldea de Paz, “Luis Eduardo Guerra”, argumentando que la Alcaldía de Apartado, tiene muchos proyectos para la región. Nos preocupa que detrás de los proyectos Estatales viene acompañado por la fuerte presencia paramilitar que siembra terror y zozobra en la región. Nada nuevo, pues se han construido casas y carreteras clandestinas en el corregimiento con el apoyo de los Gobiernos locales y financiados por los paramilitares.
  • El sábado 1 de octubre de 2016, varios campesinos se han quejado de la presencia militar desde hace varios días en la vereda Buenos Aires en el corregimiento de San José, junto a la escuelita de la vereda, allí, los agentes del Estado se han acantonado en los cultivos de cacao los cuales han dañado e impiden que los agricultores transiten o realicen trabajos agrícolas allí, de igual forma, en una de las viviendas los militares entraron y se llevaron productos de abarrote, sustento de la familia.
  • El lunes 3 de octubre de 2016, hacia las 9:00 horas un grupo de paramilitares hizo presencia en el sector de Cantarrana, paraje en la vereda Mulato Medio del Corregimiento de San José. Este mismo contingente paramilitar recorrió varios sitios de dicha vereda, acampándose posteriormente en la vivienda de Rubí Arteaga miembro del Consejo Interno de nuestra Comunidad de Paz en el sector de el Barro en la misma vereda, Arteaga ni su familia se encontraban en la vivienda al momento de la incursión. Al parecer este mismo contingente paramilitar es el mismo que el día sábado 24 de septiembre de 2016, hizo presencia en la vereda la Hoz, donde torturaron a tres campesinos de la vereda. La presencia paramilitar precisamente en la vivienda de una líder de la Comunidad, nos preocupa sobre todo si se tiene en cuenta las amenazas contra nuestra Comunidad de Paz por parte de este grupo armado brazo clandestino del Estado Colombiano. Dicha amenaza paramilitar bloqueo a mas de 70 miembros de nuestra Comunidad de Paz y a acompañantes internacionales, los cuales ese día se dirigían hacia San José, obligándoles a permanecer confinados hasta el día siguiente en la Aldea de Paz en Mulato Medio.
  • El martes 4 de octubre de 2016, Este contingente paramilitar que se mantuvo durante el día lunes 3 de octubre 2016 en la vereda Mulatos, hizo presencia en la vereda la Esperanza y se dirigieron hacia la vereda Playa Larga, donde tienen varias propiedades y campamentos.
  • El miércoles 5 de octubre de 2016, en horas de la mañana, a través de los medios radiales locales, las autoridades civiles y de la fuerza publica de la región, en un acto de vergüenza, se atrevieron a afirmar que estuvieron en la vereda de Rodoxali y no encontraron paramilitares y que al entrevistar a los pobladores manifestaron no haber visto a grupos armados. Nadie, absolutamente nadie, que ha recibido casas, dinero, ganado y que además viva en una zona controlada por los paramilitares se atrevería a denunciarles. No es en helicópteros o aviones que se va a encontrar con paramilitares, es caminando las veredas y recorriendo caminos por donde patrullan permanentemente.
  • El jueves 6 de octubre de 2016, la Comunidad de Paz fue informada de las amenazas que ha proferido en varias ocasiones Luis Adán Rivera, contra dos miembros de nuestra Comunidad, anunciando que algún día el va a salir de la cárcel y que cuando eso suceda va a asesinar a Gildardo Tuberquia y a Roviro López, ambos, miembros del Consejo Interno de nuestra Comunidad de Paz. Luis Adán, es un individuo que en dos ocasiones fue abordado por miembros de nuestra Comunidad para exigirles respeto a los espacios comunitarios, a lo que el se rehusó y al contrario profirió amenazas en distintas ocasiones contra la comunidad.
  • En las ultimas semanas varios pobladores del corregimiento de San José, que han caminado entre la vereda la Esperanza y Nuevo Antioquia, han sido abordados por paramilitares quienes con lista en mano, han preguntado por el paradero de varios civiles de la región. Uno de esos casos sucedió con el señor Wber Areiza, a quien lo abordaron y preguntaron por su hermano Reinaldo Areiza, afirmando que irán por el adonde sea necesario para asesinarlo, de igual forma, los armados le manifestaron que lo conocían muy bien que sabían que el era hermano de una mujer que ellos habían asesinado en el 2005 en mulatos, que lo sabían todo, que inclusive sabían que ya el Estado había pagado a las victimas de esa masacre. Estas afirmaciones de paramilitares muestran la cercanía y la unidad de acción de estos con agentes del Estado, los cuales protege para luego camuflarse y delinquir.

Estas nuevas acciones evidencian el accionar conjunto de la fuerza publica con los paramilitares, a ello entre otros tantos, se suma el hostigamiento de los paramilitares el pasado jueves 15 de septiembre de 2016, en el casco urbano de San José, simulacro sincronizado entre la fuerza publica y los paramilitares para generar terror a la población civil.

Pedimos la solidaridad nacional e internacional para que todos estos hechos no queden impunes, para que el accionar de muerte contra la comunidad pare y los planes de exterminio cesen.

De nuevo agradecemos la solidaridad con nuestro caminar y reiteramos que pese a todas las acciones de muerte conque tratan de acabarnos, nos mantenemos firmes en nuestros principios de vida, solidaridad, no impunidad y de neutralidad frente a cualquier actor armado.

6 de Octubre de 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartado

iv) Campesinos torturados a mano de paramilitares.

Nuevamente nuestra Comunidad de Paz deja constancia ante la humanidad y la historia de nuevos hechos violentos que se perpetúan en el tiempo, esta ves, contra la población civil de nuestro entorno geográfico y social, los hechos son:

  • El Sábado 24 de septiembre de 2016, en horas de la mañana, un grupo de paramilitares fuertemente armados ingresaron a varias viviendas en la vereda la Hoz del Corregimiento de San José de Apartado, allí, procedieron a golpear a tres reconocidos campesinos, los tiraron al suelo, les golpearon a patadas, les amenazaron con arma de fuego y les insultaron gravemente, afirmando que tenían ordenes para asesinar a quien se les diera la gana, obligándoles a guardar silencio.En dicha incursión paramilitar anunciaron que van en búsqueda de varias personas de la región, de los cuales tres son miembros de la Comunidad de Paz, que a esa Comunidad de Paz van a asesinar tres o cuatro personas y que con ello, la gente se dará cuenta quien es el que manda en la región. Con tono desafiante y amenazante después de varias horas continuaron su recorrido con dirección a la Vereda Mulato del Corregimiento de San José, no sin antes anunciar que por arenas bajas subía otro grupo de paramilitares.
  • El miércoles 28 de septiembre de 2016, hacia las 09:00 horas, en la vereda Arenas Bajas, en el paraje conocido como la maquina, fueron vistos un grupo de paramilitares, los cuales anunciaron que van a tomarse el corregimiento de San José y sus veredas, que tienen luz verde para ello, anunciando que a quien no le guste pues que se largue de la región, después de ello, continuaron su ruta hacia Arenas Altas.
  • En las ultimas semanas se ha tenido conocimiento de que en la vereda Arenas Bajas, en los últimos días se ha visto la presencia de tropas militares que se mueven junto a las tropas y contingentes paramilitares, convirtiéndose así este accionar conjunto como una amenaza para quien se atreva a denunciar, pues se le da el mensaje a las victimas de que si denuncian, dichas denuncian irán a oídos de los paramilitares, pues conviven en el mismo territorio.

A pesar de las amenazas de muerte y anuncios de exterminio que han proferido los paramilitares, brazo criminal del Estado Colombiano, nuestra Comunidad de Paz hoy mas que nunca seguimos con la convicción de no renunciar a esos principios universales al derecho a la vida que nos asiste. No renunciamos a esos principios y derechos universales ni ante los mismos asesinos.

30 de septiembre de 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartado

v) Simulacros, otro metodo de guerra.

Los ingenios de la guerra no paran, esta ves acuden a los mas perversos mecanismos de la guerra sucia. En un nuevo episodio que revela el cinismo de quienes atizan la guerra a tal nivel donde la población civil lleva la peor parte; de nuevo, nuestra Comunidad de Paz deja constancia de nuevos hechos en contra de la población civil:

  • El jueves 15 de septiembre de 2016, hacia las 21:45 horas, se presento un intercambio de disparos entre tropas del Ejercito Nacional y Policía Nacional contra un grupo de militares/paramilitares que se atrincheraron a disparar desde varias casas del casco urbano de San José, dicho enfrentamiento simulado se prolongo hasta las 22:45 horas del mismo día.
  • Este mismo jueves 15 de septiembre de 2016, hacia las 22:20 horas, cinco sujetos portando armas largas y vistiendo prendas militares, cruzaron el asentamiento comunitario de la Comunidad de Paz en San Josecito, los sujetos venían desde San José por toda la carretera que conduce a Apartado, a la altura de San Josecito retuvieron por varios minutos a un miembro de nuestra Comunidad de Paz, al cual le apuntaron con sus fusiles obligándolo a arrodillarse e impidiendo que no les mirara a la cara argumentando que eran paramilitares, después de varios minutos lo dejaron libre, los sujetos continuaron su recorrido sobre la carretera hacia Apartado. Horas mas tarde, subieron vehículos con tropas militares hacia San José.
  • El viernes 16 de septiembre de 2016, en horas de la mañana, hizo presencia en el casco urbano de San José, autoridades civiles y militares, supuestamente con el objetivo de evaluar la situación. Versión de varios civiles que participaron de dicha reunión, tanto la policía como el ejercito se enfurecieron por las declaraciones de los pobladores que señalaron a los paramilitares como los responsables de dicha incursión armada. Pues según la versión de los mandos militares esta acción armada es responsabilidad de las Farc.

Nos queda muy claro que lo que se pretende aquí es simular combates e incursiones que generen terror y zozobra a la población civil, que luego es atribuida a cualquier actor armado, con el único propósito de justificar la militarización y paramilitarizacion de la región. Lo peor aun es involucrar en estos escenarios de guerra a la población civil al motivarlos a que pidan la presencia de un actor armado que persiga y elimine al otro.

Exigimos a todos los actores y generadores de violencia no pisotear mas nuestros espacios de vida y trabajo, y a la ves rechazamos la presencia de cualquier grupo armado legal o ilegal en nuestro territorio.

17 de Septiembre 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartado

vi) Paramilitares invaden nuestros espacios, el Estado lo niega.

Por mas de 20 años, hemos escuchado el mismo lenguaje con un mismo discurso mentiroso y perverso de las instituciones del Estado al negar hasta la saciedad la presencia de sus brazos paramilitares. De nuevo, las autoridades Estatales se avasallan en ocultar a como de lugar la invasión paramilitar en las veredas del Corregimiento de San José, nada nuevo para nosotros, ya que por mas de veinte años hemos sufrido y padecido la inclemencia de los asesinos protegidos por las instancias Gubernamentales. Dejamos ante la humanidad y la historia estos nuevos hechos:

  • El miércoles 7 de septiembre de 2016, hacia las 16:00 horas, un grupo de paramilitares hizo presencia en la vereda el Porvenir del Corregimiento de San José, allí, procedieron a retener a varios campesinos que se encontraban jugando, a los cuales despojaron de sus celulares, de igual forma procedieron a señalar de guerrilleros a los civiles, horas mas tarde los dejaron en libertad.
  • El jueves 8 de septiembre de 2016, hacia las 11:00 horas, tropas Militares ingresaron en forma irrespetuosa al caserío de Arenas Altas, violando así nuestros principios y reglamentos que prohíben la presencia de cualquier actor armado en nuestros asentamientos. Posteriormente la Comunidad les exigió el retiro inmediato a la fuerza publica de nuestros espacios de vida y trabajo comunitario.
  • Este mismo jueves 8 de septiembre de 2016, hacia las 13:00 horas se observo que el grupo paramilitar que se encontraba en la vereda el Porvenir del Corregimiento de San José, procedieron a retirarse de la vereda, no sin antes advertir que seguirían haciendo presencia en la región.
  • El viernes 9 de septiembre de 2016, en el paraje de la Tequerita, entre la vereda la Hoz y la vereda Mulato del corregimiento de San José, varios pobladores de la región fueron abordados por tropas paramilitares, los cuales manifestaron que van a estar por la región patrullando. Este grupo paramilitar arribaron a la vereda la Hoz el pasado lunes 5 de septiembre de 2016, acampándose junto a la escuela de la vereda.
  • El sábado 10 de septiembre de 2016, por medios radiales locales y nacionales, Eliecer Arteaga, Alcalde de Apartado, en forma cínica e irresponsable hace eco a la Fuerza Pública al negar en forma impúdica la fuerte presencia de contingentes paramilitares en varias veredas del Corregimiento de San José.
  • En las ultimas semanas reconocidos paramilitares que hacen presencia en la Vereda Playa Larga del Corregimiento de San José, han manifestado en varias ocasiones ante pobladores de la región, que ya en la región los únicos que estorban son esa HP de Comunidad de Paz, otros han señalado que esa Comunidad de Paz, son mas guerrilleros que la propia guerrilla.

Nuevamente, agradecemos la solidaridad de muchas personas, comunidades, organizaciones nacionales e internacionales que desde diversos rincones del mundo nos sostienen con su fuerza moral.

12 de Septiembre de 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartado

vii) Paramilitares nos intimidan y afirman trabajar conjuntamente con la fuerza.

No han pasado muchos días, desde cuando llego a la Brigada XVII del Ejercito Nacional el nuevo comandante, como acto de bienvenida y lealtad, contingentes paramilitares ocupan varias veredas del Corregimiento de San José, entre ellas algunos asentamientos de nuestra Comunidad de Paz y anuncian tomarse la zona a todas anchas. Nuevamente nuestra Comunidad de Paz dejan ante la humanidad y la historia estos nuevos hechos de persecución e intimidación que viene siendo víctima nuestra Comunidad y la población de nuestro entorno geográfico y social.

  • El martes 7 de septiembre de 2016, hacia las 07:00 horas, varios paramilitares se acercaron a varias viviendas del asentamiento de nuestra Comunidad en Arenas Altas, allí, procedieron a intimidar a las familias, y a anunciar que llegaron para quedarse en el territorio. Que la gente no tiene otra opción que aceptarles guste o no les guste.
  • Este mismo martes 7 de septiembre de 2016, hacia las 10:00 horas, un grupo de paramilitares se acercaron a la escuelita de los niños en la vereda Arenas Altas, e interrumpieron con intimidación la jornada escolar que se estaba desarrollando al momento. Allí, de nuevo anunciaron que llegaron para quedarse, anunciando que por la vereda la Hoz venia un operativo de 300 hombres y por Saiza, venían 1.000 hombres y que con ellos habían 200 hombres, con el objetivo de quedarse y controlar el territorio. Toda esta situación obligo a suspender la jornada escolar en dicha escuela.·
  • El martes 7 de septiembre de 2016, hacia las 09:00 horas miembros de nuestra Comunidad provenientes de distintas veredas nos dirigimos a la vereda Arenas Altas acompañados de dos Organizaciones Internacionales con delegados de distintos Países. En el paraje conocido como Rio grande de la vereda Arenas Altas, fuimos abordados por un contingente de paramilitares fuertemente armados, quienes procedieron a retenernos durante 50 minutos, allí, el grupo armado vistiendo prendas militares y portando armas de largo alcance con insignias de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) “bloque Juan de Dios Usuga” procedieron a anunciar: “nosotros y la fuerza publica, no nos vamos a combatir, somos los mismos, tenemos todo coordinado para lo que se viene mas adelante, que es la ocupación masiva del territorio por parte de las AGC”.Después de 50 minutos, y de una intensa discusión, además de preguntar por los líderes de la Comunidad de Paz, luego los armados procedieron a retirarse del sitio, no sin antes afirmar que regresaran y que no nos parezca extraño cuando también entren al casco urbano de San José. Todo ello, quedo registrado en grabaciones de audio y vídeo.

Nuevamente agradecemos profundamente la solidaridad fraterna de numerosas personas y comunidades que desde muy lejanos rincones siguen nuestra tragedia y expresan incansablemente su protesta ante las autoridades corruptas del Estado Colombiano.

07 de septiembre de 2016

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

viii) “Un policía muerto y siete heridos tras enfrentamientos con indígenas en Cauca.

Luego de un enfrentamiento entre indígenas y policías en Caloto, Cauca, un policía resultó muerto y siete más heridos en medio de un procedimiento de desalojo de la finca La Emperatriz. Los hechos se presentaron alrededor de las seis de la mañana de este viernes.

Según información entregada por la Policía del departamento, el uniformado fallecido respondía al nombre de Pablo Fernández Rojas, quien murió tras recibir un impacto de arma de fuego en el pecho que fue disparado, presuntamente, por los indígenas.

Jonathan Zuluaga Henao y Pablo Julián Fernández Rojas, miembros de la Policía, también resultaron heridos por impacto de arma de fuego. El resto fueron lesionados con objetos contundentes, como piedras.

Por su parte, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) denunció en un comunicado que la Fuerza Pública ingresó a la hacienda donde se encontraban miembros de la comunidad indígena Huellas Caloto y destruyeron los sembrados y los cambuches en los que se alojaba la comunidad.

“Las comunidades cercanas tuvieron que desalojar sus viviendas, ya que la fuerza pública lanzo gases también a las viviendas, sin tener en cuenta que había bebes, niños y mayores dentro de las casas”, señala el comunicado.

Asimismo, reportaron que cuatro comuneros habían resultado heridos en medio de los enfrentamientos con la Policía.

[Fuente: Por Redacción Nacional, El Espectador, Bogotá, 14oct16]

*Fuente: http://www.derechos.org/nizkor/colombia/


Más Información:
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/informes.html

Inteligencia militar y paramilitarismo
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/intel/intelmain.html

Chocó y Urabá
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/infomain.html#choco

Cauca
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/infomain.html#cauca

Indígenas y campesinos
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/infomain.html#ind

Proceso de Paz
http://www.derechos.org/nizkor/colombia/doc/paz/

Artículo publicado en Derechos Humanos y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
  • José Maria Vega Fernandez

    Ay Colombia, Colombia…
    Si la zona del Darién no fuera un centro de contrabando de tuti frutti, por ambos océanos…
    Si fueras un país sin drogas ni trata de blancas,,,
    Serías la Suiza de Latinoamérica -que digo!- mucho más.
    Vivirías de su café, tu salsa, el turismo, tus serranías y nevados, tus lagunas y playas.
    Y sobre todo, del calor y gentileza de tu buena gente esparcida desde tus costas hasta los páramos esponjosos.
    Los turistas de todo el mundo te cruzarían maravillados.
    Y ¡tomémonos un tintico para brindar por que así sea!