Ser viejo, enfermo, solo y pobre es pertenecer a la  casta de los indeseables que sobran en el Chile actual

Si Ud. reúne alguna de estas condiciones le aseguro que será estafado por las AFP cuando tenga que postular a una pensión, o por las Isapres, cuando quiera tener un seguro de  salud y una atención más humana y de calidad que el indigno trato que recibe en los hospitales públicos; si Ud. es pobre, será víctima de las Farmacias, los Bancos y de las tiendas de retail. En todas estas situaciones, Ud. será estafado.

“Chile es una larga y angosta faja” donde los millonarios se dedican a explotar y despojar de sus bienes a  una inmensa mayoría de ciudadanos pobres que, por ningún motivo, pueden correr el riesgo de llegar a viejos ni, mucho menos, enfermarse. Si para sobrevivir, Ud. se atreve a pedir un crédito, de seguro, le hipotecarán la casa – si es que la tiene – o le cobrarán una tasa convencional del 50% – si es que no lo repactan, como lo hicieron los bandidos de La Polar, que se encuentran paseando por las calles -. En Chile, la justicia envía a la cárcel a los pobres y protege  a los estafadores.

Si Ud. pertenece al 60% de los  cotizantes de las AFP tendrá una pensión de $150.000, mucho menos que el sueldo vital. Esto no sólo lo sostengo yo, sino que también el señor Vial, actual consejero del Banco Central. No es que Ud. haya sido cándido y creyera las mentiras del hermano del Sebastián,  José Piñera Echeñique, cuando prometió, en plena dictadura de Augusto Pinochet, que las AFP le pagarían el 70% de su último sueldo, pues ahora sólo alcanza al 30%.

La reforma previsional  Bachelet, que tiene algunos aspectos positivos – como  la pensión básica – agregó a millones de trabajadores independientes a ser timados, obligatoriamente, por las AFP, lo cual significa que se agregan más esclavos a la galera.

En Chile, el  75%  de los trabajadores gana menos de $650.000; el 15% gana entre $650.000 y $850.000; el 10%, más de $850.000. Desde 1997 hasta el 2016, el empleo precario pasó de 30% a 50% – eso es lo que el gobierno actual llama “empleos de calidad” -; el 5% más rico gana 270 veces más que el 5% más desposeído.

La democracia representativa chilena ha logrado un nivel de desigualdad mucho mayor que, por ejemplo, la democracia participativa venezolana. El coeficiente Gini de Chile es de 5,8 y el de Venezuela alcanza a 4 puntos y fracción – en el Gini, 0 (cero) puntos es completa igualdad, y  10 punto es la desigualdad total -. En veinte años de gobierno de la Concertación, los 5 y tantos puntos chilenos se mantuvieron  incólumes, sin embargo, los ingenuos pululan y quieren que continúe la Concertación.

Quienes, como Ulises, se ataron a un árbol y se taparon los oídos para no escuchar los cantos de sirena del hermano del Piñera, y se mantuvieron en el sistema antiguo, terminan ganando el triple de pensión que los  incautos y obligados trabajadores que se cambiaron a las AFP.

Aun cuando a Ud. no le guste jugar al póker o la ruleta, si es usuario de las AFP está obligado a participar en una fatídica ruleta rusa que, a la larga, Ud. siempre se lleva la bala mortal. En esta mesa de bacará siempre gana la caja.

Según la Comisión Marcel, el promedio que paga el Fondo E, en un largo período, es  de un 4%. Las AFP, según Ricardo Hormazábal, han ganado, desde el año 2000, los siguientes porcentajes:

Año% de Ganancia
200150,10
200233,64
200326,94
200425,57
200524,86
200622,22
200731,95
200828,99
200934,73

estas ganancias las obtienen  en base al dinero que pertenece a los trabajadores y que, a la hora de su jubilación, en su gran mayoría, menos que el sueldo vital – en el caso de que tenga una baja acumulación, por un tiempo limitado -.

Las AFP son dueñas del 70% de las Acciones de las cuarenta empresas que se transan en el Ipsa y, en muchos casos, pasan a ser, prácticamente, dueños de poderosas empresas oligopólicas – Enersis, Endesa, CensoSud y otras – Ud. no tiene ningún derecho a participar en la distribución bursátil y en Bonos de su dinero ahorrado,  pero, por el contrario, las AFP lo hacen por Ud. cobrándole además el 1,5% mensual de su salario.

Los dos Bancos españoles, BBVA y el Santander, son dueños de sendas AFP, además  del Citigroup. Durante el gobierno de Michelle Bachelet se propuso una AFP estatal, sin  resultado favorable hasta ahora debido a la falta de voluntad de los partidos del duopolio, que siguen entregando la democracia al mercado.

Es cierto que este diagnóstico es archiconocido, como también ha  sido difundido por Manuel Riesco,  Ricardo Hormazábal,  pero no se ha podido terminar el sistema imperante y lograr un sistema mixto, en que los trabajadores puedan elegir entre el sistema solidario de reparto y la capitalización individual. Pienso que este tema será uno de los puntos fundamentales a discutir en las propuestas de los candidatos presidenciales, y los ciudadanos deberán estar atentos para votar por aquellos postulantes que no estén dispuestos a cambiar,  radicalmente, el  sistema de las AFP. Acá no puede haber nada de “medias tintas” o caramelos, que engañen a los ciudadanos: o se está mantener las AFP, o por un sistema mixto.

Rafael Luis Gumucio Rivas

24/08/2016

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.