Venenos a granel: Aplicación de pesticidas provoca masiva intoxicación en Melipilla

Aplicación de pesticidas provoca masiva intoxicación en comuna de María Pinto

31 personas presentan síntomas de intoxicación por la aplicación de pesticida en Melipilla

¿Hasta cuándo podrá el SAG, las autoridades de Salud y el Parlamento, hacerse los desentendidos con respecto a los plaguicidas que se están usando?

Hace 8 años, después de una noticia como esta, pero siendo el epicentro Pelarco, Talca, publicamos nuestra primera nota acerca del peligro de los plaguicidas.  A través del tiempo hemos seguido las vicisitudes de la creación de leyes para prohibir plaguicidas que hayan sido declarados mundialmente peligrosos, tales como el Lindano, el DDT, el Roundup o Glifosato, el 2,4-D….

Las leyes mueren en el Congreso, la Comisión de Agricultura no se hace cargo y culpa al SAG, por tener todos los atributos para fiscalizar y prohibir.  El Ministerio de Agricultura, de donde depende el SAG tampoco se hace cargo, el Ministerio de Salud se remite a lamentarse por la falta de especialistas y presupuestos para hospitales, cosa muy encomiable, pero ,¿ y los venenos que estamos tragando en la comida, en el agua y en la atmósfera?  ¿Qué hay de ellos?

La Organización Mundial de la Salud, categoriza los plaguicidas según grado de toxicidad, el Glifosato o Roundup  y el 2,4-D han sido declarados mundialmente “posibles cancerígenos” lo que es un eufemismo y significa que deben estar anegados de estudios demostrando que ciertamente producen cáncer, además de disrupción hormonal, daño a la membrana de las células, inhibidores de los estimulantes del sistema inmune, por lo tanto venenosos para el ser humano aún en pequeñas dosis que son las recibidas a diario por quienes consumimos frutas y verduras y tomamos agua, por los que comemos pollos o cerdos criados con alimentos llenos de plaguicidas, por los que respiramos el aire contaminado.

Y en Chile los venden a granel o primorosamente envasados en el Homecenter, ya que tienen el permiso del SAG, que es el que establece lo que se puede o no vender en ese ramo.

La frivolidad de nuestras autoridades es abismante, y creo que hemos pasado la barrera del asombro para caer en el estupor y del estupor estamos pasando a la desesperación y la indignación colectiva.

Olga Larrazabal

Diciembre 2015

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.