Paro del Registro Civil: Los Medios ya han cumplido

Pareciera que a algunos se les olvidara de vez en cuando la verdadera función que cumplen los grandes medios de comunicación. Llega incluso a molestar volver a repetir lo mismo: “los medios de comunicación son una prolongación de grandes intereses particulares”. Cuando hablan los medios, no están haciendo un favor a la ciudadanía, están transmitiendo lo que grandes intereses desean transmitir para así generar ciertas respuestas favorables.

Por tanto, cuando vemos en los Grandes Medios nacionales el tema del “Paro del Registro Civil”, lo que estamos viendo no es “información”, tal como suelen vender en los Medios, sino la venta de un producto para generar respuestas de acuerdo a ciertos intereses particulares.

¿Qué ha pasado con el tema del “Paro del Registro Civil? Aquí vemos que los Medios han hecho bien su trabajo. Mientras nos han distraído con el paro, la élite pensante ha trabajado el tema de la Reforma Laboral. Es cosa de ver los Medios donde estos acostumbran a plasmar su pensamiento.

Los Medios aprietan la tuerca y algunos siguen comprando ese “apretar”.

Lo más preocupante es ver a una izquierda que se traga todo ese “apretar” de tuerca.

Lo bueno es que este tipo de situaciones hacen ver la fracturación ideológica que existe hoy dentro de la izquierda.

Tenemos a una izquierda, entiéndase bien, que para la cola en cuanto ve brotes de “lucha”, así como los perritos cuando les muestran un hueso. Tal como cierta izquierda que en su momento pararon la cola en cuanto le mostraron el “hueso” de las famosas “revoluciones árabes” o aquello de la “primavera árabe”. Ahora vean sus “revoluciones árabes”.

Nadie pareciera percatarse que con este paro del Registro Civil la Derecha está revitalizando su discurso con respecto al punto “huelga sin reemplazo” de la Reforma Laboral, para satisfacer a sus “financistas”. Y lo peor de todo, es que se está deslegitimando el sindicalismo y desprestigiando al funcionario público en cuanto a su “vocación de servicio” ante la opinión pública.

Prosiga o no prosiga el paro del Registro Civil, ya no importa, el daño ya está hecho. En la ciudadanía ya se instaló la idea de que la “huelga sin reemplazo” no puede suceder por todo el “daño” que podría causar a la gente, y de paso les hace sentido el discurso de la Derecha con respecto al “daño” que podría causar a las empresas. Se ha instalado que el interés particular de los funcionarios del Registro Civil está por sobre el interés general, haciendo trizas aquello de la “vocación de servicio”. Y por último, se ha instalado la idea de que el gobierno es un inepto por no haber resuelto el problema antes.

Quedan, además, ciertas dudas en el aire: ¿Por qué tanta intransigencia por parte de la dirigencia del Registro Civil? Estamos hablando de un paro, no por mejoras salariales, ni por mejoras laborales, sino por un “bono” de palabra, sin fecha y sin monto. ¿Por qué tanta intransigencia si gozan de privilegios que en el sector privado no los tendrían? ¿Por qué tanta intransigencia si gozan de sueldos muy superiores al sueldo mínimo? ¿Por qué el gobierno, reconociendo la ilegalidad del paro, no hizo nada por hacer cumplir con las leyes? ¿Por qué ante un paro “ilegal” los funcionarios del registro civil deben tener resguardo policial? ¿Ahora las huelgas “ilegales” tendrán resguardo policial? ¿Por qué los Medios, al igual que hicieron con la dirigente Nelly Diaz, no hicieron lo mismo con los demás dirigentes, para saber quiénes eran cada uno? ¿Estamos hablando de dirigentes, al igual que Nelly Diaz, sin militancia política, sin nexos políticos?

Aquí el gobierno debería entender sólo dos cosas. Existen dos alternativas: o alguien cede o bien se aplican las leyes. Pero la gente no debe seguir esperando. Lo que se ha logrado con este apretar de tuerca es todo este hastío. Comenzó con las “monedas” a la dirigente Nelly Diaz, después qué. La rabia ya está instalada. Han cumplido los “objetivos”. ¿Cuál es la idea de seguir apretando la tuerca?

Existe rabia hacia el gobierno, y con justa razón. Desde el primer momento señaló que el paro era “ilegal”. ¿Y qué ha hecho? Nada. Vemos a un gobierno inepto que se la pasa con amenazas, pero no hace nada. ¿Qué está esperando? ¿Acaso lo que desean es que se instale la idea de que el Registro Civil debiera ser privatizado?

Basta de “gallitos”, basta de “amenazas”.

¿Por qué ese interés de tener a la gente más humillada de lo que está?

Entiéndase bien. El interés particular no puede anteponerse en desmedro del interés general, y menos por un “bono” sin pies ni cabeza. Por eso es que el paro no ha gozado del apoyo de la ciudadanía. Estamos hablando de un paro impopular. Hay que tener sentido común. Los sectores que apoyan (ANEF, CUT), lo hacen porque están cumpliendo con su rol oportunista, nada más.

Aquí no se trata de estar a favor o en contra de los trabajadores en paro, o de estar a favor o en contra de un gobierno. Aquí se trata de que el Estado debe cumplir con sus obligaciones frente a la ciudadanía. Y vemos que no está cumpliendo. ¿Intereses ocultos? ¿Temor a la “OIT”? Basta. Con el interés general no se juega.

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.