La recesión que se avecina y el destino de los pueblos

Un buen punto para partir es comentar la noticia que les mencionaré y analizar las perspectivas de la economía mundial. Se trata de la decisión acordada en la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de  la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), que ha determinado mantener en su reunión de octubre, los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%. Los responsables de las políticas de la Reserva Federal dijeron que considerarán un endurecimiento de la política en su próxima reunión en diciembre, sin hacer un compromiso de actuar este año, ya que la economía sigue creciendo a un ritmo «moderado».

La decisión que tome la FED afectará el destino de muchos pueblos, el griego, el argentino, el chileno, todos, porque los efectos se incorporarán a la crisis que vive el mundo, lo que lleva a la gente a una angustiosa búsqueda del ¿qué hacer? para mejorar su situación personal y los hace pensar incluso que, “quizás votar por la derecha no sea tan malo” o que “la economía mejora con la derecha” o “tal vez la derecha es menos corrupta, porque como tienen tanto dinero no necesitan robar”. Una gran proporción de la ciudadanía común y corriente no tiene manera empírica de saber lo está ocurriendo, debido a la compleja terminología utilizada para describir la economía, unida a las preocupaciones y tensiones que tiene cada cual para conseguir un trabajo, un lugar donde vivir, cómo lograr dinero y resolver ese problema de salud, etc., hasta que va apareciendo la coraza, donde prima el yo, ese monstruo grande de la inconsciencia que evita el dolor de saber lo que sufren otros, aunque perdamos el hilo de la verdad.

Quiero presentar la mención de varios hechos para reflexionar. Cuando el Comité Federal de Mercado Abierto de la FED de EE UU, manifiesta que la economía sigue creciendo a un ritmo “moderado”, y que si no subieron las tasas, pueden hacerlo en Diciembre, es una versión oficial del organismo más poderoso en materia de finanzas y poder que implica problemas. La ideología neo liberal tiene a su cargo del poder para coordinar la dirección de la riqueza y el dinero a través de la FED, de modo que llegue al 1% de los más ricos, junto con los políticos que los respaldan, cuya mentalidad es de extrema dureza. Como ejemplo tenemos a Ben Carson, un político del Partido Republicano de EE UU, quien lidera las últimas encuestas de los republicanos de Iowa, quién ha dicho, “Obamacare” (Programa de Salud del Presidente Obama), es lo peor que le podía pasar a los Estados Unidos desde la esclavitud; y el 81% de los probables adeptos republicanos dicen que esa declaración lo hace más atractivo como candidato. Políticos como él, reniegan del servicio en salud para alrededor de 16 millones de norteamericanos que antes no tenían seguro de salud, y ahora si lo tienen para no morir abandonados en su casa. Pero en cambio, ellos si tienen voluntad política para aprobar US$ 80.000 millones en un contrato con Northrop Grumman, pese al déficit fiscal, y ordenar fabricar un bombardero con forma de murciélago de última generación que valen US$ 550 millones cada uno.

A líderes como D. Trump. M. Romney, B. Carson, G. W. Bush, no les importa el destino del pueblo norteamericano, y por supuesto, menos el destino de los chilenos, griegos, argentinos, etc., que no representan nada para ellos, por el contrario, les provocan un profundo rechazo por lo siempre han estado dispuestos a invadir, bombardear o conspirar para botar gobiernos donde sea necesario, como lo hicieron con Chile. El anuncio arriba mencionado, son señales para los dueños del dinero, para el cual Estados Unidos va bien. Personas como Javier Carrillo, profesor de Economía en la Universidad de Alcalá, los economistas de Goldman Sachs, Andrew Haldane economista jefe del Banco de Inglaterra, hablan de “la tercera pata de lo que podríamos llamar la trilogía de una crisis de tres partes”, sin embargo, no pasa desapercibido el intento por asignar responsabilidad a la política económica de los países emergentes, (la tercera parte) por la inestabilidad en estos países, debido a deficiencias de mercado, falta de austeridad, el gasto excesivo, lo que sea con tal de traspasar su culpa.

Por eso es importante no olvidar que el origen de la crisis se urdió y partió en los 70´s planeada en el mundo Anglosajón, cuya principal caída fue la crisis del 2008-2009, y que el próximo paso cuando empiecen a subir los tipos de interés en EEUU, puede tener consecuencias desastrosas para los países endeudados y pequeños como el nuestro, después de años de imprimir dinero a destajo y mantener las tasas casi a nivel “0”, que no han podido subir. Todo esto recuerda las palabras de un periodista y escritor griego, Dimitri Konstantakopoulos, que dijo, “Para destruir una sociedad, una democracia, un estado, la guerra económica no es suficiente, también hay que destruir las ideas, la confianza y la moralidad de las personas de un pueblo”.

Paul Krugman, premio Nobel de Economía, profesor de la Universidad de Princeton, escribió en el New York Time, el 24/10/2015, lo siguiente, “los mercados emergentes han pasado de héroes a ser perros en un instante”. Luego agrega, “…también es porque los mercados emergentes todavía sufren en cierta medida del “pecado original”,  los mercados de capitales subdesarrollados y su tendencia a endeudarse en moneda extranjera”. Este economista agrega algo más, “Mientras tanto, las economías desarrolladas que están recibiendo influjos netos de capital, no están respondiendo a estas entradas con políticas expansivas, lo que puede deprimir la economía mundial. Sigo pensando que aún no hay suficientes motivos para pensar que todo va a desembocar en una “recesión global”, pero ahora estoy menos seguro que hace unos meses».

Dicho aquello, incluir datos ayuda a tener elementos para decidir cómo hacer nuestra propia reflexión de si, efectivamente EE.UU y la economía global están avanzando. Paul Krugman, deja entrever el término “recesión global”, pero además de su opinión, existen otros, empresarios, gente común y corriente como Daniel Florness, Director financiero de Fastenal Co., un fabricante de tuercas, pernos y otros productos para la construcción, quien señala, un tercio de los 100 principales clientes han reducido sus gastos en más de 10% y casi una quinta parte de ellos recortó sus gastos en más de 25%, concluyendo que, “El entorno industrial está en recesión. No me importa lo que otros digan”, hablando a los inversionistas y analistas a principios de Octubre.

Los datos empíricos contradicen los anuncios de la FED. Las ganancias e ingresos trimestrales de las grandes compañías estadounidenses están a punto de declinar por primera vez desde la recesión anterior anticipando un retroceso de la inversión. Recordemos la ideología neo liberal sintetizada en la tristemente famosa frase de R. Reagan, “La economía USA no funciona porque los ricos no son suficientemente ricos y los pobres no son suficientemente pobres”, es decir, para que haya gente rica, deben existir más pobres. Kurt Richebächer un banquero y economista internacional dijo en alguna oportunidad que los, «capitales y la riqueza aumenta cuando una comunidad produce más de lo que consume”, sin embargo, sabemos que el mundo está siendo extorsionado por una banda de parásitos que no producen nada pero que controlan enormes sumas de dinero en crédito creando una deuda global impagable que asciende a US$ 225 billones equivalente a 2,8 veces el PIB mundial.

Una parte de estos dólares los destinaron a crear deuda en los países emergentes, obligados por las rigideces de los acuerdos comerciales, como el TPP, para cometer el “pecado capital” de endeudarse en dólares, por lo cual subir las tasas será hundir más sus economías que están caminando a la recesión y que además está arrastrando a los propios norteamericanos, pesar de negarlo.

El último dato publicado por el U.S. Census Bureau el 9 de Octubre sobre Estados Unidos, señala que las ventas mayoristas en el país cayeron en Agosto hasta los US$ 445.433 millones, un 1 % menos que Julio, destacando las caídas en las ventas de computadores y software en – 5,1%, en automóviles y partes en – 2,7%, en total, los bienes no durables bajan 7,2 % respecto de Julio y el porcentaje de cambio respecto de Junio/Julio fue una baja de -1.5%. Es un dato importante que se une a los efectos en la acumulación de inventarios, que afecta la liquidez de las compañías inmovilizando su capital en productos que no están vendiendo y limitan la inversión y el crecimiento. El aumento de inventarios conlleva pérdidas, porque produce obsolescencia por cambio en las modas, o en las preferencias de los clientes, por productos nuevos, coste de mantenimiento, etc.

Arabia Saudita es un caso digno de citar. Es uno de los mayores exportadores de petróleo y un buen ejemplo del declive del bienestar humano. Consume US$ 86.000 millones de dólares en subvenciones para combustibles de los vehículos, donde el galón de gasolina cuesta US$ 46 centavos y están estudiando terminar con dicho subsidio local.

Contra todas las afirmaciones, la economía no está avanzando, pero existen presiones para subir las tasas en EE UU, porque el turno para seguir imprimiendo dinero está ahora en el BCE y en el Banco de Japón. Enormes sumas de dinero cruzan de un continente a otro, de EE UU a Europa y viceversa buscando la rentabilidad y liquidez en los mercados especulativos. Recientemente, apenas el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció que fortalecerá la política de expansión monetaria, (probablemente subir las compras de activos € 60.000 a € 80.000 mensuales), sus declaraciones generaron un júbilo de alzas de 2% en las bolsas europeas y subidas cercanas a 2% en Wall Street.

La estrecha conexión mundial del dinero parasitario aumenta el peligro que se cierne sobre el mundo porque significa seguir inflando las burbujas y las pérdidas como acaba de ocurrir Chevron Corp., la segunda mayor petrolera de EE UU, anunció este viernes que podría reducir entre 6.000 y 7.000 puestos de trabajo y recortar su gasto de capital en un 25% el próximo año, ya que el beneficio cayó en el tercer trimestre de este año. El caso del Deutche Bank que perdió € 6.000 millones y anunció el cierre de operaciones en 10 países, entre ellos Argentina, Chile, Perú, Uruguay y México y tiene previsto eliminar 35.000 empleos en los próximos dos años. Tiene hasta un sesgo  clasista, parecieran tener una urgencia de salir rápidamente de los países de los “espaldas mojadas”.

Se estima que los 30 bancos más grandes del mundo, los denominados sistémicos, controlan el 52% de los activos globales, el 40% del préstamo y más del 94% del mercado de derivados (Estimado en US$ 1.500 millones de millones). La dimensión del riesgo es proporcional al crecimiento de las dudas sobre la estabilidad económica y financiera de estos gigantes, que siguen siendo más grandes para caer. Mientras más crecen, más aumenta su capacidad para manipular los mercados influyendo en las decisiones de las autoridades de los Bancos Centrales como la FED de Estados Unidos, el BCE de Europa, el Banco de Japón, el BofE del Reino Unidos, todos muy ligados a al poder y al dinero del 1% más rico, bancos que volverán a ser salvados nuevamente, aunque esta vez, parecieran estar más allá de la capacidad de los gobierno para salvarlos. Los efectos lo pagará la población, con sufrimiento.

Las fallas estructurales del modelo neo liberal siguen vigentes y los datos dan la pauta para determinar la tendencia actual. En el segundo trimestre, los depósitos bancarios en EE.UU. alcanzaron los US$ 10,59 billones, un alza de 38% frente al monto de hace cinco años. Los préstamos en circulación como porcentaje de los depósitos totales cayeron de 92% a mediados de 2007, antes de la crisis financiera a 78% en 2010 y a 71% en la actualidad. El crédito está encontrando resistencias para seguir creciendo, es decir, el mercado no está creyendo en que hay condiciones para invertir y ven un futuro de alto riesgo en las burbujas y ahora una posible recesión.

La economía de Estados Unidos registró en el III trimestre de 2015 un crecimiento anualizado del 1,5%, desde un 3,9% en el II trimestre. El índice de Confianza del Consumidor (The Conference Board) de Octubre señala 97,6 puntos frente a los 103 esperado y el PMI de servicios de Octubre baja a 54,4 puntos frente al esperado de 55,1. El índice de Pedidos de Bienes duraderos (Subyacente) mensual de Septiembre indica – 0,4 % cuando se esperaba 0,1 %, datos que se van sumando a las Ventas Mayoristas antes mencionada, que se van volviendo negativos. Si Estados Unidos cae en recesión, considerando la débil recuperación de Europa, a Japón en recesión y la disminución de los países emergentes, principalmente de China, se estarían dando las condiciones para que se forme la tormenta perfecta que nadie quisiera tener que vivir, y las nuevas medidas estarán a cargo de los bancos centrales, la FED de Estados Unidos, el BCE en Europa, etc., y no en los votantes, otros decidirán el destino de los pueblos.

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.