Toxicólogo cuestiona estudios realizados por el Minsal en Atacama

Viernes 10 de abril 2015
Autoridades del Ministerio de Salud, en conjunto con el Instituto de Salud Pública (ISP), el Colegio Médico y el Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica (CITUC) descartaron una posible contaminación de la población adulta producto de metales pesados que pudieron haber sido arrastrados por el aluvión de barro en Tierra Amarilla, Diego de Almagro y El Salado. Esta conclusión fue puesta en duda por el experto toxicólogo de la Universidad de Chile, Andreí Tchernitchin, quien hizo un llamado a ciudad de una posible exposición a niños, lactantes y mujeres embarazadas.

Luego de realizar análisis en terreno con equipos de fluorescencia de rayos X, que permiten contar con valores preliminares de metales en los suelos de las zonas afectadas por el aluvión en el norte, el subsecretario de Salud, Jaime Burrows aseguró que si bien se detectó la presencia de concentraciones de arsénico, plomo, cadmio y otros metales pesados, estos rangos estarían bajo los niveles considerados como peligrosos para la salud humana.

El subsecretario de Salud aseguró que este análisis estará complementado con la toma de muestras, las que serán analizadas posteriormente por el Instituto de Salud Pública (ISP), con la finalidad de validar los resultados obtenidos en esta etapa preliminar.

En el caso del arsénico, se encontró 90 partes por millón (ppm), cifra que estaría bajo el rango de 125 ppm que representan un riesgo para la población. En el caso del plomo, se halló 80 ppm, muy por debajo de los 400 ppm establecido como el límite de riesgo.

Otro de los datos relevantes de este informe preliminar, es que según las autoridades sanitarias, el aluvión no afectó las napas de agua subterráneas de la zona, registrando bajos niveles de arsénico, que ya existían antes del fenómeno.

El subsecretario Jaime Burrows informó que las muestras fueron tomadas en lugares que fueron señalados por la misma población como zonas expuestas al movimiento de relaves mineros.

“En esos lugares no hemos encontrado niveles que están sobre la norma que estamos entregando ahora en los datos. Explicaciones pueden haber muchas, pero probablemente la más razonable es que el volumen de agua fue tal que se produce un efecto de dilución y que de eso que se arrastró hizo que, lo que se arrastró fuera difuminado en un área demasiado grande como para que las concentraciones sean realmente riesgosas”.

Esta definición de rangos, según explicaron las autoridades sanitarias, se hizo bajo las propuestas y alcances de expertos toxicólogos, Colegio Médico, CITUC y el ISP, quienes además delinearon el alcance de una posible exposición entre 15 y 365 días.

El toxicólogo de la Universidad de Chile, Andrei Tchernitchin sin embargo discrepó de estas conclusiones y sostuvo que este muestreo se hizo con una tecnología nueva, poco precisa y que probablemente aún no se cuente con personal especializado para poder interpretar correctamente los datos.

También señaló que estos rangos que descartaron una posible exposición a tóxicos, estarían considerados para la población adulta, sin embargo para los niños y mujeres embarazadas, los rangos representan un peligro, con secuelas diversas, irreversibles y a largo plazo.

“Este informe es lo que recomienda en casos de catástrofes y emergencias, como lo que no produce supuestamente tanto daño a los adultos, en una exposición de un mes o varios meses hasta un año, pero nadie menciona que los niños pequeños con estos niveles puede dejarlos con daño irreversible por el mecanismo del imprinting y además estos valores de arsénico, lo que ellos dicen, son tres veces superiores a lo que definió la Conama, que era tremendamente permisiva para remediar el caso de Arica”

En el ejemplo de la ciudad de Arica, mencionado por el toxicólogo, el rango irreversible fue estimado en 30 ppm, que es tres veces menor de lo que se obtuvo en este informe preliminar para el caso del arsénico.

En este contexto, el experto hizo un llamado urgente a las autoridades para proteger de la exposición al polvo a niños pequeños y mujeres embarazadas de las zonas afectadas por el aluvión de barro.

Entre las secuelas y daños que podría provocar, el investigador manifestó que aumenta la mortalidad e incide en la disminución del coeficiente intelectual.

Tchernitchin concluyó que ahora es necesario esperar los resultados de otras sustancias que no han sido medidas como el manganeso, que también representarían un peligro para la salud.

*Fuente: Radio U de Chile

Artículo publicado en Agua y Alimentos, Medioambiente y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.