Qué es y cómo se formó la casta política en Chile

29 Marzo 2015
Todo proyecto político produce un grupo dirigencial, una clase política si queremos usar el argot del italiano Gaetano Mosca. Cuando el proceso político que esta encabeza se agota  y comienza su declive histórico uno de los síntomas es su mutación en Casta.

En Chile hay una casta política. La cuarta república está agotada.

LOS ORIGENES

La dictadura militar desató el terrorismo de estado para someter a la izquierda, los sectores progresistas y los movimientos sociales. Su proyecto político era una democracia tutelada por los militares que diera protección y viabilidad al modelo económico neoliberal.

Los militares robaron bastante al erario nacional, actuaron delictualmente en busca de dinero como en el caso de la Cutufa, los fraudes al IVA de Manuel Contreras, el propio Pinochet dejó una fortuna inexplicable desde el punto de vista del ahorro y el trabajo. Con todo, no se apropiaron personalmente de la estructura económica.

La estructura económica de Chile mutó cualitativamente con la contrarrevolución neoliberal. La vieja burguesía industrial (los Fantuzzi, Yarur, Sumar, Cousiños,etc…), que producía riqueza material fue reemplazada por la actual burguesía parasitaria, (Grupo Penta, Ponce Lerou, Piñera, familias Solari, Cueto, Angelini, Luksic) financiera y  papelera  que tiene mucho más poder y riquezas que la primera, al punto que transformó a su representación política, la derecha chilena, en una suerte de mendicante (“el raspadito de la olla”) brazo legislativo.

Nunca antes el empresariado tuvo tal control total sobre sus partidos políticos. El viejo Jarpa, el “Marqués” Bulnes o Víctor García Garcena eran mucho más independientes de lo que han podido ser Jovino Novoa, Pablo Longueira o Joaquín Lavín, que en estricto rigor no forman parte de la oligarquía por tradición familiar sino que llegan como advenedizos al poder al calor de la represión pinochetista y de su herencia económica.

La vieja burguesía industrial sólo se enriquecía con la plusvalía de los trabajadores de sus industrias. Todos los profesionales y trabajadores por cuenta propia le eran independientes. La nueva burguesía, papelera y parasitaria, obtiene su riqueza de su papel como ladrones legalizados, instalados en todos los puntos claves de la economía: la salud, educación, jubilaciones, construcción de viviendas hipotecarias, seguros, consumo alimentario con tarjeta de crédito etc…

¿De qué vive Chile entonces?. Nuestra gran riqueza material sigue siendo el cobre. Pendemos de un hilo, fuerte, pero un hilo.

Todo lo que la nueva burguesía tiene, partiendo por las empresas del estado que fueron “adquiridas” a vil precio con préstamos del banco del estado es fraudulento, la concertación prometió revisar las privatizaciones, pero nunca lo hizo. Carlos Montes fue el encargado de la comisión parlamentaria.

LA EXPANSIÓN

El primer encuentro, con intereses comunes entre la clase dirigencial concertacionista y los gestores civiles de la dictadura, se da en 1989, en esas conversaciones que versan sobre la reforma constitucional o como mantener la constitución del 80 incorporando a la concertación. De allí surgió la mantención del modelo económico, la impunidad para Pinochet, el aplastamiento de la prensa democrática y el aventar al pueblo de la actividad política.

Consecuente con lo anterior Carlos Ominami, a la sazón ministro de Economía,  provocó la desnacionalización del cobre. Ahora se hace público que recibía dinero de Soquimich de Ponce Lerou, rentable atrincheramiento económico del pinochetismo. El locuaz PPD Francisco Vidal trata de justificar a su socio de Chile 21.

Enrique Correa, Secretario General de Gobierno de Aylwin, leninista por los cuatro costados mientras lo mantuvo el campo socialista, saltó directamente al “Lobby privado”, mucho más rentable que el estipendio estatal.

Los negocios y los intereses comunes se entrecruzaron. Ximena Rincón fue presidenta de la Asociación de AFPs, el socialista Jaime Estevez (marxista leninista en su momento de MAPU-OC) le prestó 200 millones de dólares del Banco del Estado al Banco de Chile para que comprara el Edwards, a las finales remató como director del Chile.

Oscar Guillermo Garretón ha peregrinado por todos los grupos económicos. Su “espertiz”; cómo tratar sindicatos rebeldes. Eduardo Loyola, socialista almeydista, subsecretario del trabajo de Aylwin transformado en servicial empleado de las mineras. Como el senador  Jorge Lavanderos metía bulla por el cobre, le condenaron sin juicio (tal como usted lo lee) a la cárcel bajo acusación de pedofilia.

Durante el gobierno de Piñera se le regaló el mar de todos los chilenos a cinco familias, de acuerdo concertación y derecha, propuesta legislativa de Pablo Longueira,que ahora se retira de la política y parece no apurarle encontrar trabajo.

En medio de este saqueo, inmoral, global y estructural que una vieja frescolina reciba sueldo como profesional a partir de su entrrenamiento como secretaria, o que su yerno junto a su arribista mujer pretendan un zarpazo a la pasada son anecdóticos, detalles. Han hecho lo mismo que sus mayores  en escala más doméstica, domésticos.

Los dueños de Chile son un puñado de familias dueños de todo: de la tierra y del agua, de tu trabajo de hoy y de mañana, dueños hasta del último ahorro que hagas para tu vejez, en todo lo que hagas, tomar el Metro o fumarte un cigarrillo, debes pagarle “ peaje” institucionalizado. Es similar a la “protección” que cobran los gánster pero legalizada y al amparo del estado.

La Casta Política es hoy una sola, el pasado no importa. Por eso a Eduardo Ruiz Tagle, Carolina Tohá, Michelle Bachelet e Isabel Allende no les importó mucho los crímenes cometidos sobre sus padres. MEO tampoco hace nada, en virtud de qué orden judicial la DINA pretendía arrestar o matar a Miguel Enríquez un 5 de Octubre de 1974. ¿Por qué no presenta una querella por su asesinato?..  Se trata de vivir y disfrutar el presente. Toda la casta política defendió con igual  ímpetu a Pinochet durante su detención en Londres.

Tienen impunidad, La tuvo Carlos Larraín para su retoño, pero también la tuvo Guido Girardi y sus maniobras con Publicam. El senador tuvo en amable cena amical en su casa al presidente de la Corte Suprema y al Contralor General de la República. ¿Qué puede temer? Los milicos también tocan. El Ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago Miguel Vasquez Plaza ha establecido hace algunos días que el bombardeo a La Moneda no es delito.

LA CLASE POLITICA HOY

La clase política es aquel grupo de personas que se dedican exclusivamente a la política, viviendo de y para la política (Weber), eso no significa necesariamente privilegios. Los integrantes de la primera clase política chilena (O’Higgins, Carrera, Rodríguez, Mackenna, Martínez de Rozas etc…) se arruinaron y en su mayoría murieron por el éxito de su proyecto político.

La casta política, vive, actúa y se desenvuelve, como un  círculo cerrado, distante y privilegiado respecto de la masa cuyos intereses dice representar. La casta política concertacionista no tiene nada que ver con “la gente” a quienes prometió “la alegría” y la democracia. Objetivamente hoy sus vidas, intereses y expectativas son contradictorios: la crisis ha comenzado.

La casta política chilena  tiene hoy las siguientes características:

1.-Una enorme avidez por el dinero que no reconoce limites, buscan por medios legales e ilegales, morales inmorales, su enriquecimiento personal.No hay políticos pobres, no conozco ninguno que tenga una actitud de vista austera.

2.-Tienen un modo de vida que busca los patrones de los millonarios, nada tiene en común su vida cotidiana con la de los ciudadanos de a piè. En Santiago viven en el barrio alto, muchos en primera generación, no almuerzan en restorantes con menús ejecutivos, ninguno de sus hijos va a escuelas públicas, sus automóviles son de precios millonarios, no se ven en lugares de veraneo chilenos, no van a los supermercados de la gente común, nunca se ha visto uno en una galería de un estadio.

3.- A la hora de las dificultades hacen causa común cualquier sea su supuesta posición política. Si Pinochet está en problemas, pues lo ayudan los socialistas Insulza y Juan Gabriel Valdés, si el problema es de Lagos (MOP-GATE) la mano solidaria viene de Longueira y la UDI. Si la DC inscribe mal sus candidatos, pues se dicta una ley en 24 horas con la ayuda de todos.

4.- A la hora de los privilegios actúan como un todo, nadie se opone a los sueldos millonarios en el parlamento. Los más pillos nos quieren hacer creer que no pueden devolver el dinero y entonces presentan una propuesta de ley de rebaja sabiendo que será rechazada. Si depositan en la Tesorería la parte abusiva de su remuneración el cajero no les rechazará el dinero.

5.- El nepotismo es patrimonio de todos. Si te quito la diputación pues no te preocupes Cristian; te la compenso con una butaca en el tribunal constitucional.

6.- La ideología y la identidad política importa poco, la inmensa mayoría no pone sus formaciones políticas en su propaganda electoral. Los de izquierda prefieren llamarse progresistas, cuantos van a la tumba de Allende el 11 de Septiembre?, A Allende lo redujeron a un par de lentes. Los neoliberales-fascistas se llaman centro derecha. Pero son conservadores, a la hora de agredir la revolución bolivariana  actúan todos de conjunto. Unos que hasta hace poco pasaban el sombrero mendicante en Caracas, ahora, con el erario fiscal chileno al alcance, se hacen los objetivos, ponderados e indiferentes ante la agresión imperial.

El actual modelo económico social sòlo puede evolucionar en el sentido de más abusos contra los ciudadanos. La corrupción màs que por el robo escandaliza pues permite ver que los dueños de todos son los grupos económicos y que respecto de ellos la casta política no es sino un brazo legislativo y  político bajo condición salarial.

Es la hora de una Quinta (V) República. Aunque a la casta y sus empleadores les cueste creerlo la Asamblea Constituyente surgirá por ley histórica.

*Fuente: El Clarin

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.