El derribo del vuelo MH 17: Siniestro pretexto para una guerra con Rusia

“No hay una explicación inocente de la repentina desaparición del vuelo MH17 de los medios de comunicación y de la escena política. La caja negra del avión ha sido retenida en Gran Bretaña para su examen durante semanas, y Estados Unidos y los satélites espías y radares militares de EE.UU. y Rusia escaneaban intensamente el Este de Ucrania en el momento del accidente. La afirmación de que Washington no tiene un conocimiento detallado de las circunstancias del accidente y las diversas fuerzas implicadas no es creíble.”

– Niles Williamson, “Why have the media and Obama administration gone silent on MH17?”, World Socialist Web Site


Véase en YouTube este video (11 minutos): “
MH17 – We know with 99% certainty who shot down MH17

 

El gobierno de Obama no ha logrado presentar ningún tipo de prueba concluyente de que los separatistas pro-Rusia fueran responsables del derribo de vuelo de Malaysia Airlines MH17. La teoría del Gobierno de que el avión fue derribado por un misil tierra-aire lanzado desde territorio rebelde en el Este de Ucrania no está respaldada por los datos de radar, las imágenes de satélite, el testimonio de testigos o las pruebas forenses. De hecho, no existe ningún fundamento de datos en absoluto que apoye la hipótesis. Se trata simplemente de una especulación que se ha repetido sin cesar por motivos políticos en los medios de comunicación a fin de dar forma a la opinión pública. Los datos probatorios disponibles sugieren un escenario totalmente diferente; a saber, que el MH17 fue derribado por cazabombarderos ucranianos en un intento de tender una encerrona a los separatistas pro-Rusia y demonizar a Rusia por implicación. Esta es precisamente la razón de que las noticias relativas al vuelo MH17 hayan desaparecido de todos los principales medios de comunicación de las últimas tres semanas. La razón es que las huellas ensangrentadas apuntan al gobierno títere de Obama en Kiev.

¿Así pues, cuáles son los datos?

Dato número 1: Hubo testigos oculares.

Según el diccionario Oxford, un testigo ocular es “Una persona que ha visto personalmente un suceso y que puede dar una descripción de primera mano del mismo.” Esta es la razón por el testimonio de los testigos oculares es tan importante en las investigaciones criminales, porque lo que la gente ve en realidad tiene gran relevancia. En un caso punible con pena capital, el testimonio de testigos puede ser tan contundente como las huellas de sangre en el arma homicida. En cambio, las teorías tiene poca importancia, o ninguna en absoluto. La teoría del misil que utiliza el Gobierno de EE.UU. es sólo una cháchara que busca oscurecer el caso y  tranquilizar al público con una explicación totalmente divorciada de los hechos. Las declaraciones de testigos contribuyen a eliminar de raíz la basura que emite el Gobierno y a descubrir lo que realmente sucedió.

Por lo tanto, ¿qué pasó con el vuelo MH17? Eche un vistazo a este blurb de un informe de la BBC:

“Habitantes de las poblaciones cercanas están seguros de haber visto aviones militares en el cielo poco antes de la catástrofe. Según ellos, en realidad fueron los aviones de combate que provocaron la caída del Boeing.

Testigo ocular número uno: “Hubo dos explosiones en el aire. Y es así como se rompió (hace un gesto con las manos para mostrar cómo explotó el avión) Y había otro avión, uno militar, al lado de él. Todo el mundo lo vio …
Sí, sí, volaba por debajo del otro ser visto porque podía ser visto. Volaba por debajo de … debajo del avión civil”.
Mucha gente vio lo que sucedió. Mucha gente vio cómo el cazabombardero ucraniano ascendía en un tipo de movimiento como cuando un tiburón ataca una foca. Mucha gente vio la explosión. ¿Son estos testigos creíbles? ¿Están mintiendo? ¿Tienen motivaciones políticas?
No lo sabemos, pero sí sabemos lo que nos dijeron. Dijeron que vieron un cazabombardero (probablemente un avión ucraniano SU-25) al acecho del MH17 justo antes de que éste explotara. Es un testimonio importante y debería ser tenido en cuenta en la investigación.

 

Dato número 2: Rusia registró al cazabombardero ucraniano en su radar.

Según analistas militares rusos:

“Los sistemas de monitoreo rusos detectaron un jet de la fuerza aérea de Ucrania, probablemente un cazabombardero SU-25, subiendo y acercándose a la aeronave de Malasia. El SU-25 estaba entre 3 y 5 kilómetros de distancia del avión de pasajeros. Este cazabombardero es capaz de alcanzar una altitud de 10.000 metros por períodos cortos de tiempo. Su armamento estándar incluye misiles aire-aire R-60 capaces de alcanzar y destruir objetivos a una distancia de 12 kilómetros, y que tienen la capacidad de dar con toda seguridad en el blanco a una distancia de 5 kilómetros.

¿Qué estaba haciendo un avión militar en una ruta reservada para aviones civiles y volando al mismo tiempo y la misma altura que un avión de pasajeros? Nos gustaría que alguien nos respondiera a esta pregunta.
Para corroborar esta prueba, tenemos una imagen tomada en el centro de control de tráfico aéreo regional de Rostov.  Funcionarios militares ucranianos afirmaron que no había aviones militares de Ucrania en la zona del accidente ese día. Como se puede ver, no es verdad. (“MH17 Fully Exposed”, The Corbett report; Véase el minute 34:17 del video
https://www.youtube.com/watch?v=gWlAARb0fN4video

Repetimos: “Funcionarios militares ucranianos afirmaron que no había aviones militares de Ucrania en la zona del accidente ese día. Como se puede ver, eso no es cierto.”

Kiev mintió. No sólo había uno de sus aviones militares en los alrededores, sino que se trataba de un avión de guerra con capacidad para derribar un avión de pasajeros.

Seamos claros acerca de la importancia de esta información: disponemos ya de pruebas concluyentes (datos del radar ruso y testimonio de testigos) de que un avión de combate ucraniano estaba en las proximidades del vuelos MH17, cuando fue derribado. Por lo tanto, el avión ucraniano pudo muy bien haber tenido un papel en el derribo del MH17. Esta es una posibilidad que no puede descartarse si queremos basar nuestras conclusiones en hechos.

Y además hay la historia de Carlos, un trabajador del Control de Tránsito Aéreo de Kiev en el aeropuerto de Borispol, que, misteriosamente, desapareció inmediatamente después del accidente. Las entradas de twitter de Carlos el día de los hechos se han convertido en una especie de leyenda de Internet, así que nos gustaría limitar nuestro enfoque a sólo algunos de sus comunicados.

El día del derribo del MH17, Carlos tuitea:

“Las autoridades de Kiev, tratan de hacer ver que parece a un ataque de los prorrusos” …
“¡Cuidado! Puede ser un derribo de un B777 en Ucrania, 280 pasajeros”…
(Militares) “han tomado el control de ATC[1] de Kiev” …
“El avión B777 Malaysia Airlines desaparecido del radar, no había comunicación de cualquier anomalía, confirmado” …
“Avión derribado, abatido, derribado; no es un accidente” …
“Antes de que corte mi teléfono o me rompan la cabeza: derribado por Kiev” …
“Avión B777 volaba escoltado por cazabombardero de Ucrania hasta 2 minutos antes de desaparecer del radar” …
“Si las autoridades de Kiev quiere decir la verdad, está recogida: 2 cazas de combate volaban muy cerca minutos antes, no fue derribado por un cazabombardero” …
“El B777 de Malaysia Airlines simplemente desapareció y la autoridad militar de Kiev informó del derribo, ¿Cómo lo sabían?” …
“Todo esto se recoge en los radares, a los incrédulos, derribado por Kiev, aquí lo sabemos y el ATC militar también” …
“Control militar ahora oficialmente [decir] el avión fue derribado por misiles” … ”….(“
FINAL – Spanish Air Controller @ Kiev Borispol Airport: Ukraine Military Shot Down Boeing #MH17“,  Rebel’s Blog)
Poco después de la publicación de estas noticias en Twitter, los militares se hicieron  cargo de la torre de control, el SBU[2] se apoderó de las grabaciones de control del tráfico aéreo y Carlos desapareció y se perdió de vista para siempre. Por lo menos, las publicaciones de Carlos apoyan nuestra tesis de que uno o dos cazabombarderos SU-25 combatientes estaban en las proximidades del Boeing 777 en el momento del incidente, es decir, estaban en condiciones de derribarlo.

Así que ¿por qué Obama, Kerry y la totalidad de los medios de comunicación occidentales han excluido de su análisis los SU-25? Y ¿por qué están reteniendo los datos de satélite y de radar (que todo el mundo sabe que tienen) de la zona en el momento del accidente? De acuerdo con la World Socialist Web Site: “El Programa de Apoyo a la Defensa de la Fuerza Aérea de Estados Unidos utiliza satélites con sensores infrarrojos que permiten detectar los lanzamientos de misiles en cualquier parte del planeta; además, los puestos de radar de Estados Unidos en Europa habrían seguido el misil en su recorrido a través del cielo.”

De hecho, EE.UU. tiene la capacidad de rastrear lanzamientos de misiles en cualquier parte del planeta, así que ¿dónde están los datos para apoyar su teoría de que un misil derribó el MH17? ¿Dónde están las imágenes de satélite? Dónde están los datos de radar? ¿Qué es lo que Obama no quiere que el pueblo estadounidense sepa?

El piloto y experto de aviación alemán Peter Haisenko considera que el vuelo MH17 no fue derribado por un misil, sino que fue derribado por un arma de dos cañones de 30 mm del tipo de las utilizadas por Ucrania en sus aviones de combate SU-25. Haisenko presentó su hipótesis en un artículo que apareció en el sitio web Global Research titulado “Revelations of German Pilot: Shocking Analysis of the “Shooting Down” of Malaysian MH17. “Aircraft Was Not Hit by a Missile”.

He aquí un extracto del artículo:

“Los hechos hablan alto y claro y están más allá del ámbito de la especulación: ¡la cabina muestra huellas de ametrallamiento! Se pueden ver los agujeros de entrada y salida. El borde de una parte de los agujeros se dobla hacia el interior. Estos son los agujeros más pequeños, redondos y limpios que muestran los puntos de entrada, lo más probable de proyectiles de 30 milímetros …” Revelations of German Pilot: Shocking Analysis of the “Shooting Down” of Malaysian MH17. “Aircraft Was Not Hit by a Missile”, Global Research)

Haisenko señala que las municiones utilizadas en los aviones cazabombarderos antitanque ucranianos son incendiarias y explosivas, y son capaces de abatir un avión, y también que el denso patrón de impacto en el metal por varios proyectiles es coherente con el patrón de disparo de un arma de 30mm.

Además, Michael Bociurkiw, que fue uno de los primeros inspectores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en llegar al lugar del accidente y que pasó más de una semana examinando los restos, parece estar convencido de que el MH17 fue derribado por fuego de ametralladoras, en consonancia con los innumerables agujeros de bala visibles en el fuselaje. Estas fueron sus declaraciones a CBC World News:

“Ha habido dos o tres piezas de fuselaje que están fuertemente “picadas de viruela”. Casi parece una ráfaga de ametralladora; un fuego de ametralladora muy muy fuerte, que ha dejado estas marcas únicas que no hemos visto en ningún otro lugar.
¿Si también nos han preguntado si no hemos señales de un misil?
Bueno, no, no nos han preguntado. Esa es la respuesta “.
(“Malaysia Airlines MH17: Michael Bociurkiw talks about being first at the crash site,” CBC News. Nota: La cita de arriba pertenece a la grabación en video)

Ahora bien, es cierto que las observaciones de Haisenko y Bociurkiw podrían no significar nada; después de todo, son sólo opiniones. Pero para abundar más en el asunto, vamos a comparar lo que estos dos expertos tienen que decir a los comentarios realizados por Obama y Kerry.

He aquí lo que dijo Obama el día después del accidente:

“Esto es lo que sabemos hasta ahora. Las pruebas indican que el avión fue derribado por un misil tierra-aire, lanzado desde una zona controlada por los separatistas apoyados por Rusia, dentro de Ucrania.
También sabemos que no es la primera vez que un avión ha sido derribado en el este de Ucrania. Durante las últimas semanas los separatistas respaldados por Rusia han derribado un avión de transporte y un helicóptero ucranianos, y se atribuyeron también la responsabilidad del derribo de un avión de combate de Ucrania.

Por otra parte, sabemos que estos separatistas han recibido un flujo constante de apoyo de Rusia.
Esto incluye armas y entrenamiento. Incluye armas pesadas. E incluye armas antiaéreas.
Bueno, y esto es lo que ha pasado ahora. Es una tragedia global. Un avión de pasajeros asiático fue destruido en los cielos europeos, lleno de ciudadanos de muchos países. Así que tiene que haber una investigación internacional creíble sobre lo sucedido. El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado esta
investigación, y haremos que todos sus miembros, incluyendo Rusia, se atengan a su palabra …
Ahora, Estados Unidos está dispuesto a prestar toda la asistencia que sea necesaria …”

Vamos a resumir las acusaciones de Obama:
1-El vuelo MH17 fue derribado en el este de Ucrania.
2-Los separatistas han derribado aviones en el este de Ucrania antes.
3-Por lo tanto los separatistas han derribado el MH17

¿Le parece que este argumento es concluyente, querido lector? Tengamos en cuenta que en ningún momento Obama se ha desviado de su postura original sobre el tema, ni ha hecho mención de los informes de los testigos o de los datos técnicos proporcionados por Moscú. Cuando todos los medios repiten la versión oficial de los acontecimientos palabra por palabra, los hechos no importan. En otras palabras, Obama no ha cambiado su historia porque él no tiene por qué hacerlo. Sabe que los medios de comunicación le ayudarán a encubrir el hecho. Lo que han hecho.

Ahora echemos un vistazo a lo que Kerry tenía que decir dos días después del accidente, cuando se presentó en los cinco programas de entrevistas dominicales de la televisión para acribillar a Putin y culpar a los rebeldes por el derribo del MH17. Según The Guardian:

“Kerry afirmó que todas las evidencias que rodean el vuelo MH17 derribado de Malaysia Airlines señalan a los separatistas pro-rusos en el este de Ucrania …
“Tenemos una enorme cantidad de datos sobre este asunto que señalan en una dirección,” dijo Kerry al programa de CNN State of the Union. “Está bastante claro que se trató de un sistema de Rusia que transfirieron a los separatistas. Sabemos con seguridad que los ucranianos no tenían un sistema de este tipo en ningún lugar en la vecindad en ese momento.”…

Kerry afirmó que los informes de los medios sociales y los servicios de vigilancia de Estados Unidos colocaban el sistema de misiles en cuestión en las proximidades del accidente antes de la tragedia.
“Lo sabemos porque hemos observado por las imágenes que en el momento del derribo se detectó un lanzamiento de esa zona”, dijo. “Nuestra trayectoria demuestra que fue a la aeronave.” (“MH17 crash: Kerry lays out evidence of pro-Russia separatists’ responsibility“, Guardian)

Huelga decir que Kerry no ha suministrado ninguna prueba de la “imaginería” satelital a la que se refirió el día de la entrevista. Las razones del Gobierno siguen ajustándose a la desacreditada información que recogió en las redes sociales y en su propia teoría de motivación política. Vale la pena señalar que el Gobierno utilizó sus temblorosas aseveraciones con gran éxito al convencer a los líderes de la Unión Europea para que impusieran a Rusia nuevas sanciones económicas antes de que se conocieran los hechos y sin ningún procedimiento en marcha que permitiera a Rusia defenderse. Las sanciones, por supuesto, siguen vigentes hoy en día a pesar de que las histéricas acusaciones del Gobierno han sido objeto de crecientes dudas.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, ha pedido reiteradamente una investigación internacional transparente y exhaustiva, pero Washington parece con más ganas de barrer todo el asunto bajo la alfombra. Moscú está particularmente interesado en la recuperación de las cintas del control de tráfico aéreo que fueron incautados por los servicios de seguridad de Kiev inmediatamente después del accidente. Es imperativo que estas cintas se entreguen a los inspectores internacionales para analizar las comunicaciones entre la cabina y la torre. No hay duda de que Kiev podría entregar las grabaciones si Washington simplemente le exigiera que lo hiciera. Pero Obama no ha dado tal orden. ¿Porqué es eso?

Tengan en cuenta que las grabaciones del ATC podrían ser mucho más valiosas que las de las cajas negras, porque registran las dos partes de cada comunicación en cada frecuencia utilizada por esa instalación (incluyendo las frecuencias utilizadas para la comunicación con otras instalaciones en tierra o con instituciones), y también en cada línea de teléfono fijo utilizada en uso en esa instalación.

¿Qué significa esto? Significa que las grabaciones del ATC también incluyen las comunicaciones entre los operadores del ATC y, por ejemplo, el Gobierno o las autoridades militares. También habría registrado las comunicaciones entre el ATC y cualquier grupo de combatientes que pudiera haber estado en las inmediaciones del vuelo MH17 En otras palabras, si el MH17 fue, de hecho, derribado por un SU-25, hay muchas probabilidades de que las comunicaciones figurasen en las cintas grabadas del ATC.

¿Es por esta razón que Obama no ha exigido que Kiev entregue las grabaciones, porque en realidad no quiere que la verdad salga a la luz? Echemos un vistazo a este texto publicado en la World Socialist Web Site:

“Después de un mes en el que Washington no ha hecho pública ninguna prueba de apoyo a sus acusaciones contra Putin, está claro que la ofensiva política de los gobiernos de la OTAN y el frenesí de los medios contra Putin estaban basados en mentiras.

Si los separatistas prorrusos hubieran disparado un misil tierra-aire, como afirma el Gobierno de Estados Unidos, la Fuerza Aérea tendría imágenes en su poder que lo confirmarían sin sombra de duda …

El 9 de agosto, el Malaysian New Straits Times publicó un artículo en el que acusaba al régimen de Kiev del derribo del MH17. Afirmando que las pruebas recogidas en el lugar del accidente indicaban que el avión fue derribado por un cazabombardero ucraniano con un misil, seguido por fuego de una ametralladora pesada.

Si bien es demasiado pronto para afirmar de forma concluyente cómo fue derribado el MH17, las pruebas disponibles apuntan directamente al régimen de Ucrania y, detrás de éste, al Gobierno estadounidense y las potencias europeas. Ellos crearon las condiciones para la destrucción de MH17, al apoyar el golpe liderado por fascistas en Kiev el pasado mes de febrero que llevó al actual régimen pro occidental al poder “.

(“Why have the media and Obama administration gone silent on MH17?“, Niles Williamson, World Socialist Web Site)

Los medios han jugado un papel fundamental en esta tragedia, engañando deliberadamente al pueblo estadounidense en relación con detalles críticos relacionados con el caso, a fin de dar forma a su cobertura de la manera que mejor sirve a los intereses del Gobierno. Los medios de comunicación de masas no tienen interés en identificar a los criminales que mataron a 298 pasajeros. Su trabajo consiste en demonizar a Putin y crear un pretexto para hacer la guerra a Rusia. Y eso es exactamente lo que están haciendo.

Traducido por  S. Seguí

Notas del traductor

[1] Air Traffic Control: Control de tráfico aéreo

[2] SBU: Sluzhba Bezpeky Ukrayiny. Servicio secreto de Ucrania.

Gracias a: Tlaxcala
Fuente: http://www.counterpunch.org/2014/09/04/sinister-pretext-for-war-with-russia/
Fecha de publicación del artículo original: 04/09/2014
URL de esta página en Tlaxcala: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=13407

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.