Reflexiones sobre “Todos Somos Asamblea”

Con el aporte de diferentes asambleas, colectivos, escuelas populares, bibliotecas populares, organizaciones estudiantiles poblacionales y sindicales y por sobre todo por la actividad desplegada por el conjunto del pueblo, en los últimos años, se ha construido un interesante proceso de encuentro y de unidad que hemos, en conjunto, denominado Todos Somos Asamblea.

A lo menos tres elementos nos unen a todos los que participamos en el proyecto.

1.-No nos gusta la situación actual y estamos convencidos que el futuro gobierno que se está instalando no mostrará diferencias significativas en relación a los gobiernos anteriores manteniendo como eje central el defender, perfeccionar y fortalecer el actual modelo capitalista.

2.-El segundo punto que nos une es que estamos dispuestos a cambiar la situación para lo cual se requiere el empeño y la unidad de todos, en la perspectiva de una verdadera participación del conjunto del pueblo , en el contexto de construcción del poder popular.

Asistimos a grandes cambios en el sistema de dominación capitalista, a nivel mundial, tanto en el ámbito económico, político, social cultural y militar

3.-El tercer punto de acuerdo es que no queremos cambios cosméticos superficiales sino que apostamos a cambio profundos revolucionarios que modifiquen sustancialmente el modelo.

Desde hace años hemos venido planteando que a partir de los años 70, asistimos a grandes cambios en el sistema de dominación capitalista, a nivel mundial, tanto en el ámbito económico, político, social cultural y militar, implementándose nuevas formas de intervención militar, de represión, de espionaje, de violación sistemática de los DDHH, todo lo cual hace necesario entenderlos y amoldar los instrumentos que el pueblo tiene para enfrentar esta nueva situación.

Nuestro país a través de la dictadura militar logra implementar en todos los niveles el nuevo sistema de dominación, realizando los cambios institucionales que permite a los futuros gobiernos continuar y perfeccionar el sistema. A partir de la dictadura se ha construido un nuevo Chile, que no solo toma sus aspectos económicos, políticos, jurídicos y culturales, sino llega a los aspectos más profundos del ser humano. A nivel de la economía se producen transformaciones importantes que terminan con la industria nacional y con ello prácticamente desaparece la clase obrera industrial.

Nuestro país se centra en la explotación de materias primas, especialmente minerales (cobre) madera, biomasa (productos marítimos).La “producción” extractiva requiere poca mano de obra .La minería que representa un porcentaje mayoritario del PIB utiliza el 1% del total de mano de obra. Lo mismo sucede con la industria salmonera y la celulosa. En la extracción de materias primas solo un pequeño porcentaje de la ganancia obtenida es producto del valor agregado por la fuerza de trabajo (plusvalía)ya que lo que se produce es fundamentalmente producto de un robo de un asalto a las riquezas nacionales, lo que los economistas llaman el componente rentista. El resto de los trabajadores que constituyen la inmensa mayoría de los trabajadores, en Chile, están insertos en trabajos precarios de corta duración, lo que genera una gran incertidumbre, imposibilita la creación de sindicatos y en definitiva desarma al trabajador y al movimiento obrero, en su intento de pedir justicia y mejor trato.

Es decir no sólo la represión impuesta por la dictadura sino los cambios ocurridos afectan a la organización social y por lo tanto se hace imperiosa la necesidad de buscar nuevos instrumentos que favorezcan el lugar de encuentro y de preparación de las luchas futuras de los sectores oprimidos.

Por el otro lado, la burguesía hoy día es una burguesía rentista que se apropia de recursos naturales. La burguesía no está pensando en un desarrollo industrial, en un desarrollo de la república, y por lo tanto las políticas reformistas que apuntan a una alianza con una supuesta burguesía nacional, que en realidad ha dejado de existir son totalmente absurdas y fuera de toda lógica.

Basta revisar las paginas económicas de El Mercurio para constatar que el crecimiento económico se da fundamentalmente por la venta de materias primas por un lado y por el otro por la llegada de grandes inversiones que alcanzan cifras superiores a los 20.000 millones de dólares al año y que sigue aumentando cada año, en la medida que Chile se transforma en un paraíso especulativo llegando a estar entre los primeros 20 países en el mundo con mayor inversión extranjera. Además del robo extractivo, los grupos económicos dominantes realizan un segundo robo por la usura, en la que no sólo participan a través de los grandes bancos, financieras y aseguradoras, sino también y fundamentalmente por las propias casas comerciales o retails cuya mayor ganancia la obtienen mediante el crédito con tasas de interés usureras de tal manera que lo ganado por la usura (robo) supera largamente la ganancia obtenida por la compra y venta de sus artículos. En cifras del año 2009 el crédito por tarjetas de plástico llegó a 17 mil millones de dólares de los cuales solo 5000 millones corresponden a tarjetas bancarias y el resto:12000 millones de dólares corresponden a tarjetas de las grandes tiendas comerciales .

Un tercer robo es el que se produce cuando los principales sectores económicos hacen uso y abuso de los fondos de pensión que pertenecen a todos los trabajadores.

.. El nuevo modelo económico va aparejado de un severo control ideológico impuesto sobre la población,lo que entre otros efectos , produce que se instalen artificialmente “nuevas necesidades” sustentadas en un arribismo, producto de una propaganda permanente, que lleva a un consumo enfermizo ,especialmente de productos basura , lo que compromete al conjunto de la población ( Rafael Agasino)

Este nuevo modelo ha construido un Chile con de los índices más altos de desigualdad a nivel mundial donde el 83% de los trabajadores ganan menos de 400000 pesos mensuales y donde el 1% de la población más rica gana al equivalente a todo el gasto publico fiscal.

Pensamos que nuestra lucha no sólo debe apuntar a un mejor salario debe ir contra el fetichismo de querer cosas superfluas y como trabajadores debiéramos dar una gran lucha para volver a instalar como “necesidades” las necesidades educativas, de salud, de cultura de deporte de recreación.

Si fuésemos capaces de disminuir el consumo basura y de disminuir nuestro endeudamiento daríamos un feroz golpe a los bolsillos de la clase dominante. A estas demandas debiéramos sumar la recuperación de las riquezas básicas y la devolución de los fondos de pensión a los trabajadores. Esto solo es posible de conseguir a partir de nuevos espacios de participación, donde se encuentren los trabajadores, los jóvenes ,los pobladores, las minorías oprimidas. Ese lugar le damos el nombre de asambleas populares.

Los procesos electorales s recientes, si bien dejaron una estela de divorcios al interior de la derecha, no lograron expresar, a pesar del alto grado de abstención, el rechazo de la mayoría, al modelo económico vigente. Y el resultado electoral está lejos de conseguir cambios significativos en el modelo económico.

Las principales declaraciones de los máximos dirigentes de las corporaciones económicas patronales, revelan su satisfacción por el triunfo de Bachelet. Ellos se saben poseedores de un poder político de facto ,ya que es a este nivel , a nivel de las grandes corporaciones económicas ,donde se toman las grandes decisiones políticas que posteriormente son “legalizadas” por la institucionalidad vigente y el gobierno de turno Para impedir un reventón que pueda colocar en peligro la institucionalidad existe acuerdo para que este nuevo gobierno realice algunas reformas que afecten la salud y la educación y una moderada reforma tributaria dejando intacto al poder financiero expresado en los bancos y grandes financieras, el proyecto minero en manos de grandes trasnacionales y el negocio del retail .

Por el lado de la izquierda un porcentaje importante se abstuvo en las últimas elecciones y el sector que participó no fue capaz de captar el apoyo de la población, como tampoco fue capaz de instalar una idea fuerza, que ayudara a sumar, a confluir en un proceso de unidad. Lo cierto es que se instaló una falsa disputa entre los que participaban y los que no participaban en las elecciones ,elevándolo a una categoría de principios .Esta división sin duda no ayuda al conjunto del pueblo y solo facilitó a los sectores más derechistas del campo popular que vieron fortalecer sus posiciones reformistas.

Sin embargo debemos constatar que efectivamente se instalan al interior del campo popular dos concepciones distintas:
Por un lado tenemos la concepción clásica de la izquierda, presente en los últimos 100 años la cual plantea una diferencia entre lo político y lo social, dejando la propuesta política para que se desarrolle al interior del estado y la apuesta social se desplaza a tareas fundamentalmente reivindicativas y peticionistas en dirección al Estado. En este contexto su táctica ha sido intentar tomar posesión de la totalidad o parte del estado ,de la totalidad o de parte de la institucionalidad y del gobierno central como de los gobiernos municipales.
Sabiendo esta izquierda que la actual institucionalidad ,impuesta por la dictadura y mantenida por los gobiernos civiles posteriores, solo favorece a los dueños del poder económico, levantan la consigna de mejorar las leyes que regulan los procesos eleccionarios: modificar la institucionalidad a través de una nueva constitución ya sea por medio de un proceso constituyente encerrado en la actual institucionalidad o en una asamblea constituyente., sabiendo que mientras la correlación de fuerzas globales sean adversas al pueblo y los trabajadores, las clases dominantes no entregaran soberanía al conjunto del pueblo.

Por otro lado vemos fortalecerse una expresión del movimiento popular donde el propio pueblo en forma independiente de la institucionalidad adquiere mayor protagonismo, que rompe con la matriz ideológica que postula que la política solo se puede hacer al interior del Estado, sino que intenta recuperar su soberanía en los espacios que le son propios, en sus lugares de trabajo y producción ,en sus lugares de estudio y en sus espacios donde vive .

.Este sector del movimiento popular ,hasta hace poco tiempo disperso ,atomizado y muchas veces mas preocupado de pelearse entre si ,ha dado un paso significativo a construir los primeros espacios de unidad en la iniciativa de TODOS SOMOS ASAMBLEAS ,iniciativa que se ha visto fortalecida después de los encuentros de San Antonio y Renca.

Los diferentes sectores agrupados en asambleas ,coordinadoras ,escuelas populares ,bibliotecas populares ,colectivos ,etc. hemos levantado la mirada y nos hemos dado cuenta que existen las condiciones para acuerdos sólidos y avances importantes por parte del conjunto del pueblo .Frente a la crisis o fracaso de la institucionalidad vigente, hombres y mujeres ,los trabajadores y los desempleados, los pobladores y estudiantes ,las mayorías y las minorías viejos y niños se están organizando de UNA MANERA DIFERENTE como queriendo o pretendiendo recuperar su identidad hoy día enajenada.

La autonomía con respecto a la institucionalidad, la autodeterminación, la auto convocatoria, la autogestión sustituyen las viejas mediaciones institucionales presentes al interior del Estado.

Al mismo tiempo que se mantienen las políticas reivindicativas locales nacionales, se generan una serie de iniciativas donde el pueblo deja de mirar al Estado y al Gobierno para transformarse en poder ejecutor, en autogestión y PODER COMUNITARIO. Hemos visto que centrar nuestro trabajo a solo movilizaciones y marchas el resultado dura un instante.

La pregunta que debemos saber responder es como prolongar a lo largo del tiempo la rebeldía de todo un pueblo, como transformamos ese instante en un proceso continuo.

Los compañeros y compañeras de Freirina nos dan en parte la respuesta a través de una organización permanente de una asamblea permanente y el encuentro nacional de Asambleas realizado en San Antonio con más de 300 participantes nos entrega el mandato de multiplicar y fortalecer las asambleas populares, territoriales ,de coordinarlas por comuna por región por zonas y a nivel nacional ,lo que queda ratificado en el reciente encuentro metropolitano de asambleas y organizaciones populares realizado en Renca. En este contexto les cabe un rol del primer orden a las asambleas ya constituidas y a todos nosotros como actores de esas asambleas.

La coordinación nacional de asambleas abre en concreto la oportunidad de construir un espacio articulador de una parte importante del tejido social movilizado deja abierto el camino para construir un proyecto potente, que debemos trabajarlo desde Arica a Punta Arenas.

Los ejes centrales donde apoyarnos deben estar sustentados en la dinámica concreta demostrada por los compañeros de Freirina y en la experiencia de Aysén, de Caimanes a lo cual debemos agregar la experiencia más modesta del resto de las asambleas y demás organizaciones populares.

Al calor de la construcción de esta coordinación debemos ser capaces de levantar una plataforma mínima que coloque en primer lugar la participación popular en el contexto de inicio del Proyecto Popular. Nuestras publicaciones, nuestras páginas web, y nuestro proyecto de radio, nuestras acciones de agitación y propaganda , deben estar al servicio del movimiento de asambleas.

Debemos impedir que las asambleas se burocraticen o se enreden en los aspectos institucionales. Debemos estar atentos para levantar las propuestas junto a movilizaciones concretas, implementando diversas formas de lucha en concordancia con nuestras fuerzas.

Debemos discutir la posibilidad de construir asambleas temáticas independientes o construidas al interior de una asamblea madre para discutir a nivel de la comunidad temas como Salud, educación y Medio ambiente, trabajo y explotación laboral , con posturas y soluciones concretas apoyadas por grandes movilizaciones.

La situación actual nos exige recuperar la utopía, siendo abiertos, libertarios, marxistas, dialécticos, críticos y pensantes. Hemos aprendido que es necesario actuar aquí y ahora a partir de una voluntad colectiva que se inicia con una profunda transformación del individuo, con una revolución al interior de nosotros mismos.

.Nuestra tarea debe apuntar a que el conjunto del pueblo, a través del camino de construir poder paralelo y autónomo a la institucionalidad fortalezca sus posiciones.

-Empezar por realizar una sistematización de lo que se ha logrado y fundamentalmente de lo que no se ha hecho, conocer nuestras debilidades y fortalezas, realizar un estudio diagnóstico de cada territorio en que nos encontramos. Cada asamblea debiera tener un levantamiento territorial, que considere todos los aspectos como población distribución, características del territorio., presencia de proyectos económicos, culturales, organizaciones sociales, grados de movilización, planes gubernamentales ,elementos represivos ,.respuesta y movilización popular etc.

-Especificar ejes de desarrollo. Donde priorizamos el trabajo y con quienes. Continuar con planes de reivindicaciones más sentidas unidos a movilizaciones y grados ascendentes de lucha del conjunto de la población.

-Especial atención debemos prestarle a las necesidades básicas como alimentación ,para lo cual debemos impulsar los centros populares de abastecimiento donde se concretice la relación directa entre el productor y el consumidor, bajo el control de la comunidad.

-Atender los problemas de salud. Ser capaces de levantar una propuesta popular de salud, impulsando en primer lugar la educación masiva a través de formación de monitores que sean capaces de capacitar al conjunto de la población con conocimientos básicos que les permitan solucionar problemas sencillos. Bajo el concepto de CONTROL COMUNITARIO ,tomar el control en tares de prevención y educación al mismo tiempo de exigir salud pública ,gratuita y de calidad.

-Estar atentos y tener una participación permanente para fortalecer las reivindicaciones educacionales donde el sector estudiantil especialmente a nivel secundarios tiene propuestas muy serias. Multiplicar el ejemplo de las escuelas populares con control comunitario.

-Mejorar nuestro trabajo en el mundo de los trabajadores y especialmente en el área sindical apuntando a la incorporación de los trabajadores a las asambleas territoriales.

Debemos estrechar las relaciones con organizaciones sindicales con las cuales hemos mantenido una relación lejana, donde podamos encontrarnos en políticas que apuntan fundamentalmente por la organización autónoma, pero al mismo tiempo debiéramos como asambleas darnos la tarea de construir sindicatos, considerando que el 90% de los trabajadores no se encuentra sindicalizado.

El TODOS SOMOS ASAMBLEAS debe estar presente en todas las organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles donde debemos estar preparados para asumir mayores responsabilidades.

El pueblo oprimido es uno solo, a pesar de su diversidad y hoy se abre la oportunidad histórica para concretar la unidad, diferenciándonos de un reformismo que cada día se mimetiza más con el sistema capitalista, del mismo modo que debemos marcar nuestras diferencias con un ideologismo dogmático y arrogante que sólo nos puede conducir a nuevas derrotas.

Si nos damos cuenta de la envergadura de los futuros problemas la tarea de los revolucionarios es doblemente compleja y hace necesario realizar el esfuerzo por concentrarse en los objetivos históricos y la necesidad de construir una amplia alianza socio cultural que empieza en lo local pero que debe tener como estrategia una dimensión continental y universal ,capaz de reemplazar al capitalismo no solo en el contexto de desplazar la propiedad de los medios de producción, sino en el plano de la transformación profunda de la condición humana ,capaz de construir una nueva sociedad sustentada en nuevas necesidades ,en nuevas relaciones entre los seres humanos y en nuevas relaciones entre los seres humanos y la naturaleza.

Debemos aprender de los jóvenes, de los más jóvenes entre los jóvenes que sin duda nos han dado repetidas lecciones de audacia y de buen juicio. Debemos aprender de nuestras raíces, de nuestros ancestros, del heroico pueblo mapuche que con dignidad y coraje se ha enfrentado a sus usurpadores por más de 500 años. Aprender de los que lucharon por nuestra independencia como también de los que lucharon contra la dictadura.

Debemos aprender de los pueblos como Aysén, Magallanes y Freirina que llevaron adelante verdaderas rebeliones populares con la incorporación de las grandes masas, que fueron capaces de quitarle la máscara a todas las ficciones jurídicas y a todas las apariencias cosificadas del mercado, que pasaron por encima de las instituciones y sus autoridades las cuales demostraron su ineficiencia al igual que los aparatos represivos que fueron en muchas ocasiones puntualmente derrotados.

Hemos tenido la suerte de compartir esos instantes de libertad donde el abuelo y el niño la anciana y la muchacha .defienden ,su barricada ,haciendo retroceder a las fuerzas represivas ,cuando el pueblo se apropia de la ciudad, de sus grandes avenidas ,de sus plazas de sus calles de sus puentes…

Aunque algunos intenten minimizar, e incluso olvidar lo sucedido lo cierto es que esos acontecimientos se vivieron y su actor principal fue el propio pueblo y sin duda marca un hito en el proyecto popular que se construye día a día en cada espacio donde esta presente el pueblo.

En todos estos aprendizajes encontramos el denominador común de la iniciativa humana, radical e intransigente.
Para nosotros el proyecto Popular es la fórmula que articula pluralidades, es el hilo que arma el collar unitario de los sectores y grupos, hoy día, dispersos.

El proyecto Popular es totalmente antagónico al oportunismo que construye sus fuerzas a partir del clientelismo y del paternalismo. El poder popular es el proceso a través del cual los lugares de vida (vivienda, trabajo, estudio, recreación) de los sectores oprimidos y explotados se transforman en Célula constituyente de un poder alternativo, liberador, que hoy le permite ganar posiciones y modificar la correlación de fuerzas. Y que mañana será el control y el sustento de la nueva sociedad.

Lo empezamos a construir aquí y ahora en un proyecto de fortalecimiento material e ideológico del conjunto del pueblo, hasta adquirir la capacidad para llevar adelante las transformaciones profundas del sistema. Especial atención colocamos en los recientes hechos acaecidos en Freirina donde un pequeño número de habitantes ha sido capaz de enfrentar y vencer a uno de los consorcios más poderosos del país ,al mismo tiempo que al calor de la lucha ha sido capaz de construir una organización donde gran parte del pueblo asume deberes y responsabilidades. Si consideramos que Freirina es una localidad pequeña el conjunto de los trabajadores y el pueblo, desde Arica a Magallanes, debemos estar atentos porque los dueños de Agrosouper están preparando una contra ofensiva que el conjunto del pueblo organizado debe ser capaz nuevamente de derrotar.

Para dar el salto cualitativo, se hace imprescindible unir a los sectores dispersos, ampliando los horizontes, y juntos leer correctamente la realidad concreta y sobre ella actuar para modificarla.

Por sobre todo debemos ser humildes y solidarios. Terminar con un sectarismo lleno de recriminaciones odiosas, para dar paso a un proceso de cooperación entre todos, dejando de lado pequeñas identidades para enfocarnos en una identidad mayor que logre aglutinar al conjunto y a la mayoría del pueblo.

Debemos perfeccionar nuestros encuentros y nuestros métodos, los que además de transparentes deben ser eficientes y por sobre todo debemos defender lo construido especialmente aquellas experiencias como Freirina que constituyen un ejemplo para todos nosotros.

Estamos convencidos que la organización en asamblea permanente, es el proyecto concreto que permite la construcción de las fuerzas, la suma y los acuerdos de la organización popular.

Este año 2014 debe ser el año de construcción de la unidad del pueblo detrás de un programa y de una ruta estratégica que apunte a la construcción de una nueva sociedad.

www.todossomosasamblea.cl

Artículo publicado en Declaraciones y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.