El prontuario del hombre del senador Rossi para la Intendencia de Tarapacá

 Aunque con retraso de algunas horas, publicamos este artículo llegado a piensaChile la mañana de hoy. Decimos “retraso”, porque el candidato de Rossi ya es intendente. “Retraso” entre comillas, pues el autor trata de que la gente de Bachelet le escuche y no nombre intendente a un personaje sumariado en la Dirección de Vialidad. La conclusión final de ese Sumario, en la página 38, , es lapidaria para este dirigente político: «Por todo lo anteriormente expuesto, Mitchel Cartes Tamayo, ha quebrantado sistemáticamente las funciones a él encomendadas. Por lo que amerita las más drásticas sanciones que estima el Estatuto Administrativo, pero a su vez, por el cúmulo de acciones que dañan al patrimonio fiscal y deterioran la imagen y credibilidad del servicio público frente a la sociedad». Pero Bachelet, jefa de la Nueva Pillería,  decide “poner al gato a cuidar la carnicería”. Quienes creyeron, y la apoyaron, que esta vez todo sería diferente, se equivocaron y pasaran a ser corresponsables de lo que ya está ocurriendo, aunque todavía no asumen el gobierno.
La Redacción de piensaChile

Los «Chanchullos» de Mitchel Cartes en la Dirección de Vialidad de Tarapacá

31.12.2014
¿Será cuestión de minutos, de algunas horas?, ciertamente de no más de un par de días, pero un hombre que defraudó descaradamente los caudales públicos de la Primera Región, podría llegar a ser su intendente. «Cosas de fúrbol» diría mi padre, cosas de la insoportable sinvergüencería  ya intrínseca de las élites iquiqueñas, diría mi niña, demasiado aficionada a la protesta. Desde que me acuerdo de la luz, que seguí a mi padre… pero la indignación de este nuevo espolonazo a lo más básico de la ética humana, me pone junto a la resistencia de mi hija. Los viejos corruptos de la política vienen con los colmillos más afilados y la consciencia más floja. Un hombre enjuiciado por embolsicarse las platas de todos los chilenos, es la carta de un senador socialista de la República, para dirigir nuestros destinos. ¡Puta que nos hace falta el «Chicho»!

Este 23 de enero, la Dirección de Vialidad, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, concluyó un sumario en contra de Mitchel Cartes Tamayo, en el que se resuelve que el funcionario incurrió en graves irregularidades en la adjudicación y seguimiento de un millonario contrato, de casi 1500 millones de pesos, para mejoramiento vial, lo que significó una importante pérdida de caudales públicos. Cartes en ese momento se desempeñaba como Inspector Fiscal de Conservación, en la Dirección de Vialidad Regional de Tarapacá. Cartes se sentía seguro y a sus anchas en Vialidad, de hecho había sido Director Regional en la pasada administración concertacionista y después se volvió muy cercano a las nuevas autoridades, nuevos tiempos, nuevos amigos. Pero su poderosa red de apoyo, que llega incluso al senador  Rossi, no impidió que sus chanchullos salieran a la luz. Y, como frente a un naufragio, Cartes renunció sorpresivamente a su cargo cuando comenzó la investigación, no dejando registro o bitácora alguna de su trabajo, lo que es su obligación legal. «Simplemente, se arrancó», sostiene uno de sus cercanos.

El fiscal Juan Valencia Campos, una vez terminada la investigación, formuló una larga lista de cargos contra el potencial intendente Cartes, «socialista de militancia, ‘sociolisto’ por vocación», señala la misma fuente. Entre los cargos en su contra, destacan: «Mentir para justificar las ampliaciones de obras en los contratos»; «Reaccionar tardíamente frente a fallas de proyectos y evaluar como Orden de Ejecución Inmediata, las obras que no correspondían a Urgencias»; la vulneración «reiterada», de todos los «decretos nacionales e instructivos», relativos a la fiscalización de este tipo de obras; o la «falta de cumplimientos que le corresponden en función de su cargo». La conclusión final, que aparece en la página 38 del sumario, es lapidaria para este dirigente político: «Por todo lo anteriormente expuesto, Mitchel Cartes Tamayo, ha quebrantado sistemáticamente las funciones a él encomendadas. Por lo que amerita las más drásticas sanciones que estima el Estatuto Administrativo, pero a su vez, por el cúmulo de acciones que dañan al patrimonio fiscal y deterioran la imagen y credibilidad del servicio público frente a la sociedad».

El cuestionado proyecto, es la adjudicación del contrato para la «Conservación Periódica Ruta A- 45. 0,0 al 43,0, Cruce Ruta 5- Cuesta Calatambo, Provincia del Tamarugal, Región de Tarapacá». Las irregularidades en la concreción de esta licitación comenzaron incluso antes del inicio de las obras, con un retraso de 29 días, que por reglamento hubiera supuesto el fin del contrato y sin embargo, Cartes, el encargado de la fiscalización del proyecto, ni siquiera les cursó una multa. Los hechos suman y siguen, desde planeamiento de obras que no se necesitaban y la no realización de otras que sí eran urgentes, informes de avances fraudulentos que supusieron el adelante de pagos de manera irregular. De muestra un sólo dato, la empresa afirmó la instalación de una carpeta asfáltica, por un mayor kilometraje del que tenía la propia ruta. Todo lo cual está sólidamente comprobado y fundamentado en el sumario.

¿Por qué el señor Cartes fue, en la práctica, cómplice de esta millonaria defraudación fiscal?, las opciones son dos: o una increíble incapacidad profesional, por parte de este ingeniero civil con años en vialidad, o derechamente una colusión con esta empresa para apropiarse de platas que son de todos los chilenos. Por lo pronto, no habla bien de su probidad y responsabilidad, que haya renunciado a su cargo, entre gallos y medianoche, sin dejar un Libro de Obras, con los antecedentes de ésta y otros proyectos que debía supervisar. Es por estos antecedentes que sorprende, a la vez que indigna, que un hombre que debe responder por sus irregulares actividades en el aparato público, hoy sea un nombre para ocupar la principal responsabilidad política en esta región. Su padrino político, el Senador Rossi, ¿sabrá de esta situación?, de no saberlo, resulta indispensable un llamado a tener mayor rigurosidad en impulsar operaciones que impactan a más de 300 mil tarapaqueños. Si el honorable sabía esta situación e impulsa igualmente las aspiraciones políticas de su compinche Cartes… es ya otra historia.

No sé dónde termina la izquierda, y si me aprietan, ni siquiera tengo totalmente claro lo que este concepto de fines del siglo XVIII, significa en las albores del siglo XXI. Pero sí creo saber algo, el primer escalón a subir para un hombre que se supone apuesta por hacer de este sucio mundo un lugar mejor, que cree en la justicia, en la igualdad, que busca la felicidad del ser humano, para quien dice ofrecer  ese compromiso de vida… «lo más primero» -como diría mi compadre Newton, tan bueno pa’ los combos, como malo con las palabras-  es ser probo. La primera revolución es la de la dignidad y la ética. El primer compromiso de quien participa en política es servir y no «servirse». Requisitos mínimos que el señor Cartes no cumple. ¿Habrá esperanza para Tarapacá?… claro que sí, la dialéctica de las dos D’s: más Decencia y más Democracia.

NdR piensaChile: Si le interesó el tema. le recomendamos leer: Directiva comunal del PS Providencia ofrece cupos en nuevos Ministerios

02.02.2014, 22:13 horas: Texto del sumario a Mitchel Cartes, el nominado Intendente de Tarapacá

Artículo publicado en Denuncia y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.