Sobre las tal llamadas «votaciones electrónicas simbólicas» para los ciudadanos chilenos en el extranjero

En diciembre del año 2005 se realizó una encuesta de preferencias políticas de los ciudadanos residentes en el extranjero bajo el pretexto de una «votación simbólica» que incluía a los candidatos presidenciales de la época.

En dicha «votación simbólica» participaron 26.912 ciudadanos chilenos residentes en el exterior –mayoritariamente residentes en Argentina, donde «votaron» 25.205 compatriotas. Es decir, un 93.66% de quienes se sometieron al sondeo en cuestión residía en Argentina.

Redondeado el número de participantes de 26.912 a 27.000 y considerando que los ciudadanos residentes en el extranjero son por lo menos unos 800.000, la muestra obtenida corresponde al 0.033% de estos 800.000.

La muestra obtenida carece de toda significación estadística y no permite conclusión alguna.

Con todo, quienes llevaron a cabo el sondeo de marras, sacaron las siguientes conclusiones, entre otras:

1.- El resultado de este sondeo de opinión evidencia determinadas tendencias u orientaciones políticas de los chilenos radicados en el extranjero, con una clara mayoría de centro, 54,3% (Bachelet). Un 23,6% de izquierda (Hirsch) y una derecha (Piñera y Lavín) con el 22,1%. Este resultado contrasta con los de la elección presidencial en Chile, donde el centro obtuvo 45,95% (Bachelet), la izquierda 5,4% (Hirsch) y la derecha 48,6% (Piñera y Lavín).

2.- Estas tendencias u orientaciones políticas de los chilenos residentes en el exterior – desfavorables en las proyecciones políticas del gobierno y la oposición – son el argumento por el que la clase política posterga el debate y no legisla para que los chilenos puedan profesar sus derechos ciudadanos en el extranjero, cercenándoles el ejercicio soberano de elegir a sus representantes y excluyéndolos de los destinos de la Patria que los vio nacer. [Énfasis agregado.]

Aunque la muestra no permite inferir estas conclusiones respecto al universo total de ciudadanos chilenos residentes en el extranjero dada su falta de validez estadística (un 0.033%) y respecto a los residentes en Argentina tales conclusiones son cuestionables pues no se incluye el universo total de ciudadanos chilenos residentes en dicho país, la segunda «conclusión» –más propiamente hablando, «intuición»– apunta precisamente a la gran traba que impide la regulación del ejercicio del voto chileno desde el extranjero sin condiciones ni restricciones.

En otros términos, «mostrar las cartas» en encuestas encubiertas bajo un llamado a «votaciones simbólicas» que concitan entusiasmo bajo las apariencias de una falsa participación ciudadana, sólo daña la causa del voto chileno desde el extranjero.

Personalmente no voy a participar en ninguna «votación simbólica» que perjudique directa o indirectamente la causa del ejercicio del derecho a voto desde el extranjero sin condiciones ni restricciones. Mucho menos, promoverla de ninguna manera. Por el contrario, lo que corresponde es oponerse y denunciar cualquier intento de sondear las tendencias electorales de los ciudadanos residentes en el exterior, particularmente dado que el ejercicio de dicho derecho está pendiente de legislación.

A continuación incluyo (sin editar) algunas opinions en contra de la “votación electronica simbólica” organizada para los chilenos en el extranjero desde el interior de Chile. La fuente es el sitio Facebook de «Haz tu voto volar!»

Álvaro M. Saavedra Jeno: Diría que lo peor es que a través de esta forma los políticos saben qué preferencia existe en el extranjero, para después usar estas estadísticas como un instrumento político para aceptar o dennegar el voto en el extranjero.

Álvaro M. Saavedra Jeno: NO me gusta. Simbolismos es para dejarnos callados.

Carmen Abarca: Ridículo!! No voten nada!!! Es para probar tendencias de los que estamos fuera del país!!

Clau Godoy Lira: Por favor no voten simbolicamente!!…es un error, estaran politizando un derecho civico…..

Clau Godoy Lira: porfa no lo hagan, eso podria afectar el apoyo de la votacion en elextranjerro, se politizara.

Eugenia Brignardello: aunque pienso que es bueno seguir con una agrupacion no estoy para nada de acuerdo en votar simbolicamente… para que?

Isita Acuña: no me parece que haya que entregar esa info si el voto no va a servir, es un mero estudio de mercado.

Karolyn Egaña: no, no,y no!

Katia Cerezo: Asi somos » simbolicamente chilenos»…

Marcia Hernandez: Yo no votare simbólicamente, vale o no nuestro voto, o acaso hemos dejado de ser Chilenos?

Marcia Segura Gacitua: No me gusta la idea de votar así , nos siguen vulnerando el derecho universal que es votar como cualquier otro chileno, nos están viendo como «chilenos de segunda clase» , me cargaaaa , se ríen de nosotros, somos TODOS CHILENOS aunque no les guste !!! No me interesa dar mi voto al aire !!!

Pedro Penaloza: Aparte de ser un estudio de mercado , … detrâs de Fundaciôn Democracia y Desarrollo estâ Ricardo Lagos…

Pedro Penaloza: El voto simbôlico es una farsa inaceptable. Es como «lanzar al viento» el esfuerzo realizado y resiignarse a la derrota. A continuar denunciando hasta que nuestro derecho sea respetado.

N.B. La fuente incluye varios “me gusta” que no explican por qué y sólo dos opinions explícitas a favor:

Claudia Galdames: Yo quiero votar…. seguro que hay intereses creados pero me da lo mismo siempre es así, lo que me interesa es que saldrá una votación y a mí me gustaría verla….QUEREMOS VOTAR, QUEREMOS VOTAR!

Rodri Ola: Hay que participar! Es un estudio, pero no todo es mercado.

***

Germán F. Westphal, Ph.D.
Baltimore, Maryland, EE.UU.

 

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.